Secciones

El ATN de Nación alcanza solo para el 15% de la masa salarial de los choferes

El riesgo de otro paro está latente por la falta de acuerdo sobre los días descontados y la ausencia de nuevos recursos tras adelanto de la Provincia

Sábado 31 de Agosto de 2019

Hasta el jueves habrá colectivos urbanos en Paraná, pero ese día será el límite para que las empresas del transporte urbano y los choferes acuerden qué ocurrirá con los cuatro días descontados de julio, los 15 días de paro de agosto y si, en todo caso, se podrán cancelar los salarios con el incremento salarial.

Embed

El cuarto día hábil fue el plazo máximo fijado por la Secretaría de Trabajo de la Provincia, para que Buses Paraná –compuesta por las empresas Mariano Moreno y ERSA– y la Unión Tranviarios Automotor (UTA) alcancen un acuerdo sobre los cuatro días descontados y no abonados por paros en el mes de julio, durante el receso invernal. La situación será un precedente para resolver qué sucederá con los haberes que ese día deberán cobrar los trabajadores, correspondientes al mes de agosto, cuando se concretaron 15 días de paro. Es decir, medio mes que no hubo servicio, y que las empresas pretenden no abonar porque no se trabajó.

Embed

La situación marcha a la par de un escenario de crisis del sistema, por falta de recursos, que lejos está de haberse subsanado. El aporte de 14 millones de pesos proporcionado por el gobierno provincial hace 15 días, que permitió cancelar todos los compromisos salariales pendientes de pago –aumentos de sueldos, medio aguinaldo y viáticos– fue en concepto de adelanto de los fondos que se proporcionan mensualmente. Esa cifra no estará para este mes.

En este contexto, la Municipalidad de Paraná dio a conocer ayer que giró 5 millones de pesos a las empresas, a partir de un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) que envió la Nación. La cifra es exigua, casi insignificante en el volumen de costos que representa el servicio, y ni siquiera alcanza a cubrir el desfasaje que producirá el descuento de los fondos ya remitidos por la Provincia, en concepto de adelanto.

Los 5 millones de pesos representan alrededor de un 15% de la masa salarial de los casi 500 choferes de las firmas Mariano Moreno y Ersa. Y es el 50% de lo que no aporta mensualmente Nación, pese al compromiso suscripto por las autoridades municipales: en abril del año pasado, cuando se aplicó el aumento del boleto –que pasó de 14,85 a 22 pesos– se habían incorporado como subsidios nacionales, un volumen de 15 millones de pesos mensuales provenientes de un Fondo Compensador del Transporte que de modo discrecional, administra el Ministerio de Transporte de la Nación hacia jurisdicciones locales generalmente gobernadas por Cambiemos. Desde entonces, a Paraná solo llegan cinco millones de pesos mensuales, de los 15 millones previstos.

El recurso extraordinario recibido ayer, está claro, no permite siquiera equilibrar lo que ya se gastó como adelanto; menos aún el desfasaje mensual de 16 millones de pesos que tiene el sistema.

Desde el levantamiento del histórico paro de 15 días, el pasado martes 20 de agosto, no hubo avances ni cambios significativos que abriguen expectativas positivas para lo que será la próxima semana. Ayer, empresas y UTA prefirieron no brindar detalles ante una semana con un nuevo conflicto en puerta. Tampoco se conoció que en estos días se hayan concretado reuniones con autoridades municipales y provinciales, tal como pedían los transportistas.

Mientras las frecuencias cada vez se alargan más, con colectivos cada vez en peor estado, miles de usuarios del servicio público en Paraná y el área metropolitana podrían sufrir nuevamente la falta de colectivos a partir del viernes si no prosperan negociaciones durante la semana y, fundamentalmente, si no aparecen nuevos recursos.

Postura municipal

El secretario Legal y Técnico de la Municipalidad, Walter Rolandelli, aseveró ayer que “Nación confirmó el envío de los fondos gestionados por el intendente Sergio Varisco, y que ese dinero estará impactando este viernes (por ayer) a última hora bancaria o el lunes a primera hora en las cuentas provinciales, para que de allí se derive a las empresas”.

Mediante un comunicado oficial, Rolandelli dijo que “hasta el jueves al mediodía había incertidumbre entre los choferes nucleados en la UTA porque recibieron algunos mensajes de audio desde la Provincia, que aseguraban que el dinero no llegaría. Sin embargo, a las horas recibimos la confirmación del envío del dinero y de ese modo se da cumplimiento al compromiso asumido por la Municipalidad de Paraná”.

Tras hacer hincapié en que por gestiones del intendente de Paraná se evitará una situación de crisis como la que afectó al servicio para los usuarios de la capital provincial y de otras comunas lindantes, el secretario Legal y Técnico sostuvo que “los choferes están al día con el cobro de sus haberes”, aunque admitió que está pendiente una discusión entre patronal y gremio por los días de paro no trabajados.

“Desde la Municipalidad se hizo todo lo que se debe hacer, y ahora se le descontarán dos cuotas de 6 millones de pesos que la Provincia adelantó para el pago de los salarios”, sostuvo Rolandelli.

El funcionario dijo: “No hay intención en entrar en polémica con la Provincia pero queremos, a la vez, dejar en claro que acá el gobernador Gustavo Bordet quedó como el salvador pero lo que hizo fue adelantar 12 millones de pesos que le serán ahora descontados a la Municipalidad de Paraná”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario