Secciones
Citricultura

El Sindicato de la Fruta cuestionó el "tractorazo"

El dirigente del gremio, Alcides Camejo, dijo que "los empresarios quieren pagar lo menos que pueden y por eso tenemos que actuar"

Domingo 31 de Marzo de 2019

En el transcurso de la semana, un grupo de citricultores realizaron un "tractorazo" en reclamo por las inspecciones y exigencias de mejores condiciones laborales. La marcha comenzó dirigiéndose hacia Tribunales, luego hacia la oficina del Ministerio del Trabajo, para culminar frente al edificio municipal de Chajarí.
El disparador del "tractorazo" del jueves fueron las inspecciones laborales, realizadas por parte del Ministerio de Trabajo, en varias quintas del Departamento Federación. En pleno cierre de zafra, los productores decidieron exteriorizar su situación con la manifestación en cuestión.

No obstante, desde el sector gremial salieron a respaldar la acción llevada a cabo por parte del Ministerio, ya que entienden que es la única manera de acompañar y proteger al trabajador. El secretario general del Sindicato de la Fruta de Concordia, Alcides Camejo junto al abogado del mismo Martín Centurión indicaron los pormenores en LT 15 Radio del Litoral.
"Otra vez volvimos a sufrir un apriete de estos cictricultores, que durante décadas vinieron haciendo lo mismo. Tengo 52 años y hace 40 años estoy ligado al trabajo de la fruta, conozco desde plantar un árbol hasta empacar la fruta para que se vaya a exportación. Estos señores del norte de Entre Ríos y el sur de Corrientes no quieren que los vayan a inspeccionar. Quieren pagar lo menos que pueden, y es por eso que nosotros tenemos que actuar. La familia del trabajador también se enferma, necesita de su obra social y que lo atiendan como debe ser", dijo Camejo.
El sindicalista precisó que el gremio le solicitó al Ministerio de Trabajo de la Provincia que actúe en función de revisar los derechos de los trabajadores. "Nosotros estamos pidiendo que se detecte el trabajo en negro, que hoy por hoy es prácticamente el 100% en el norte de Entre Ríos. Los empresarios no quieren pagar nada de nada. No solo hablamos de la zona de Chajarí, sino también de Concordia", precisó. En tanto que Centurión agregó: "Estamos tomando medidas y (los empresarios) los apretaron a los inspectores y al personal del sindicato que fue a acompañar. Acá no hay un apriete del gobierno, sino que hay una necesidad de los trabajadores".
El abogado Centurión comentó: "Este año nos propusimos empezar a trabajar enfocados en distintas estrategias, para poder ver de revertir el trabajo en negro. Entre los números que hacíamos, el trabajo en negro está un 400% por encima del trabajo registrado. Es grave la situación porque al no tener los aportes en la Obra Social, a la hora de que cualquier afiliado necesite las prestaciones del servicio, la Obra Social no cuenta con recursos".
Camejo sostuvo que el sector cuenta con un número reducido de trabajadores con aportes. "El presidente de la Fecier, Ariel Panozzo Galmarello dijo que había 20.000 trabajadores que tenían que estar registrados, cuando en realidad hay 100.000 personas relacionadas al sector y hoy no tenemos ni 10.000 registrados. Y solo tenemos 5.000 con los aportes", contó.
Contratados
Las distintas producciones que tiene la región de Salto Grande permiten que una masa de trabajadores tengan la posibilidad de buscar su sustento por temporada, de acuerdo a la fruta de estación. Consultado si estas personas cuentan con un contrato determinado, Camejo fue taxativo.
"Eso es una avivada porque querían que firme esa flexibilización laboral. Eso significa firmar algo a las espaldas de los trabajadores y venderlos. Un empresario viene y paga lo menos posible. Queremos que se pueda penalizar a través de una multa en el Ministerio de Trabajo y que le hagan los aportes a los trabajadores", indicó.
El sindicalista enumeró que muchas veces son los familiares quienes padecen la falta de aportes. "Hemos tenido un ejemplo de una señora que se mató en una quinta por volcar un camión, los empresarios tratan de arreglar un dinero por afuera con los familiares y darles lo menos que puedan. Y ellos mismos le dice '¿para qué van a aportar al sindicato?', pero cuando se le enferma un familiar les dicen que vayan a la obra social y los enredan a los trabajadores", manifestó.
Para finalizar, Centurión sostuvo: "Es importante que los trabajadores sepan que nosotros estamos trabajando. Ellos se ven como personas afectadas, porque en un determinado momento necesitan comprar un remedio y no lo pueden tener, pero cuando ves el aporte de 150 pesos que le hace su jefe es inviable para cualquier caja. Queremos revertir esta situación".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});