Secciones
Economía

El aumento del dólar impacta en los precios de diferentes rubros y condiciona las ventas

Alimentos, combustibles, corralones y casas de electrodomésticos ya registran modificaciones. En algunos casos aplican subas del 10% o el 20%

Martes 13 de Agosto de 2019

La fuerte devaluación del lunes, con un dólar que llegó a cotizarse a 66 pesos al inicio de la semana, luego retrocedió a 57 con la intervención del Banco Central y ayer volvió a superar los 60 pesos en casas de cambio, afectó los precios de referencia en distintos rubros.

En algunos casos, proveedores y mayoristas decidieron interrumpir las ventas hasta que la situación se estabilice. No obstante, los comerciantes minoristas advirtieron que no pueden tomar la misma determinación.

En uno de los sectores en que la demanda es constante, como son los supermercados y almacenes, señalaron que ya recibieron listas con nuevos valores en ciertos productos, como en el caso de los fideos, que registraron un incremento el lunes del 8%. Otros ya hablan de subas del 10% en la yerba, el azúcar y otros alimentos. César Fontana, propietario de un supermercado de calle Churruarín de Paraná, comentó a UNO: “Si bien el aumento del dólar es muy reciente, hay proveedores que ya se anticiparon y han pasado unas listas nuevas. De todas formas, creo que hay que esperar a ver qué pasa en los mercados y cómo acciona el tema del dólar”.

A su vez, manifestó: “Algunos distribuidores han suspendido la venta, con lo que no estoy de acuerdo, porque el cliente es de todo el año. Y lo que notamos es que ni el lunes ni ayer anduvieron los viajantes, y estimo que es por esta corrida del dólar”.

“Ojalá que baje un poquito. El año pasado vivimos una situación similar y estimo que ahora también va a impactar todo esto en los precios. No creo que supere un 8% o un 10% la suba, pero ya de por sí es mucho, porque el salario de la gente está congelado, y como dicen todos, a partir del lunes son un 20% más pobres con esta devaluación”, evaluó.

Por otra parte, refirió que “las multinacionales son las primeras que aplican incrementos”, y anheló: “Lo que espero es que no suban tanto el pollo, la carne y esas cosas, porque es lo que más se consume”.

Respecto de la demanda, observó que mucha gente no puede comprar stock extra previendo esquivar una suba de precios debido a que el poder adquisitivo de determinado sector solo les permite comprar lo necesario: “Mi negocio está en un barrio en que la gente vive el día a día y lamentablemente no puede comprar dos aceites. Compran solo lo necesario porque si no no le alcanza para el tomate u otros productos que precisa”, reflexionó.

En el mismo orden, ayer una vendedora de tortas de cumpleaños advirtió vía WhatsApp a sus clientas que comenzó a aplicar un aumento del 20% en sus productos, atento a las subas de los insumos que utiliza.

Si bien en las estaciones de servicios aún no se aplican subas, pero como el aumento de la divisa impactará indefectiblemente en el precio de la naftas y el gasoil, muchos se apuran desde el lunes a llenar el tanque, o por lo menos a reponer el gasto cotidiano. En una estación de servicio de calle 25 de Junio que pertenece a la firma YPF aseguraron que si bien todavía no hay novedades con respecto a la modificación de los valores, se triplicó la demanda en lo que va de la semana: “A toda hora está lleno de gente que viene a cargar combustible”, aseguró uno de los playeros.

Por su parte, Mario Amado, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Entre Ríos, sostuvo: “No sabemos nada. Lo único que tenemos en concreto es que las estaciones de servicios de bandera “blanca” –las que no tienen obligación contractual con la distribuidora– les habían cambiado el precio un 15%. Las estaciones de servicios de bandera están todas trabajando normalmente con el precio que tenían antes del lunes”.

Respecto del mercado mayorista, indicó: “En ese caso sí está retenido, esperando que se acomode la variable, y si tiene que vender puede hacerlo hasta un 15% arriba, como tenemos datos que han tenido que vender algunos, pero son casos puntuales y no está todavía generalizado”.

El rubro de los corralones es uno de los que comenzaron a restringir las operaciones, por no saber qué cobrar cada producto, sobre todo los importados. Mario Godoy, dueño de un salón de calle Blas Parera, afirmó: “Estamos complicados con el tema del dólar. Ya el lunes aumentó toda la mercadería en un 20%. El cemento subió también de 320 pesos a 350”.

En este contexto, mencionó: “Hay fábricas que no quieren vendernos y no nos quieren dar precios. Pasa con el hierro, el alambre, los clavos y otros artículos que son importados. Algunos nos toman el pedido pero no mandan las cosas por el solo hecho de que no tienen un precio definido hasta que se estabilice esto del valor de la divisa, que pienso que va a pasar en un par de días”.

El vendedor comentó que se están manejando a precio dólar para poder seguir vendiendo y poder reponer los productos: “Nos manejamos así porque tampoco podemos cerrar con la idea de no vender para no perder. Las mismas fábricas nos dicen que nos manejemos con valor dólar. En mi caso tengo que hacer un pedido de mercadearía y no sé con qué me voy a encontrar, si me van a mandar o no las cosas, y con qué precio”.

Godoy contó que desde el lunes recibe más llamados y consultas de clientes, e incluso hubo quienes fueron a comprar en cantidad queriendo anticiparse al aumento: “Han venido clientes con presupuestos grandes queriéndonos comprar, y yo tengo que darle el precio del momento en base a lo que está costando el dólar. Por suerte los pedidos no cayeron por esta escalada del dólar, pero la gente nos consulta qué aumentó y a cuánto, y tenemos que salir a responderle”, explicó.

Por ahora, según mencionó, la financiación con los planes Ahora 3, 6 y 12 cuotas siguen vigentes, y opinó: “Sin dudas la gente se desespera un poco por salir a comprar y si tiene una cuenta corriente con nosotros, poder saldarla para evitar el aumento”.

En la mayoría de las casas de electrodomésticos de Paraná también remarcaron la mercadería el lunes y dejaron de entregar los catálogos con las ofertas del mes. Hasta ayer se podía comprar con plan Ahora 12, pero en algunos lugares estaba bloqueada la opción del Ahora 18. “En este momento está el Ahora 12, pero no sabemos si va a seguir”, advirtió uno de los vendedores de un local céntrico de una de las cadenas nacionales.

Si bien dijo que estaban recibiendo mercadería, en otro comercio del rubro advirtieron que en su casa los proveedores estaban restringiendo nuevas entregas hasta que puedan “tener precios más firmes”.

Otro rubro que sufre el desconcierto que generan las fluctuaciones del dólar es el de las agencias de viajes. Fabricio Meglio, titular de una agencia de calle Santa Fe en la capital entrerriana que comercializa viajes al exterior, incluyendo paquetes a Disney para quinceañeras, comentó a UNO: “Todavía es medio prematuro para ver qué va a pasar. El lunes hubo un impacto, obviamente se frenaron ventas y a nivel de viajes individuales hubo un silencio interesante”.

“La situación es más preocupante para aquel pasajero que ya está pagando un viaje a futuro por partes y ya está comprometido”, dijo, y aclaró: “En lo que es producto Disney, aunque no se crea, hubo gente consultando, ya que se reserva con dos años y medio de antelación y lo van pagando. Aunque lógicamente con un dólar que aumenta este viaje sube”.

En relación a los paquetes al extranjero, que se cotizan en dólares, recordó que hay un sector de público que ya cuenta con la divisa y al tener cierto poder adquisitivo sigue optando por los viajes afuera del país. En cuanto a los destinos nacionales, esperan que haya subas también, pero prefirió ser cauteloso al evaluar qué impacto tendrán los incrementos en las ventas: “Hay que tener en cuenta que es una época del año en que todavía no se está empezando a hablar de viajes de vacaciones. Hay que esperar a que esto se estabilice, porque es muy reciente”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario