Secciones
Femicidio

El colectivo feminista y de grupos disidentes pidió por el cese de la violencia machista

Una masiva marcha en la capital entrerriana reiteró que se deben ejecutar las políticas públicas para proteger a las víctimas. Críticas al Poder Judicial.

Lunes 25 de Noviembre de 2019

Con los nombres de las víctimas de femicidios ocurridos en Entre Ríos en 2019 (ocho en total, seis de ellos directos, uno vinculado y un transfemicidio) y su ausencia representada por un calzado diferente, se recordó ayer en Paraná y en las principales ciudades del país, el Día Internacional de la Lucha por la Erradicación de las Violencias contra las Mujeres, Travestis y Lesbianas.

Como todos los años, la convocatoria visibilizó el rechazo a la violencia machista e institucional, y en esta edición, estuvo fuertemente atravesada por la crisis sociopolítica que se vive en la región, sobre todo en Chile y Bolivia. La movilización que reunió a organizaciones sociales, gremios, partidos políticos, agrupaciones estudiantiles, tuvo su punto de partida en la Plaza 1° de Mayo. Ni la amenaza de lluvia pudo frenar el reclamo otra vez masivo de un colectivo diverso, plural e integrado, que demanda por el cese de la violencia machista, pero que al mismo tiempo exige la implementación de políticas públicas para atender la problemática.

La marcha convocada por la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travas y Trans y la Multisectorial de Mujeres Entrerrianas, se abrió paso por el corte de contratados que reclaman ser reincorporados en la esquina de Urquiza y Corrientes. No hubo necesidad de dar explicaciones sobre el motivo de la protesta. Los contratados solo atinaron a mirar de reojo, mientras las mujeres comenzaban a entonar los primeros cánticos y arengaban bailando al ritmo de una juvenil batucada. Así comenzaron a surgir las primeras consignas transformadas en canciones de guerra: una de ellas auguraba que el patriarcado tarde o temprano se iba a caer; también en las letras se recordó que el aborto legal, seguro y gratuito va a ser ley, más allá de las dudas que existen en torno a si algunos de los proyectos en danza va a tener el consenso para ser tratado.

Como en cada marcha se pronunciaron críticas a la Justicia por la falta de celeridad en algunas causas donde se investigan casos de femicidios. Las y les manifestantes cambiaron el recorrido habitual, y en vez de doblar por Andrés Pazos caminaron por Corrientes hasta la intersección con La Paz. Así llegaron hasta el edificio de Tribunales, donde diferentes oradoras leyeron el documento que previamente había sido elaborado por las organizaciones.

Piden mayor igualdad

El documento del 25N repitió viejas demandas hasta ahora incumplidas a los gobiernos nacional, provincial y municipal. Se exigió “la urgente sanción de la Ley de Emergencia por violencia de género en la Nación y la Provincia con reglamentación y presupuesto real. La ley de Emergencia permitirá destinar por ministerios presupuestos extras para tomar medidas urgentes y podríamos contar con recursos inmediatos para la atención de la problemática”.

La falta de avance de algunas causas judiciales motivó las críticas del colectivo diverso. “Exigimos justicia para Jéssica Dos Santos, Gisela López y Niki La Loba, cuyos crímenes de odio siguen impunes”, denunciaron. Del mismo modo se objetó el “encubrimiento y la protección a los violadores de la ‘manada’ de Villaguay y el disciplinamiento con el que el Estado pretende someternos. Pedimos el apartamiento del fiscal por misógino, machista y patriarcal”.

En esa misma línea se lamentó por la falta de “políticas integrales que contengan a las víctimas de violencia y les permitan seguir con sus vidas y tener un proyecto vital con acceso al trabajo, la capacitación, la salud y la vivienda”. Según la Multisectorial este modelo se traduce “en la feminización de la pobreza, que no solo significa el empobrecimiento material de las mujeres y disidencias, sino también el empeoramiento de sus condiciones de vida y la vulneración de sus derechos”.

También se bregó para que el Estado municipal de Paraná implemente el cupo laboral trava-trans, el cumplimiento de la ley de Educación Sexual Integral y de la puesta en marcha del presupuesto real para el programa de salud sexual y reproductiva.

“Hoy denunciamos todas las violencias del sistema machista y heteropatriarcal y nos encontramos juntas con la alegría del abrazo y las vivencias compartidas”, cerró el texto en plaza Mansilla.

Embed

LEE EL DOCUMENTO COMPLETO del #25N

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario