Secciones
La Provincia

El Colegio de Maestros Mayores de Obra y Técnicos festeja con sus 1.100 matriculados

La institución que nuclea a profesionales de toda la provincia transita un cuarto siglo de destacada trayectoria. El sábado celebraron con un acto

Lunes 26 de Agosto de 2019

El Colegio Profesional de Maestros Mayores de Obra y Técnicos de Entre Ríos (Copmmoter) cumple hoy 25 años. Se conmemora en esta fecha su aniversario ya que fue el 26 de agoto de 1994 cuando se promulgó la Ley provincial Nº 8.816, que estableció su creación, y desde entonces la institución –que funciona en España 489, en Paraná– nuclea a alrededor de 1.100 matriculados de Entre Ríos.

En tiempos en que se renuevan los desafíos, sus autoridades hicieron un balance de la trayectoria de la entidad, y resaltaron los logros alcanzados en este cuarto siglo de existencia. Su flamante presidente, el maestro mayor de obras (MMO) Elvio Marcelo Galeano, destacó: “Estamos celebrando 25 años desde que se promulgó la Ley Nº 8.816, a través de la cual el Estado provincial nos delega el control de la matrícula de los MMO y técnicos de la provincia. Para nosotros es una fecha muy importante, considerando el sueño de aquellos pioneros que estuvieron en el Colegio luchando para que esto fuera posible, quienes impulsaron esta norma, con la que tenemos la responsabilidad de regir nuestro destino, lo que hemos cumplido sagradamente a lo largo de estos 25 años, demostrando ser un Colegio eficiente”.

Parte de los festejos los realizaron el sábado, con un acto central por la mañana en el Salón de los Colegios, en España 287, en el que participaron los matriculados entrerrianos junto a sus pares de otras provincias para compartir al mediodía un agasajo. “Decidimos hacerlo ese día para que pueda estar la mayoría en Paraná, que es la caja de resonancia de lo que pasa en las demás localidades, y porque nuestro colegio se gestó acá. Fue una oportunidad sobre todo de juntarnos con nuestros colegas, y como digo a veces, dejar un rato la caja con las herramientas, parar la hormigonera, para disfrutar, reflexionar, pensar lo que hemos logrado estos 25 años y confraternizar con quienes han sido los motores que impulsaron esta institución y quienes van a permanecer en un futuro, que son los jóvenes dirigentes, a los que procuramos atraer en el Colegio para que puedan ir formándose y que sigan por este camino, que ha sido exitoso”.

El Copmmoter es la entidad encargada de otorgar la matrícula habilitante a quienes hayan completado su formación en alguna escuela de enseñanza técnica que le otorgue el título para poder trabajar en relación de dependencia o por cuenta propia. “Tenemos muchísimos profesionales que trabajan en forma independiente que desarrollan su trabajo haciendo proyectos y dirección de obras; también quienes tienen su empresa, otros que están en la parte de educación o en la administración publica. En todo lo que es nuestra incumbencia y establece el alcance de nuestro título están actuando los profesionales”.

“Somos un colegio muy federal. La mesa ejecutiva está integrada por gente de distintos lugares de la provincia y en los diferentes estamentos tenemos el pulso de los 17 departamentos entrerrianos. Eso hace que nuestro colegio se inserte en la comunidad”, subrayó Galeano, oriundo de San Salvador y recibido en Villaguay.

Respecto de la formación, explicó: “Es una carrera Secundaria en la que aprendemos una profesión. Significa que al egresar y desarrollar y desempeñarnos en nuestra tarea tenemos responsabilidades civiles y penales. En las escuelas técnicas a los MMO nos preparan para poder trabajar y llevar adelante proyectos y dirección de obras de subsuelo, cuatro pisos y azotea accesible”.

“Los profesionales que egresan con 18 y 19 años ya están en condiciones de poder desarrollar su actividad y por eso también decimos que es una educación distinta; por eso nuestra formación conlleva doble turno y tiene un montón de componentes técnicos que no tiene otro tipo de educación, y eso nos prepara para salir al mercado laboral o ingresar en una facultad”, refirió el dirigente.

En este marco, manifestó: “Tenemos profesionales independientes que desarrollan su trabajo haciendo y proyectos y dirección de obras, profesionales que tienen su empresa, otros que están en la parte de educación”.

“Somos técnicos todo el día y en cada lugar que estamos. En todas las cosas que se desarrollan está la mano de un técnico y somos como la sangre de la sociedad. Eso hace que nos tengamos que ir perfeccionando, porque van avanzando los tipos de tecnología y demás”, añadió.

Desafíos

Acerca de cuáles son los principales desafíos de la profesión en la actualidad, Galeano analizó: “No escapa a nosotros el contexto que está viviendo el país. Estamos preocupados por el tema de la paralización de obras y sobre todo porque no se vislumbra un panorama muy claro. Es lo que nos lleva a ser cautelosos y como dirigentes tenemos la obligación de juntarnos, ya que contamos con dos posibilidades de actuar frente a una crisis: o cerramos la puerta y nos quedamos tranquilos, o salimos a buscar trabajo y a pelearla. Siempre optamos por hacer lo segundo, por salir a los municipios en apoyo a nuestros colegas, por tratar de generar convenios de asistencia para que nuestros pares puedan desarrollar su profesión”.

Sobre este punto, destacó: “No nos quedamos y cada vez que ha habido una crisis los técnicos siempre la hemos resuelto. Cuando la oportunidad por ahí se reduce es cuando más usamos nuestras herramientas para poder salir adelante. En la vida práctica tenemos que arreglarnos con lo que tenemos y así nos hemos superado, lo demuestra la solvencia de nuestro Colegio, con el que en 25 años hemos pasado todas las situaciones sociales que han habido. Formamos parte de un Colegio que está consolidado, que tiene sus estamentos trabajando de manera armónica y hemos crecido. Con orgullo decimos que somos una institución importante dentro de la provincia y también de la Nación. Eso se refleja muchas veces en la consulta de nuestros colegios hermanos, o de provincias donde no han logrado tener el suyo y estamos apoyándolos para que puedan manejar sus destinos”.

Satisfacciones

Respecto de las mayores satisfacciones que le brinda su profesión, Galeano destacó: “La principal es que fui el primer profesional de mi familia, pero además esta carrera me dio la posibilidad de vivir dignamente, de desarrollarme y de querer la profesión. En el caso de los MMO, siempre que viene un cliente tenemos la gratificación de poder mejorar su calidad de vida. Y en esto de ser dirigente y poder dedicarme al servicio de los demás para que este Colegio sea cada vez más grande hace también que uno siente una pertenencia”.

Por su parte, Bruno Lazo, el vicepresidente del Copmmoter, comentó a UNO: “Soy MMO y provengo de Gualeguay. Como integrante de la mesa ejecutiva soy el más grande en edad e incluso con mayor cantidad de años en la profesión, y quiero destacar que no solo forman parte del Colegio los MMO y técnicos de la rama eléctrica, sino también más de 30 tecnicaturas que nuestro colegio matricula”.

“Soy un trabajador independiente y me dedico a la construcción. También he sido el primer profesional dentro de mi familia y hace 39 años que me recibí”, contó con orgullo, y recordó cómo era la labor en sus inicios: “Cuando empecé a trabajar, y por más de 10 años, la confección de documentación era manual. Todo dibujo era sobre tablero, papel y tinta, y actualmente tenemos el beneficio de la tecnología, que nos permite ser hoy por hoy en la provincia pioneros en un sistema digital on line. La parte constructiva también ha variado y mejorado, hay otros tipos de materiales, de pensamientos e incluso la legislación se ha modificado y eso es muy importante, lo que nos hace ser más cuidadosos en la parte de la responsabilidad civil que nos compete”.

En tanto, Mariano de los Santos, quien es de Gualeguaychú y se desempeña como secretario del Colegio, mencionó que primero se recibió de técnico mecánico electricista, y con el correr se los años complementó su formación como MMO: “Tengo muchas satisfacciones en mi vida profesional. He sido independiente toda mi vida, y también entré a trabajar en empresas como contratado y pude observar el desarrollo que se produce. Ya casado hice la carrera de MMO porque tenía una clientela que me estaba pidiendo ampliar mi actividad. Además de los logros en la parte mecánica, como MMO me dediqué a edificaciones y construcción e hice algunas obras que me resultaron interesantes, como son construcciones no tradicionales, que cada vez tienen más aceptación en la parte turística”, expresó.

Asimismo, hizo alusión al aniversario del Colegio: “Estos 25 años desde su creación han sido una lucha que llevamos adelante entre todos y hoy festejamos que es un Colegio importante y con mucho futuro”.

Hernán Schönfeld, el tesorero del Copmmoter, es de Bovril y hace 30 años egresó como MMO. En su ciudad de origen no había un lugar donde formarse, y decidido a recibirse se levantaba a las 3 para alcanzar el tren a Concordia y poder estudiar la carrera que lo apasiona. “Llevo 20 años como matriculado y es una alegría en este momento poder ser parte de la mesa directiva y formar parte de la conmemoración de estos 25 años”, aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario