Secciones
La Provincia

El HCD analizará el proyecto del presupuesto participativo

Fue remitido por el Ejecutivo municipal el proyecto de ordenanza que, de aprobarse, dividirá a Paraná en asambleas zonales en las que los mismos ciudadanos deberán debatir las obras y proyectos.

Miércoles 04 de Julio de 2012

Este miércoles, la jefa de gobierno de la ciudad, Blanca Osuna, envió al Honorable Concejo Deliberante (HCD) de la ciudad el proyecto de ordenanza por el que se establecerá el régimen de presupuesto participativo. Paraná se dividirá en asambleas zonales que deberán debatir las obras y proyectos.

El Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) remitió el proyecto que pretende “establecer un proceso de participación e intervención directa, voluntaria y universal, en el que los vecinos, conjuntamente con el gobierno de la ciudad, deliberen y decidan la asignación de recursos del presupuesto participativo, los que serán democráticamente destinados a la realización de obras públicas y acciones sociales dentro de la ciudad”, informó Osuna.

La normativa “contribuirá la pretendida profundización de la participación ciudadana, ya que por intermedio del presupuesto participativo el ciudadano dejará de ser un simple eslabón de la política tradicional, donde sólo se limitaba a elegir las autoridades que lo representarán, para pasar a ser un real y permanente protagonista de la gestión pública”.

El espacio generado “permitirá al ciudadano común participar directamente en la toma de decisiones respecto de los destinos de una proporción de los fondos públicos, los que se afectarán democráticamente a la realización de obras y acciones sociales que redundarán en beneficio de las diferentes comunidades barriales de la ciudad”.

En relación a las diferentes instancias de participación, la intendenta precisó que con la propuesta remitida al HCD “se pretende respetar las diferentes necesidades barriales, lo que se garantizó mediante la división de la ciudad en zonas comunales, en donde los vecinos podrán elaborar iniciativas que luego se traducirán en obras y acciones sociales que se ejecutarán”.

La revitalización que se propone del régimen de presupuesto participativo “responde a la necesidad de incorporar dos conceptos fundamentales: factibilidad y simplicidad, lográndose por intermedio de la interacción mediante una herramienta jurídica que trasciende lo meramente programático y se ajusta a las necesidades del ciudadano corriente”, dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario