Secciones
La Provincia

El proyecto tecnológico que sirve para crear más trabajo

Una empresa brinda servicios digitales de alta calidad al mundo corporativo “empoderando a mujeres y jóvenes de sectores postergados, generando oportunidades desde  su territorio”

Miércoles 19 de Noviembre de 2014

Federico Seineldín es el director de la empresa Globant (dedicada a la informática y el desarrollo de software); de la ONG Moverse (organización que reúne a empresas de cualquier rubro y tamaño interesadas en gestionar sus negocios responsablemente) y cofundador del espacio de innovación Njambre. Con estos y muchos más pergaminos disertó la semana pasada en el  Social Media Day que se realizó por primera vez en Rosario.
En su charla expuso sobre  Arbusta, el proyecto que definió como “un proveedor  de servicios digitales de alta calidad al mundo corporativo empoderando a mujeres y jóvenes de sectores postergados, formándolos y generando oportunidades de trabajo  en y desde su territorio”.
Teniendo en cuenta  que el 6,6%   de los paranaenses están desocupados según la última Encuesta Permanente de Hogares que difundió el Indec, la posibilidad de encontrar  proyectos que ofrezcan desarrollar  más y mejor trabajo, es agua en el desierto.
UNO consultó ayer a Federico vía telefónica por las ventajas de Arbusta y la importancia que puede llegar a tener dentro de la realidad socioeconómica paranaense: “Arbusta es la primera empresa de trabajo digital inclusivo, que nació en Rosario y fue cocreada desde Njambre Factoría, con un equipo fundador de referentes y profesionales con más de 40 años de experiencia acumulada en el desarrollo de empresas y outsourcing  (subcontratación) de Información Tecnológica con más de 30 años de trayectoria en iniciativas en alfabetización digital, emprendedorismo social y de negocios”.
El equipo de Arbusta que desembarca  en los barrios, se instala en un edifico que esté funcionando (puede ser un CIC, el salón vecinal o cualquier edificio que tenga Internet y lo único que reclaman a  quienes los contratan es un mobiliario en condiciones) asegura que en dos meses tienen el personal capacitado para brindar soluciones.
La empresa también se encarga, en forma permanente de vender servicios y los clientes esperan que se capaciten los nuevos trabajadores.

 

 

Pilares

 


En cuanto a los servicios que ofrecen para la capacitación, Federico,  describió cuatro pilares fundamentales: “El primero es el manejo de redes sociales (Social Media)  en donde se llevan adelante estrategias en las redes sociales y canales digitales, gestión y sostenimiento de comunidades online, planificación y cobertura digital de eventos,  monitoreo de acontecimientos en tiempo real, rastreo y contenido en medios. Otro pilar es la digitalización y transcripción de documentos, conversión a múltiples formatos y desgrabación de audios y videos en formatos de podcast, entrevistas, conferencias, focus groups o videos y el subtitulado y los subtítulos de videos. También capacitan en “Data Management” en donde buscan llegar con imágenes y videos a la mayor cantidad de gente que pertenece a un grupo determinado (Tagging), enriquecimiento de contenidos online, categorización y clasificación de bases de datos;  minería de datos y la revisión de contenidos (Moderación, Estadísticas). El pilar que más conocimientos requiere es el de  “Testing de Software” que se basa en la prueba de que si funcionan bien o no  ciertas Aplicaciones Web y Mobiles”.
Las herramienta fundamental para tomar este tipo de capacitaciones es la computadora. Las netbooks del plan Conectar Igualdad son fundamentales para que los grupos puedan trabajar y especializarse en  los trabajos del presente y el futuro. 

 

 

 

“Es de locos seguir pensando en los trabajos tradicionales”

 

 


“Es de locos seguir pensando en los trabajos tradicionales en los barrios populares. Parece que la gente solo puede seguir teniendo el oficio de carpintero, panadero o albañil. El tema es llevar otro tipo de oportunidades laborales concretas como la de estos nuevos oficios”, analizó Federico Seineldin.
Arbusta quiere un cambio concreto para comenzar a cerrar la brecha digital. Hace dos años y medio que desarrollan por un lado proyectos de alfabetización digital, emprendedorismo y desarrollo local en comunidades originarias, y en poblaciones periféricas de las ciudades de Rosario y Buenos Aires. Conformaron  seis cooperativas de recuperadores y recicladores en varias provincias y posibilitaron  la transparencia y gestión organizada de sus actividades principales.
Ahora están implementando los primeros Nodos Productivos en Rosario y en el partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires. Se generaron 11 puestos de trabajo digital independiente para personas en situación de vulnerabilidad. En total hay 19 personas trabajando en el emprendimiento que tienen 10 clientes y 15 socios aliados.
En cuanto al posible desembarco de Arbusta en Paraná o alguna ciudad entrerriana, el cofundador de Njambre, detalló: “El gobierno puede ser un buen cliente, para tener un centro productivo tenemos que tener la ayuda económica de una empresa con responsabilidad social o el interés de organizaciones barriales. Hoy es bastante sencillo tener computadores, es el menor problema. Lo difícil es tener un edificio digno, lindo; con sillas, escritorios y una buena conexión a Internet”, enumeró. 

 

 

 


Su trabajo


Federico cofundó Njambre, una factoría de innovación de impacto, donde junto a otros, visiona, experimenta, invierte y piensa nuevos modelos de organizaciones, tecnologías y economías con el fin de transformar la palabra sostenibilidad en acciones de impacto. Sueña con una nueva economía donde las empresas tengan su epicentro en atender vulnerabilidades sociales. 

 

 

 


El contexto que analizaron en Arbusta 

 

 


Según datos oficiales, en América Latina, el 25,6% se encuentra desempleado, lo que representa más de 14.000.000 de personas. Afecta a hombres en un 6.7% de la Población Económicamente Activa (PEA), mientras que en las mujeres a un 9.3% pero en el sector de menores ingresos se dispara hasta el 20%. 
La  situación se complejiza en Rosario  por ejemplo en donde el desempleo femenino es de los más altos del país y en el Gran Santa Fe representa al 33% de las mujeres menores de 30 años.
Por otro lado, las capacitaciones actuales que promueven la inclusión laboral de comunidades postergadas y desconectadas del mundo por brechas sociales, educativas, culturales, geográficas y digitales, también están desconectadas del mundo laboral. 
Así, lo que promete ser una alternativa para superar la marginalidad, al no conseguirlo, acumula frustraciones y amplía las brechas.
Mientras tanto, se pronostica que el mercado global del BPO (Business Process Outsourcing) crezca hasta el 2015 a un 5,1% anual y que el “Impact Sourcing” tenga el 11% América Latina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario