La Provincia

El diseño sustentable gana nuevos adeptos en la región

Santiago Morahan hace con cartón corrugado diferentes objetos, juguetes y mobiliarios. Es un referente en este tipo de arte “ecológico” y dicta cursos para “compartir” aquello que aprendió.

Domingo 19 de Agosto de 2012

Pablo Felizia / Redacción de UNO
pfelizia@unoentrerios.com.ar

“Al cartón lo junto de la calle”. Con regla, cola vinílica, trincheta y lijas como herramientas, Santiago Morahan realiza sus objetos de diseño con una materia prima que alguna vez fue una caja. Hace de todo: bancos, sillones, veladores, mesas, cartucheras, porta lápices y juguetes. Con su trabajo recorrió diferentes provincias, sobre todo ferias de diseño en Buenos Aires, y participó en paneles universitarios de Capital Federal. Su actividad fue conocida en publicaciones específicas de distintos países.
 

Las revistas especializadas denominan a este tipo de trabajo como “ecodiseño” y ha logrado nuevos adeptos con el paso del tiempo. Santiago Morahan es uno de los referentes en diseño sustentable: la reutilización de un material como el cartón corrugado que ya fue descartado, para transformarlo en algo nuevo.
 

“Lo hago desde principio de 2007. Mi oficio era el de maquetista y lo aprendí con mi hermano hace como 13 años”, dijo a UNO en una de las habitaciones de la casa de arte Antojo de Eco, donde entre ayer y hoy dicta un curso con la intención de “compartir” aquello que aprendió desde entonces.

Un velador de cartón
Uno de sus último inventos es un velador de cartón. Para realizarlo utiliza alrededor de 10 cajas. “Las cosas más chicas a veces llevan más laburo que las grandes, porque tenés que lijar mucho”, comentó.
 

Para poder terminar un velador, tiene que dedicarle cuatro días seguidos de trabajo permanente “porque son muchos pedacitos chiquitos que hay que cortar y pegar y no podés usar una caladora. Tiene que ser minucioso; de “bisturí” y lijado”.
 

Se arman una por una las planchas de tres capas de cartón que luego se cortan, se pegan y se lijan con cuidado, además del armado eléctrico.
 

Como no hay una medida standard de cartón, se trabaja con cajas que varían en su peso, color y texturas. “La que uno desarma se vuelve al estado de plancha y en base a eso saca lo que le sirve y lo que no lo deja en un tacho para descarte”.
 

La característica de este trabajo es la reutilización del material en algo completamente diferente.
 

Morahan señala que vendió varias de sus últimas producciones pero ha tenido que “hacerle precio” al comprador. “Tendría que haberla cobrado 600 pesos”, dijo.
 

Así, cada uno de los objetos, sillones y bancos, los autos de juguete, las cartucheras y hasta detalles de oficina son redondeados, calados y trabajados. Este tipo de “ecodiseño” logra en las ferias y muestras de todo el país una aceptación cada vez mayor y Paraná tiene a uno de sus referentes.

Ferias y talleres
Santiago Morahan realizó presentaciones en La Vieja Usina en Paraná y luego en la Muestra de Diseño Sustentable en el Jardín Botánico de Buenos Aíres en 2008. También en la feria Puro Diseño de Capital Federal en 2010 y en otras durante 2011.

Además estuvo en varios festivales en diferentes provincias del país.
 

Por otra parte, fue convocado para dar charlas en la Universidad de Palermo para la carrera de Diseño Industrial y han publicado sus trabajos diferentes revistas del país y también de Suecia, Chicago, Irlanda y Singapur.
 

Entre ayer y hoy realiza un taller de ocho horas de duración donde enseña a armar un banco de cartón capaz de sostener a una persona de más de 85 kilogramos y afirma que es la base para poder aprender a hacer otros objetos.
 

Este tipo de talleres lo brindó en Buenos Aires, Corrientes, y en Entre Ríos en Ramírez y Chajarí. En setiembre fue invitado a Rafaela por un centro cultural.

Lo que empezó como un pasatiempo, luego se transformó en un oficio
En 2007 trabajaba de mozo en un comedor importante de la Costanera y lo echaron. Pasó un tiempo en la búsqueda de trabajo y el dinero se le terminó. “Como no tenía plata para comprar algún material, empecé a usar el cartón. Conocí que ya se había experimentado con esto y me puse a hacer algunas cosas”, dijo Santiago Morahan.
 

Lo primero que logró desarrollar fue un sillón que armó con una trincheta. “Me llevó tres meses. Después empecé a hacer banquitos, cartucheras y juguetes”, dijo Moarahan y agregó que a la actividad la comenzó como un pasatiempo para mantenerse ocupado cuando no tenía trabajo.
 

Al año siguiente subió a un blog fotos de sus objetos de diseño y eso le permitió que lo llamaran para participar en diferentes ferias. Asegura que desde entonces esa página de Internet le funciona como una “vidriera”.
 

“Primero se me dio en La Vieja Usina y luego en una muestra de Diseño Sustentable en el Jardín Botánico en Buenos Aires, fue en noviembre de 2008”.

Más cercano al carpintero
Hoy, además de desarrollar este tipo de diseño particular, trabaja en una fábrica de aberturas local, donde hace muebles exhibidores para corralones.
 

A la hora de definirse, prefiere estar más cerca de un oficio que del arte. “En cierto punto el trabajo se vuelve más cercano al del carpintero que al de un artesano. Acá no trabajás con nada estandarizado, no tenés medidas”, dijo Moarahan y agregó:

“Todavía sigue siendo una cosa media ‘friki’ y no solo en Paraná. Creo que aún este tipo de trabajo no se ve tan seguido” .
 

Aquellos que quieran conocer más sobre el trabajo de este paranaense, pueden ingresar a la página www.disenocartonero.blogspot.com.ar

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario