Destino pastoral

El padre Julio Faes cambia de condado

El sacerdote entrerriano Julio Faes deja la diócesis de Peoria. El padre se traslada a Champaign y Urbana, estado de Illinois

"El domingo 1 de mayo se hizo público las nuevas parroquias que el obispo Tylka me ha confiado en la ciudad de Champaign y Urbana; Santa María en Champaign y San Patricio en Urbana. Doy gracias a Dios por este nuevo destino que se hará efectivo el día 15 de junio, sin duda hay un pueblo que me espera, pero también les digo a mi comunidad del corazón de Peoria, con la cual compartí mis dos años y medio, que una parte de mi corazón queda aquí sufriendo el desprendimiento de un pastor que ama a su pueblo, pero debemos ver la voluntad de Dios en todo esto, les pido a ustedes que recen mucho por esta transición, para que en todo veamos la voluntad de Dios y solamente le demos gloria Él", escribió el cura en su facebook.

foto 1.jpg
Faes. Llegó a la comunidad de Peoria en enero del 2020 y desde junio tendrá nuevas comunidades que atender.

Faes. Llegó a la comunidad de Peoria en enero del 2020 y desde junio tendrá nuevas comunidades que atender.

Posteriormente, Faes pidió que se le brinde cálida bienvenida al padre Fabián Cabarcas quien lo reemplazará a partir del 15 de junio.

En tanto que el diario católico de Peoria, publicó la lista de sacerdotes con nombramientos y allí se lee: "Padre Julio Faes, de vicario parroquial, Catedral Santa María, parroquia Sagrado Corazón y parroquia San Bernardo, todos en Peoria, a vicario parroquial, parroquia San Patricio, Urbana y parroquia Santa María, Champaign".

A partir del anuncio, los mensajes se multiplicaron con cálidos recuerdos, otros estimando la distancia con la nueva comunidad para ir a visitarlo y también pedidos al obispo para que no lo traslade. "Tengo aún esperanzas de que la voluntad de Dios sea el que se reflexione este cambio y lo dejen con nosotros más tiempo. No creo que es un buen momento para que usted se vaya... Muchos proyectos que apenas están levantándose... Muchas almas que apenas se están convirtiendo y acercándose más a Dios gracias, a su intervencion. Todavía no me recupero de esta triste noticia... Ojalá que nuestro querido Bishop reflexione y le permita a usted seguir levantando la comunidad hispana de Peoria", expresó una mujer de la comunidad.

foto 2.jpg
Oriundo. De Bovril, el sacerdote de 36 años tiene muy buena imagen en la región hispana de la ciudad de Peoria.

Oriundo. De Bovril, el sacerdote de 36 años tiene muy buena imagen en la región hispana de la ciudad de Peoria.

Otra persona refirió: "No es justo que por la voluntad de otras personas usted tenga que dejar esta comunidad qué está creciendo en la fe, ahora yo le digo le suplico no nos deje a voluntad de esas personas que seguirán haciendo lo que hacían por que usted es el único que ha defendido su comunidad. Oramos para que se quede, oramos por el obispo para que reflexione y oramos por las personas sin sentimiento que quieren hacer lo que quieran con la comunidad".

También hubo mensajes de aliento: "Querido padre Julio, los cambios de destino generan mezclas de sentimientos encontrados, nostalgia por lo que se deja y ansiedad y expectativa por lo que vendrá. El amor a Dios debe ser siempre el eje cimentado en la oración. Los cambios ayudan a renovarse espiritual y humanamente. Hasta ahora has demostrado tu entrega y dedicación".

El sacerdote entrerriano se amoldó muy bien a los católicos hispanos de la comunidad de Peoria, en Illinois. Su labor pastoral se pudo seguir diariamente por sus redes, donde además de comunicarse con su gente, también sumó seguidores por la adaptación con frases de pensamientos religiosos.

El padre Julio Faes se encuentra en Estados Unidos desde enero de 2020, en una diócesis sufragánea de la Arquidiócesis de Chicago donde muchos latinos necesitan contención pastoral y espiritual.

"Mi trabajo pastoral todos los días es un aprendizaje, ya que para mí es todo nuevo. Un gran desafío. La labor aquí es fuerte. Estoy asignado a la Catedral como vicario y soy parte del equipo del Ministerio Hispano para la Diócesis. Esto último implica viajar mucho. Eso me ha permitido conocer el interior y otras realidades muy dolorosas”, contó en diálogo con UNO.

La diócesis estadounidense del padre Faes tiene muchos latinos viviendo allí y muy creyentes también. La mayoría son mexicanos. Esta población hispana es atendida por la Oficina de Ministerio Hispano ofreciendo servicios como clínicas de inmigración, apoyo comunitario y alcance espiritual.

La misión del sacerdote allí tiene autorización de monseñor Juan Alberto Puiggari que en principio le concedió el permiso por un año –es renovable– por las dudas no se adaptaba a esa realidad y quería volver.

La historia sacerdotal de Faes de 36 años indica que estuvo un año como seminarista en Crespo –donde se hizo muy querido–, después fue diácono en Villaguay y tras su ordenación fue cuatro años de vicario parroquial en Nuestra Señora del Rosario de Crespo. Allí realizó muchas iniciativas y su presencia siempre se notó, por eso su despedida fue muy emotiva y multitudinaria.

Oriundo de Bovril, fue ordenado sacerdote en 2014 y en 2016 tuvo la oportunidad de oficiar la misa de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud con el papa Francisco, en Polonia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario