Agua Potable
Lunes 19 de Febrero de 2018

El problema de suministro de agua en Paraná podría durar varios días

Se rompió una pieza en una bomba de la Toma y piden que no se derroche. El reemplazo de la pieza podría insumir hasta seis días. Advirtieron que habrá multas para quienes derrochen. Estudian colocar medidores.

Varios barrios de Paraná sufren nuevos problemas en el suministro de agua potable. Ocurrió que se rompió parte de una de las bombas de la Toma Nueva y hubo que frenarlas a todas. La Municipalidad intervino a tiempo ante el problema, pero se resintieron las reservas. Pidieron a los paranaenses no derrochar porque arreglar la pieza rota demandará, en principio, unos seis días.

LEE MÁS: Varias zonas de Paraná afectadas por la merma en la producción de agua potable

Fue alrededor de las 15 de ayer cuando una de las bombas de la Toma dejó de funcionar. Según indicó Roberto Sabbioni, titular del Centro Integrador de Servicios Ciudadanos de Paraná, el desperfecto se encontró en un eje y habrá que cambiarlo.

"Para poder sacarlo se tuvieron que parar las bombas y eso trajo aparejado que las reservas se achiquen. Buenos, eso fue todo y se puso de nuevo en funcionamiento", explicó el funcionario. Pero enseguida aclaró que al momento se tiene menos caudal, con una disminución de entre el 13% y el 14% de lo que se tenía hasta el viernes, por lo que puede resentirse parte del suministro.

"Por lo tanto este lunes en la tornería y demorará en arreglarse la pieza rota entre cinco y seis días. Por lo tanto, la forma de resolver esta situación es que la gente tome las medidas de consumir agua como corresponde", destacó Sabbioni a UNO.


Multarán los derroches

Por otra parte el funcionario cuestionó que, mientras un sector de la ciudad no tendía agua, en campos de golf y quintas regaban el paso, y había gente lavando autos y regando sus veredas. "Estamos en problemas con el vital elemento, hay gente que no puede ni siquiera comprar un agua mineral", aseveró y agregó que "hoy la prioridad la tiene el agua para el consumo humano".


En ese sentido confirmó que se labrarán multas a infractores.



Medidores

El funcionario también consideró como solución definitiva la colocación de medidores", medida que está en estudio en Obras Sanitarias. "Es la única forma de controlar esto", manifestó a LT14.


Por último, admitió que en distintos puntos de la ciudad hay "muchas pérdidas" debido a que "al dar más presión, las cañerías viejas colapsan, hay cañerías de 100 años que revientan", concluyó.


Ayer las zonas más altas de la ciudad volvieron a sufrir la falta del suministro y con un verano que se mantiene por encima de los 30°. Los más afectados fueron San Agustín, el Kilómetro 5 y 1/2 y una parte importante del centro, entre otros.

"No es que se paralizó todo, tendremos menos agua y en esta época se gasta mucha cantidad. Esto es aparte de las roturas de cañerías que hay, y el mal uso del agua", dijo Sabbioni, y agregó: "Hoy se regaban veredas por todos lados, en las casaquintas también. Pedimos, aunque nos digan lo que nos digan, que sean solidarios, no con nosotros, sino con sus propios vecinos, que son los que sufren las consecuencias".

Para hoy esperaban novedades del arreglo de la bomba rota y poder comunicar las novedades.

Comentarios