Transporte público
Viernes 17 de Agosto de 2018

El pedido por el boleto estudiantil se hizo sentir ayer en la Terminal

Sin respuestas del Ministerio de Transporte de la Nación y la CNRT, los estudiantes reclaman la intervención y mediación de los intendentes

Los jóvenes universitarios que unen a diario las capitales provinciales de Santa Fe y de Entre Ríos se manifestaron ayer en la terminal de ómnibus de Paraná, en contra del nuevo aumento del servicio dispuesto a partir del miércoles por el gobierno nacional. El pasaje se elevó a 21 pesos y en lo que va del año acumula un incremento superior al 80%.
La protesta con distribución de folletos sirvió para visibilizar la situación de los estudiantes, que ven afectado su derecho a estudiar, ante tan significativo incremento tarifario. Como informó UNO días atrás, desde la instrumentación de la SUBE, el transporte entre Paraná y Santa Fe no tiene un boleto diferencial para estudiantes, que constituyen más de la mitad del total de transportados.
"Volvimos a enviar notas al Ministerio de Transporte de la Nación, para que nos responda a las tres propuestas que presentamos oportunamente y no tuvimos respuestas", dijo ayer a UNO el titular de la Federación Universitaria del Litoral (FUL) Guillermo Ferrero. Por ese motivo, insistió en la necesidad de la intervención y mediación de los intendentes José Manuel Corral, de Santa Fe, y de Sergio Varisco, de Paraná. "Pedimos una reunión con ambos intendente, en lo posible juntos, para charlar y pedir, porque si bien nos hicieron conocer que es preocupación que tienen, necesitamos que tomen cartas en el asunto. La CNRT cerró en Paraná, el precio del boleto sube, y nadie nos puede explicar qué fundamentos hay para los aumentos", acotó. E hizo extensiva la solicitud de colaboración, a los gobernadores de Entre Ríos Gustavo Bordet, y de Santa Fe Miguel Lifschitz: "No hemos tenido ninguna consideración de ellos sobre el tema", indicó.
Desde el sector estudiantil reclaman por la implementación de un descuento estudiantil del 50%, la incorporación de más unidades para mejorar las frecuencias; y la instrumentación del servicio de rondín, que ya implementa ERSA y que Etacer inició en estos días, a modo de prueba.

Comentarios