Recortes
Lunes 30 de Julio de 2018

El recorte de asignaciones reduce los salarios y quita más dinero al consumo

El beneficio para los más de 100.000 trabajadores registrados perceptores moviliza alrededor de 100 millones de pesos por mes en la provincia

En el marco del ajuste y recortes, los trabajadores nuevamente resultan perjudicados por una decisión del gobierno nacional. Si bien no alcanza a todos, la medida dispuesta por decreto del presidente Mauricio Macri representará en los hechos una baja del salario de los afectados.
La norma impuso una adecuación del límite máximo de ingresos para determinar el cobro de las asignaciones familiares, y a la vez, eliminó los beneficios que alcanzaban a provincias de la Patagonia y del norte del país. Y se adoptó siguiendo los lineamientos del compromiso asumido en el acuerdo stand by firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Se achicó el techo o tope máximo de ingresos aplicables a los beneficiarios de asignaciones familiares, que bajó de 94.786 pesos actuales –brutos, incluyendo todos los conceptos e incluso aguinaldo– a 83.917 pesos. Además, la nueva normativa aclaró que si uno de los integrantes del grupo familiar tuviera un ingreso bruto superior a los 41.959 pesos quedará excluido del cobro de las asignaciones.
Antes, el salario máximo para un integrante era de 47.393 pesos.
La resolución, que significará una rebaja del salario de bolsillo, afectará a parte de los 6.849.018 trabajadores que recibían el beneficio en todo el país, según datos del Ministerio de Trabajo de la Nación de diciembre de 2017. En Entre Ríos, el sistema cubre a casi 110.000 trabajadores titulares de prestaciones del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y de la Prestación por Desempleo. Por esos conceptos, se vuelcan en la provincia casi 100 millones de pesos por mes, según las últimas estadísticas difundidas. Una parte de ese volumen ahora será recortado; resulta dinero que no se inyectará en el consumo local.
La nueva escala fijó que para sueldos hasta 24.492 pesos, se pagará por hijo 1.578; hasta ingresos de 35.922 pesos, se abonará 1.063 pesos; hasta 41.473 pesos, 640 pesos; y hasta 83.917, 328 pesos.
Si bien, en el decreto 702/2018 se aclara que los nuevos límites "no resultan aplicables para la determinación del valor de la asignación por maternidad", ni para los beneficiarios de la prestación por desempleo, el impacto de la medida es alto.

En otras zonas
El decreto eliminó los beneficios extra que alcanzaban a más de 100.000 chicos de provincias de la Patagonia y algunas zonas del norte, que cobraban más que el resto del país.
Según la norma decidida por Macri, desde septiembre a los trabajadores en relación de dependencia del interior se les ajustará las asignaciones familiares en hasta un 53% del monto que recibían. Se estima que con esa medida el gobierno se ahorrará 9.800 millones anuales.
Hasta ahora, el país estaba dividido en cuatro zonas, con un régimen diferencial de la seguridad social. El salario por hijo podía pasar de 1.578 pesos en la mayoría de las provincias, y llegar a 3.155 o 3.407 pesos para otros distritos. Ello se relacionaba al costo de vida más elevado en determinadas regiones del país, por condiciones desfavorables de vida. Por la medida resultaron afectados los trabajadores registrados de Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y departamentos de Formosa, Mendoza, Catamarca, Jujuy y Salta.

Comentarios