Estafa
Sábado 30 de Diciembre de 2017

El ministro Etchevehere fue citado a indagatoria en una causa por estafa

complicado. Durante cinco horas hubo procedimientos en las oficinas de El Diario y la sede legal de Construcciones del Paraná

Luis Miguel Etchevehere, actual ministro de Agroindustria de la Nación, sus hermanos Arturo Sebastián, Juan Diego y la madre de estos, Leonor María Barbero Marcial de Etchevehere, fueron citados a indagatoria para el 27 de febrero en el marco de la denuncia por supuesta administración fraudulenta iniciada por Dolores Etchevehere (hermana de los mencionados e hija de Leonor), en 2011. Se trata de una medida de prueba requerida por el fiscal Alejandro Cánepa y ordenada por la jueza de Transición Paola Firpo para tratar de probar un segundo hecho, el presunto delito de "vaciamiento patrimonial por la venta simulada de numerosos inmuebles de su propiedad, en perjuicio tanto de la denunciante como de terceros vinculados laboral y/o comercialmente con las empresas de la firma en cuestión", señala el escrito judicial. Como parte de esta investigación, en la tarde de ayer la Justicia entrerriana solicitó determinada documentación en las oficinas de la administración de El Diario de Paraná, en Buenos Aires y Urquiza, y además en la sede de Construcciones del Paraná SA, en Los Vascos 811. "Además del primer delito por presunta administración fraudulenta, ahora con esta medida se amplía por el vaciamiento de Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER), editora de El Diario de Paraná", confirmó a UNO la abogada que representa a la denunciante, Andrea Saxer.

La sociedad fue formada en su génesis por tres socios: Arturo Roosevelt, Luis Félix e Ivar Etchevehere. Estos dos últimos vendieron sus acciones en 2010 y solamente quedó en la empresa Leonor Barbero Marcial, viuda de Luis Félix. Con ella, Luis Miguel, Arturo Sebastián y Juan Diego aumentaron su participación accionaria. El resto de las acciones fue vendido al empresario Walter Grenón, según se pudo reconstruir sobre la sucesión del histórico medio.

Maniobra sostenida
"Lo que se advierte es un vaciamiento que ellos hacen, porque empiezan a tomar préstamos y ahora se están queriendo cobrar esos préstamos con todos los inmuebles de El Diario. Por lo tanto, no va a quedar nada para indemnizar a los empleados del matutino", explicó la querellante. Se trata de una maniobra que se comenzó a gestar en forma paulatina, teniendo en cuenta que son entre nueve y 11 los inmuebles de los que se han desapoderado en los últimos años. "El edificio donde funciona El Diario está dividido por matrículas, desde el subsuelo donde funcionan las rotativas, el primer y segundo piso, y cada una de ellas han sido vendidas. Ellos como sociedad tomaron un préstamo y nunca pudieron pagarlo; ahora se lo quieren cobrar con un inmueble histórico", reseñó.
El procedimiento, que comenzó ayer en horas del mediodía y estuvo encabezado por la jueza Paola Firpo, tuvo como objetivo solicitar los libros donde se asientan las operaciones contables de la sociedad familiar.
"La medida de no innovar es que durante la feria judicial no se pueden escriturar estos inmuebles que se vendieron a nombre de otros. Porque esta gente lo que hace es que una semana antes de la feria sacan los expedientes y con un escribano lo escrituran, y no los podés recuperar más. En un escrito de la querella apunto mucho a la situación de El Diario; hay créditos de publicidades mientras El Diario sigue saliendo con la gente trabajando: su situación laboral va a ser mucho más grave e incobrable", apuntó Saxer.
Según la letrada, el vaciamiento de SAER implica un perjuicio directo para los empleados del matutino. "Cuando vacían SAER ellos crean en forma paralela Construcciones del Paraná, y en ella son socios los hermanos Etchevehere, pero dejan afuera a Dolores. Y en el inmueble de calle Los Vascos tiene su sede Construcciones SA y tres casas independientes que se conectan por un pasillo", describió.
Atento a esta nueva medida, los integrantes de la sociedad "no pueden vender nada durante la feria judicial", añadió la profesional.
Este es el segundo allanamiento practicado en el marco de la investigación, el primero se llevó a cabo a la sociedad Las Margaritas, en agosto.

"Preservar la prueba"
Firpo explicó en comunicación con UNO el alcance del operativo que se extendió durante cinco horas. "Debo aclarar que no fueron allanamientos, sino que para llevar a cabo el procedimiento se tuvo plena colaboración de la defensa. Se buscó preservar la prueba, consistente en libros contables, balances", sostuvo.
La magistrada confió que el procedimiento contó con la colaboración de personal de Delitos Económicos y un delegado judicial. "Contamos con la plena predisposición cuando se solicitó la documental. Les dijimos que solamente en caso de ser necesario se iban a llevar adelante allanamientos, pero no fue necesario", añadió.
Por otra parte indicó que la medida se firmó el jueves por la noche, y no se descarta que durante la feria se avance con otras medidas de prueba. "Entre el 8 y el 15 de enero estoy trabajando en mi juzgado", remarcó Firpo.

Comentarios