Secciones
La Provincia

El primer secretario de la Embajada de Venezuela dio una charla en ATE

Henry Arturo Nava Parra disertó en Paraná sobre la situación actual en Venezuela de cara a las próximas elecciones y analizó la realidad política de América Latina.

Martes 31 de Julio de 2012

Henry Arturo Nava Parra es el primer secretario de la Sección Política y Social de la Embajada de Venezuela en Argentina. Estuvo en la Asociación de Trabajadores del Estado de Entre Ríos (ATE) el martes, donde dio una charla que giró sobre la situación actual en Venezuela de cara a las próximas elecciones, previendo la campaña mediática de desprestigio del presidente Hugo Chávez y de la Revolución Bolivariana. Analizó la realidad política de América Latina, el surgimiento de una nueva izquierda en el continente y el rol del nuevo sujeto político de la época: los excluidos. También opinó que en el continente hay dos modelos en pugna: el que representa a la patria y el que representa a la antipatria.

Representantes del Consejo Directivo Provincial de ATE y de distintas organizaciones sindicales, sociales y políticas acudieron a la sede de ATE, en Colón 59 en Paraná, para escuchar y debatir con Nava Parra. El auditorio, integrado por miembros de ATE, representantes de la CTA, de AMMAR, de Utcer y militantes de movimientos sociales y políticos, escuchó al funcionario venezolano y luego debatió algunos ejes centrales de la construcción política actual en el continente, contextualizada en la crisis que afecta a los países centrales y en el surgimiento en América Latina de gobiernos que enfrentan al imperialismo.

Navas Parra contó que estuvo en al menos cuatro ocasiones en Argentina, y destacó que siempre fue invitado por ATE y que está muy familiarizado, por su extracción gremial, con todo lo concerniente al mayor gremio estatal argentino. En ese sentido indicó que, en sus visitas, no se quedó “con lo que ocurre en Buenos Aires” sino que se preocupó por ir “al interior de la Argentina profunda para discutir los problemas reales”.


El diplomático aseguró que en el continente existen dos modelos en pugna: el que representa a los intereses de la patria y el que representa a la antipatria. “Están los que se unen para llevarse la riqueza y los que se oponen, los que quieren combatir la pobreza y la exclusión y los que no”. En esa línea destacó el rol de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América –Tratado de Comercio de los Pueblos o ALBA-TCP– organización internacional de ámbito regional, enfocada para los países de América Latina y el Caribe que pone énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social basado en un proyecto de colaboración y complementación política, social y económica entre países de América Latina y el Caribe, promovida inicialmente por Cuba y Venezuela como contrapartida del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), impulsada por Estados Unidos. Navas Parra definió al ALBA como “un nuevo modelo de integración al que EE.UU le tiene pavor” porque “tiene como eje al ser humano y ese núcleo duro no se toca a pesar de que el tema económico es importante”.


En lo concerniente a la política gremial en su país, el funcionario venezolano destacó la sanción de una ley que consta de 500 artículos y calificó como la norma “que apunta a la transformación al socialismo” porque significó la eliminación de la tercerización de las relaciones laborales, a la que señaló como “un enemigo nuestro inventado por el neoliberalismo”. Sin embargo, agregó que la ley tiene “medidas contra el mismo gobierno de Chávez”.


Navas Parra realizó un ajustado recorrido por las principales crisis políticas que atravesó el gobierno de Chávez y destacó que el pueblo siempre estuvo de su lado, aún en los peores momentos de privaciones ocasionadas por boicots impulsados por cámaras empresariales, especialmente vinculadas al petróleo, y la derecha regional, y le pidió “que no se rindiera ante el imperialismo norteamericano”.


Respecto a la situación sindical en Venezuela, explicó que se dio una fuerte y dilatada batalla para llegar al estado de situación actual. En ese sentido recordó que “producto del bipartidismo” anterior a la Revolución Bolivariana, los principales dirigentes de partidos de izquierda fueron expulsados de las distintas centrales de trabajadores, por lo que hubo que promover cambios en la Central de Trabajadores de Venezuela que se logró tras un largo proceso de formación de nuevos cuadros que estuvieran "en condiciones de discutir ¿qué tenemos aquí? y ¿qué podemos hacer con eso?"

Nuevos emergentes en América Latina

El diplomático opinó que a Chávez y al ex presidente argentino Néstor Kirchner los unía una verdadera amistad, basada en una hermandad que trascendió los intercambios económicos que han caracterizado a la actual etapa en la región. También consideró muy importante la conjunción de la oratoria del presidente venezolano, que se dirigía a su pueblo por Cadena Nacional por espacio de horas y le hablaba de los grandes sueños de Bolívar, y los programas de alfabetización que se desarrollaron en Venezuela que posibilitaron la formación de nuevos cuadros que estuvieran en condiciones de sostener los logros alcanzados. En ese sentido destacó el apoyo de Cuba con el programa educacional Yo sí puedo, y con los programas de salud, “que permitieron salvar miles de vidas”, y los de deporte. La unión de aquellas dos líneas de acción, según explicó Navas Parra, politizó al pueblo porque “colocó a la política por encima de todo”. Para corroborarlo, a las postales cotidianas de un pueblo que debate política hasta “en el microbús” agregó estadísticas que permiten observar que a pesar de que “las elecciones no son obligatorias en Venezuela, de cada diez ciudadanos votan nueve por el alto contenido político de nuestro pueblo”.


El diplomático se refirió al rol que desempeñan en su país los partidos identificados con la izquierda tradicional como el MAS y el PC. En ese sentido criticó que se trata de una “izquierda reciclada a la derecha que odia a Chávez” y opinó que desarrolla procesos que “no se pueden comprender”. Navas Parra refirió que ellos denominan a aquel proceso como “remolino” por el cual “muchos se van pero entran miles” y agregó que “está pariendo una nueva izquierda en el continente que abreva en el ideario bolivariano”. En ese sentido sostuvo que “el sujeto político es el excluido”.

Multisectorial por Venezuela

También fue de la partida Juan Carlos Aguinaga, miembro de la Multisectorial de Solidaridad con Cuba de Rosario, quien impulsa en aquella ciudad una iniciativa similar para Venezuela, de cara a las elecciones. El 15 de agosto, en Rosario se realizará en el Club Sportivo América el acto de constitución de la multisectorial. La iniciativa fue propuesta para Entre Ríos, posibilidad que los presentes en la charla consideraron totalmente viable. Aguinaga manifestó que la iniciativa responde a la “visualización de la problemática del continente y se trabaja en ese sentido”. Así, agregó: “Pensamos en el pos elecciones en Venezuela, cómo va a jugar la derecha ante el triunfo de Chávez y por eso hay que estar preparados para rechazar el ataque”.


Por su parte Navas Parra informó que las proyecciones dan un claro triunfo del oficialismo en Venezuela, con un margen muy importante y con gran apoyo de la juventud, donde se prevé un 40% de votos en la franja que va de los 18 años a los 28 años. También señaló que la gran debilidad del proceso bolivariano “son los medios, sobre todo los internacionales”.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario