Secciones
La Provincia

El calzado original que se fabrica al gusto del que lo lleva

Emprendedor@s. En el desafío de atender una demanda personalizada. Los confecciona Leopoldo Papasodaro en su casa taller del Puerto Nuevo. Hace cuatro años realizó un curso de  Capacitación Profesional en La Plata que lo animó a vivir de lo que le gusta.

Miércoles 12 de Noviembre de 2014

Juan Manuel Kunzi/De la Redacción de UNO
jkunzi@uno.com.ar

 

La charla con Leopoldo Papasodaro, el creador de Rin Calzados, comenzó algo trabada y con el correr de los minutos se fue soltando. Acá va la transcripción de los primeros seis minutos 11 segundos. En total hablamos 22 minutos en su casa taller del Puerto.
Una muestra de sus delicados trabajos  se pueden chequear en Facebook o estar atentos y atentas a las ferias de diseño.  Este cronista aclaró:
—Pongo esto (el grabador) pero es para que me quede el registro.
—Si dale no hay drama ¿Te jode la música?  
—No ¿Qué hacés?
—¿Cómo que hago?
—¿Qué fabricás?
—Hago zapatos, sandalias, botas. Casi todo tipo de calzado en cuero.
—¿Es todo para mujer?
—No, también tengo de hombre.
—¿Y por qué?
—¿Por qué, qué?
—¿Por qué empezaste a laburar?
—Porque está bueno. Me gustó la onda de hacer zapatos. Después empecé a interiorizarme, aprendí.
—¿Vos ya sabías?
—No. Yo hice un curso de Formación Profesional en La Plata y empecé a hacer (a fabricar).  
—¿Hace mucho?
—Hace unos cuatro años.  
—Hace poco.
 —Sí, para lo que es el oficio, es poco tiempo.
—¿Cuántos años tenés?
—32.
¿El curso te llevó al primer contacto con los zapatos?
—Anteriormente había hecho una prueba, quería hacer sandalias, pero sin saber nada.
—Te pregunto porque está la creencia de que es un oficio que se transmite en la familia.
—De padre a hijo o de maestro a discípulo. Eso es lo que se cree,  pero ahora hay muchas escuelas. Muchas de ellas muy de moda. Antes había una sola, San Crispín, que era una eminencia.
—¿Sabés si en Paraná hay alguien más que esté haciendo un trabajo parecido al tuyo?
—Sé que hay, pero nunca me crucé  a alguien en alguna feria que los haga como yo los hago.  Me encontré con artesanos que trabajan el cuero.
—¿ Y vos cómo los hacés?
—Diseño el zapato en la horma y después lo paso al molde. Mi novia, Irina Bellmann, también me ayuda mucho con los diseños.
—Agarrás una horma que tiene un talle.
—Claro. Cada horma tiene un modelo y el talle. Para hombres es una horma y para mujer, otra.
—¿Una vez que tenés el diseño en la cabeza, cómo seguís?
—Primero se dibuja el diseño en un papel. Después se forra la horma.
Con todos los modelos hechos, cortás,  cosés  y armás.
—¿Cuánto tiempo te lleva hacer un modelo?
—Entero. Desde cero, calculá, una semana, haciendo pruebas.
—¿Trabajás por encargue?
  —Laburo por encargue. De entrada no quise hacer una colección porque es mucha inversión y por ahí te queda algún clavo. Venís y elegís los colores. Es más personalizado.
—¿Y el contacto con la gente?
—En las ferias y por Facebook.  Después vienen acá. Las ferias son una vidriera importantísima. Después todo lo que voy haciendo lo voy subiendo a la página de Facebook. Es una herramienta gratuita.
—¿Y con las fotos cómo hacés?
— Las saco yo. Armo un set.   
—Las tenés que filtrar.
—Sí. Yo manejo Fotoshop y esas cosas. Cualquier chirimbolada de luz....

 

Las ferias
* “Esta Costa Diseña está rebuena porque las pibas que organizan son muy macanudas. También siempre nos fue muy bien en las ferias que han organizado Avelina Raimundo y Carlos Asiain, porque ellos fueron los primeros que nos dieron una mano, junto a la gente de La Hendija.  Ahora se viene Navidad, que junto con el Día de la Madre son fechas muy importantes en cuanto a las ventas”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario