Salud
Sábado 16 de Febrero de 2019

El cáncer infantil, detectado a tiempo, es una enfermedad potencialmente curable

Destacan la importancia preponderante de la detección temprana para brindar tratamientos oportunos, y favorecer la posibilidad de un alto porcentaje de curación en chicos y adolescentes. El 15 de febrero se recuerda el Día Internacional del Cáncer Infantil.

El Día Internacional del Cáncer Infantil interpela las acciones de salud pública orientadas al diagnóstico y control de esta enfermedad crónica, de gran impacto psicosocial, y potencialmente curable si se la detecta a tiempo. En este sentido, Entre Ríos trata a los chicos con cáncer desde los servicios de Oncohematología y de Cuidados Paliativos Pediátricos en el Hospital Materno Infantil San Roque.


"La importancia de la concientización en la detección precoz y oportuna del cáncer infantil es saber que esta enfermedad, detectada a tiempo, es potencialmente curable", destaca como referente pediátrico de tumores sólidos la especialista y magister en Cuidados Paliativos, María Fernanda Peserico, desde el ámbito del Instituto Provincial del Cáncer (IPC) y del Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino dependiente del Instituto Nacional del Cancer (ROHA/INC).


A partir del trabajo del ROHA se desprende que en el país son diagnosticados con cáncer, por año, 1.322 chicos menores de 15 años. En torno al registro de los últimos 17 años, siete de cada diez son leucemias, tumores del sistema nervioso central y linfomas. La tendencia es estable y la sobrevida, a cinco años, mejoró en los tumores del sistema nervioso central, más aún en los linfomas. Con respecto a la estadística de cáncer infantil en Entre Ríos el número se mantiene. En tumores sólidos se registran aproximadamente de 20 a 25 por año al igual que las leucemias (un total de 50 tumores por año).


Cabe destacar que el equipo de Cuidados Paliativos busca en la atención interdisciplinaria en pacientes con cáncer infantil, mejorar la calidad de vida y cuidar cada aspecto de las necesidades de chicos que están atravesando una enfermedad que amenaza la vida. En este sentido, Peserico explicó: "La intervención debe ser a partir del diagnóstico, donde aparece el sufrimiento, para contener a las familias, acompañar durante todo el proceso de la enfermedad y –si ésta no puede ser curable– toca aliviar y apoyar el proceso del dolor total y el duelo".


Ya son 30 los profesionales en áreas médicas, de enfermería, fonoaudiología, terapia ocupacional, psicología, kinesiología, nutrición, psicopedagogía, asesoramiento espiritual y voluntariado. Se trata del primer servicio capacitado en la provincia que actúa en el nosocomio paranaense (desde la Maternidad, Neonatología, Terapia Intensiva, Cuidados Intermedios, Neurología, Oncología) y también en hospitales del interior, centros de atención primaria de la salud, escuelas, organizaciones no gubernamentales y domicilios.


Mediante guardias pasivas atienden todos los días del año la urgencia paliativa, el hospital de día, los consultorios, talleres, ateneos, sala de internación e interconsultas.


Está reconocido a nivel nacional como el único proveedor en la provincia con cama de internación propia y con mayor cantidad de profesionales en interdisciplina.


De 2011 a 2018 alcanzaron más de 20 mil intervenciones paliativas.


cancer1.jpg


Oncohematología, más de 20 años de servicio


En el hospital Materno Infantil San Roque el jefe del servicio de Hematología del nosocomio, Pedro Negri Aranguren, desarrolló hace más de 20 años el único centro de referencia de los pacientes con enfermedades hematológicas pediátricas de la provincia asistiendo a cientos de chicos afectados por tumores oncohematológicos. Negri Aranguren destacó: "La leucemia aguda es el cáncer más frecuente en niños y representa el 35% de los tumores malignos de la infancia y la leucemia linfoblástica aguda (LLA) constituye el 80% del total de leucemias que se diagnostican en la edad pediátrica y su pico de incidencia es entre los 4 y 5 años de edad". El profesional destacó que "en la actualidad, con el uso de tratamientos intensivos de quimioterapia, se logran niveles de curación entre el 70 al 75% de los casos en los centros más avanzados".


Este servicio también forma parte del ROHA. Sus datos revelan que la incidencia de tumores pediátricos en la infancia tiene una incidencia de 134 casos por millón de chicos por año. "De acuerdo al censo 2009, Entre Ríos registraba 1.200.000 habitantes siendo la población infantil un 35.5%, aproximadamente 400.000 chicos. De manera esperamos, anualmente, 50 casos de cáncer infantil de los cuales la mitad corresponde a la patología oncohematológica que se atiende en nuestro servicio, mientras el resto de tumores no hematológicos se derivan fuera de la provincia", destacó Negri Aranguren. Y adelantó que a partir del segundo semestre del año estas patologías estarían siendo asistidas en el hospital.


cancer2.jpg


Vale recordar que entre mayo de 1986 y julio de 1992 los pacientes con LLA pediátrica eran asistidos en las salas de clínica del nosocomio. En agosto de 1992 se construyó y equipó la primera sala de oncohematología de la provincia con 4 camas y una habitación de aislamiento. Además se capacitó personal de enfermería propio y se integró un pediatra y oncohematólogos. En 2001 amplió la capacidad de atención del servicio con una nueva sala.


El servicio de Hematología del hospital Materno Infantil San Roque es centro de referencia y derivación de la patología hematológica de la provincia desde 1980 y forma parte del Grupo Argentino de Tratamiento de la Leucemia Aguda (Gatla) desde 1986 dando cuenta de todos los casos de leucemia linfoblástica aguda pediátrica tratados.


En la tarea cotidiana se destaca, además, el compromiso, acompañamiento y trabajo de la Fundación de Ayuda al Enfermo Hematooncológico de Entre Ríos (Faeher).


cancer3.jpg



Concientización y capacitación en cáncer infantil


Las quintas jornadas organizadas por los servicios de Cuidados Paliativos Pediátricos y Oncohematología del hospital Materno Infantil San Roque, se concretarán el 21 de febrero, de 10 a 13, en el salón Dr. Abel Obaid. Oportunamente se presentarán las acciones y alcances en el abordaje interdisciplinario con la participación de las organizaciones no gubernamentales Asociación Cuidar bajo una misma estrella y Arco Iris.


A las 10, en la apertura, se expondrá el tema Cuidados paliativos: ¿a partir de cuándo y por qué son importantes? También se dará cuenta de las estadísticas del ROHA/INC.


Además se desarrollarán los ejes: soporte nutricional, el conocimiento de la alimentación durante el tratamiento de quimioterapia que poseen las madres de los chicos internados en el servicio de Oncohematología; cuidados paliativos en el área escolar y el juego como herramienta terapéutica y garantía de salud emocional.

Comentarios