Secciones
Presupuesto 2020

El Presupuesto está signado por la merma de los fondos que remite Nación

El recorte nacional afecta a desarrollo social y salud, que son los rubros que la Provincia fortaleció. Sucede lo mismo con fondos para obra pública.

Martes 15 de Octubre de 2019

El gobernador, Gustavo Bordet, remitió ayer a la Legislatura el proyecto de presupuesto provincial para 2020, que mantiene como lo hizo este año, la prioridad de los servicios esenciales como salud y desarrollo social. El proyecto también contempla la mejora en la calidad del gasto público, el desendeudamiento, y el sostenimiento de obras de infraestructura con recursos propios.

Asimismo se observa una merma significativa en las transferencias nacionales, fundamentalmente en programas de salud y desarrollo social, subsidios al transporte y a la tarifa eléctrica y las destinadas a obras públicas.

“Lo primordial, y como parte de una política del gobernador Bordet, es tratar de destinar los recursos a las áreas más sensibles. Queremos rescatar que tendremos un resultado primario superavitario; y en el financiero, después que se cargan los intereses de la deuda, recién ahí aparece un cálculo negativo”, detalló el ministro de Economía, Hugo Ballay.

En ese marco, remarcó; “Dentro del superávit primario positivo se asume el déficit de la Caja de Previsión que está proyectado para 2020 en 13.500 millones de pesos, lo que hace que un 10% de los recursos de rentas generales sean absorbidos por el déficit de la Caja de Jubilaciones”.

La suba de la previsión de gastos, respecto de 2019, es del 15% aproximadamente en la mayoría de los ministerios; y los gastos de funcionamiento de la administración son solamente del 7%, mientras que los ministerios de Salud y de Desarrollo Social tienen entre un 31% y un 35% de incremento. “Es por lo que ha dejado de atender el gobierno nacional durante este ejercicio y que a nosotros se nos refleja”, dijo Ballay.

El ministro también habló de la incidencia que tiene el acuerdo con la Nación denominado Consenso Fiscal. “Por ejemplo, desaparece el cobro de la Ley Nº 4.035, independientemente de que ya venía disminuyendo y que su destino era exclusivamente planes sociales. A todo esto ahora hay que atenderlo con rentas generales”, precisó.

Luego explicó que el proyecto de presupuesto se hace en base a las leyes. “La ley vigente en la Provincia establece 10 ministerios, pero el gobernador en una decisión política de hace dos años, los ha reducido a cinco”. En ese marco, apuntó que en la norma “hay secretarías que tienen rango ministerial que, aunque no tengan designado ministro, mantienen y sostienen esas partidas presupuestarias. Luego, en la ejecución, si no se nombra ministro o se reduce la estructura como lo ha venido haciendo este gobierno, se bajan los gastos”.

En materia salarial, Ballay resaltó:“Habitualmente las leyes de presupuesto no contemplan una pauta salarial aproximada, aunque sí se trabaja con los índices inflacionarios, que son los que también se trabajan para los recursos. El proyecto de presupuesto nacional al que tenemos que ligarnos, porque la mayoría de los recursos son de coparticipación, contempla un 34% la inflación estimada para el año 2020”.

En cuanto a las obras públicas, señaló que “se presentan en el proyecto de presupuesto de dos formas, algunas con financiamiento provincial, que no son tan significativas en montos, pero que el gobierno provincial atiende con rentas generales”.

En cuanto a las otras, hizo notar que “el Fondo de la Soja, que era uno de los afectados a obra pública, también desapareció, por lo que frente a eso lo que hacemos con el resto de las obras es nominarlas en el presupuesto de acuerdo a los pedidos de cada uno de los intendentes actuales y futuros porque es un requisito indispensable para ejecutarlas, pero supeditadas a conseguir el financiamiento”.

Los ingresos previstos se aproximan a 129.000 millones de pesos

Los recursos estimados en el proyecto presentan una proyección de crecimiento en rentas generales del orden del 39%, con una participación de los fondos nacionales de aproximadamente un 70%.

Se observa un crecimiento de los recursos tributarios nacionales del 46%, 12 puntos porcentuales por encima de la inflación proyectada, por efecto del 3% extra recibido en cumplimiento del acuerdo de la restitución del 15% para Seguridad Social y arrastre de la inflación.

Los recursos provinciales muestran una variación positiva del 28,5% que responde al efecto del Consenso Fiscal, disminuyendo alícuotas de Ingresos Brutos y Sellos, y eliminando la Ley Nº 4.035.

La disminución de transferencias nacionales (salud, desarrollo social, transporte, tarifa eléctrica y obras públicas) generó la necesidad de sostener programas sensibles para la población con fondos del Tesoro Provincial sin afectar lo establecido por la Ley de Responsabilidad Fiscal, en cuanto a que la variación del gasto corriente, que no puede superar la experimentada por el promedio del Índice de Precios al Consumidor (IPC), y a que los compromisos de la deuda no superen el 15% de la recaudación.

El nivel de gastos totales de las rentas generales presenta hacia el Ejercicio 2020 un incremento del orden del 34% en relación a 2019, por debajo del IPC promedio que se estima en un 43,1%. Del total, el gasto en personal insume un 62%, la coparticipación a Municipios y Comunas un 15%, el déficit del sistema previsional un 11%, gastos de funcionamiento un 9% y el 4% los intereses de la deuda.

El informe difundido por el gobierno provincial estableció una comparación entre los gastos de funcionamiento del proyecto con los del cierre del ejercicio 2015, en lo que se registra en términos relativos con respecto a los ingresos, una disminución próxima al 20%. “Sin embargo se garantizan partidas suficientes para la atención de aquellos servicios esenciales como lo son salud con un incremento del 33%, programas sociales un 31%, seguridad, minoridad, discapacidad, becas, con incremento promedio del orden del 40%, y una fuerte contención de todos aquellos gastos de estructura cuya variación se ubica en el 7%, todos ellos medidos en relación a la proyección estimada al cierre del Ejercicio 2019”, se indicó.

“Producto de diversas medidas que han sido ajenas al Ejecutivo provincial, el Tesoro Provincial ha incrementado el financiamiento para inversión pública, previendo en 2020 una suma cercana a los 5.000 millones de pesos, lo que representa un incremento cercano al 35% con respecto a 2019. Además, si sumamos diversos recursos que son propios de distintos organismos provinciales, la toma de créditos, como los fondos nacionales que aún financian algunos programas, el total previsto para la inversión en el Proyecto de Presupuesto asciende a 16.294 millones de pesos, con lo que queda garantizada la continuidad de todas aquellas obras en ejecución, como también a dar inicio a nuevos proyectos que son necesarios para el desarrollo provincial” se señaló.

El proyecto de presupuesto evidencia un resultado operativo positivo cercano a los 1.000 millones de pesos. Si se considera el resultado financiero, el mismo arroja un déficit de 3.595 millones, que surgen de considerar ingresos corrientes por un total de 128.906 millones, un gasto corriente estimado en 127.958 millones, otros recursos por un total de 387 millones y una inversión en obras públicas de 4.931 millones, lo que revela que el déficit está explicado en el financiamiento de la obra pública con remanentes y uso del crédito.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario