Tendecias para el Día de Los Enamorados
Jueves 14 de Febrero de 2019

El Día de los Enamorados impulsa el romanticismo pero no las ventas masivas

Comerciantes de distintos rubros aguardan hoy un repunte, ya que si bien hubo algún movimiento por San Valentín, no fue acorde a sus expectativas.

Hoy se celebra el Día de los Enamorados y suele ser una fecha en la que novios, amantes, esposos y demás personas que comparten algún tipo de relación amorosa festejan, renovando la ilusión del vínculo que los une.

Lo que más se regala en esta ocasión habitualmente son bombones, flores, bijouterie, artículos de marroquinería, alguna bebida, perfumes, y en los últimos años fueron ganando terreno los desayunos a domicilio para sorprender al agasajado. Si bien los días previos hubo movimiento, no fue el esperado y se advierte la falta de entusiasmo no solo en la gente que atraviesa una situación económica adversa, sino en la mayoría de los comerciantes que, a diferencia de años anteriores, optó por no publicitar ofertas o promociones para recordar esta ocasión especial, y fueron pocos los que adornaron con corazones y carteles alusivos sus vidrieras.

No obstante, referentes de locales de distintos rubros confiaron que tienen la esperanza de que hoy la gente se ponga a tono con la fecha y salga a comprarle un regalo a su ser amado. Conservan alguna expectativa, aun cuando el año pasado las ventas por San Valentín cayeron un 2% y la crisis no da tregua al comercio.

Un regalo clásico para hoy son los ramos de flores. Sin embargo, en una de las florerías tradicionales de Paraná comentaron que hay cada vez menos gente que regala un ramo de rosas o de alguna otra especie para el 14 de febrero. Gustavo Segovia, su propietario, analizó: "Hasta ahora tuvimos varias consultas. Hoy la gente joven no tiene tanto en cuenta esta fecha y espera a último momento para decidir si va a hacer un obsequio o no. La tecnología nos juega en contra en este sentido, porque con un mensaje de texto y un emoticón ya cumplen con el saludo y no gastan".

En este marco, señaló que una rosa cuesta 70 pesos y que si alguien quiere quedar bien, se pueden encargar ramos cuyos precios van de los 500 a los 1.200 pesos. "Los invitamos a que sean románticos, a que crean nuevamente en el amor. Antes alguien iba a la casa de su novia y llevaba un ramito de flores, pero ahora ya no se ve tanto", lamentó.

Embed

Las plantas son otra alternativa y se ofrecen todo tipo de variedades para hacer un presente. Andrés Cáceres, dueño de un vivero de calle Don Bosco, advirtió que si bien no han tenido ventas masivas hasta ahora, mantienen la esperanza de que hoy la situación se revierta: "Viene bastante tranquilo. No hay muchos encargos, pero en Navidad y en otras fechas pasó que la mayoría llegó a comprar a último momento. La gente ya no programa las ventas como lo hacia antes", indicó.

Sobre los precios, comentó que hay plantas lindas para regalar que cuestan desde 150 pesos en adelante, si bien hay opciones más económicas. "En este rubro lo que más se lleva en esta fecha son las orquídeas y los productos de decoración, como alguna fuente de resina o un Buda que se consiguen a partir de los 800 pesos", sostuvo, y confió que actualmente los chicos jóvenes son los que van a buscar algún cactus para regalarle a su novia, y años anteriores eran las mujeres las que compraban algún árbol para regalarle a su compañero.

En los negocios donde venden bombones y chocolates ayer se vio una gran cantidad de personas comprando, aunque uno de los repositores admitió que "no es el mismo movimiento que años anteriores". En las góndolas los clientes podían elegir alguna de las promociones para esta ocasión especial: bombones en estuches de corazones o con alguna presentación vinculada al amor con precios diversos: las más elegidos fueron las cajas por ocho unidades, que valen 208 pesos y los envases por 24 bombones, que cuestan 556 pesos; y también los chocolates artesanales, que valen 72 pesos los 100 gramos y se ofrecen estuches decorados.

Verónica, vendedora de una de las regalerías de la Peatonal, coincidió en que la gente suele esperar hasta último momento para comprar un regalo: "Este es un rubro que se mueve en una fecha como el Día de los Enamorados, pero hasta ahora el movimiento ha sido dispar", expresó.

En alusión a lo más demandado en su comercio, afirmó: "Lo que más llevan son cadenas y dijes de acero, que salen 130 pesos en el primer caso, y de 70 en adelante los dijes; también buscan carteras, que oscilan los 890 y los 2.000 pesos; o billeteras o cintos, que salen entre 190 y 250 pesos, tanto para hombres como para mujeres".

Al igual que en otros locales del sector, contó que lo que más se usa para abonar son las tarjetas: "Hay tres cuotas sin interés, y si son más, llevan un pequeño recargo", dijo.

San Velentin2.jpg

Florencia, también referente de una regalería céntrica, concordó en que son más las adolescentes y la mujeres jóvenes las que cumplen en regalarle algo a sus parejas, y en su caso lo que más vendió fueron tazas con motivos vinculados al amor, que cuestan alrededor de 198 pesos.
Nadia, otra vendedora del rubro, contó que tuvieron también alta demanda los artículos de bazar y el valor del ticket rondó los 500 pesos, aunque en otros casos optaron por algún peluche de 300 pesos para obsequiar hoy.
Los desayunos artesanales a domicilio son otra de las alternativas predilectas que se fueron instaurando y transformando en una clásica costumbre. Oscilan los 250 y los 500 pesos, de acuerdo a las particularidades de la bandeja con la que se agasaja a quien se quiere demostrar el sentimiento más noble del mundo. Sofía Velázquez, una emprendedora que ofrece las bandejas con una torta a elección en vez de golosinas, contó a UNO que tuvo "bastante demanda" y que es una de las fechas en que más trabaja.
También hay muchos que eligen salir a celebrarlo y los distintos locales del rubro gastronómico se preparan con algún programa especial para esta noche, que incluye por lo general música en vivo, sorteos y algún menú especial. Algunos trabajan con reservas y otros por orden de llegada. Uno de los restaurantes de la zona del parque Urquiza de Paraná afirmó a UNO que organizaron una cena para hoy y enseguida se agotaron las tarjetas. "Armamos una lista de espera, por si alguien cancela, pero no creo que eso pase", indicó Florencia, quien trabaja en el lugar, y concluyó: "Es una fecha que suele generar mucho movimiento".

Comentarios