La Provincia

El alcoholismo en los jóvenes preocupa y activa medidas

Intendentes del interior entrerriano reconocen que creció la adicción en la juventud y que la bebida, los fines de semana, es el principal flagelo. Y por ello emergen nuevos problemas sociales.

Jueves 21 de Agosto de 2014

Distintos municipios de Entre Ríos se encontraron en los últimos años con un aumento del consumo de alcohol y de droga en los jóvenes. Esto trajo aparejado un conjunto de inconvenientes: falta de perspectivas en el futuro, peleas y disturbios, e incluso inseguridad. Debieron implementar medidas y abordar el flagelo, uno que décadas atrás solo veían en las grandes ciudades y que ahora desembarcó hasta en los pueblos más pequeños. Sin recetas, hacen charlas, arman grupos de concientización, proponen actividades deportivas y preparan ordenanzas para regularizar el expendio de las bebidas los fines de semana.

 

En La Paz, desde el municipio, debieron tomar decisiones. “El alcohol es un problema con los menores y los lleva a otras drogas. Hay narcomenudeo y trabajamos sobre eso, porque además provoca hechos de delincuencia y mayor inseguridad”, dijo a UNO José Nogueira, intendente de la ciudad. Sostuvo que no hay un pico de adicciones de sustancias, pero si de consumo de alcohol que provoca cierto descontrol. “Eso ha aumentado y lo que tenemos que hacer es evitar que siga creciendo.  Es un problema de ciudades grandes que también pasan a ocurrir en ciudades chicas; llega a todos lados”, agregó.

 

Según explicó, el plan que al momento impulsan, apunta a la prevención y a la inclusión mediante un trabajo que buscan unificar entre escuelas, clubes, la iglesia y otros espacios donde participan jóvenes. Incluso planteó el armado de unidades preventivas –así las llamó– para trabajar sobre las causas que llevan a una persona a iniciarse en el consumo. Contó además que hoy, llegará a La Paz un grupo del Sedronar para realizar un relevamiento de instituciones para que traten, en red, la problemática.

 

“Trabajamos desde la educación, a través de becas deportivas en clubes, colegios y barrios y también desde la inclusión cultural con chicos que han estado con problemas de alcoholismo y de conductas donde los incluimos para que hagan clases de rap, grupos de música y teatro. Decidimos trabajar sobre la persona”, aclaró Nogueira. Contó también que preparan una ordenanza para regular la venta de alcohol previo al ingreso a los boliches.

 

 

Fines de semana

 

Sobre ese último aspecto, el consumo de bebidas los fines de semana, en Gualeguay apuntaron a regular esa situación. Desde la Municipalidad dieron cuenta de lo complejo del problema y de las formas de abordarlo. Luis Erro, el intendente, destacó que trabajan para que se cumplan las ordenanzas sobre la venta de alcohol en los kioscos y ahora preparan otra norma para que el ingreso a las confiterías bailables no se pueda extender más allá de las 3. “Ya prohibimos la venta desde las 22, haremos que el ingreso a los boliches sea hasta las 3 y a las 6 deben cortar”, comentó.

 

En la ciudad hay una guardia urbana con la cual se monitorean los inconvenientes que pueden ocasionar jóvenes, cuando se exceden en el consumo de alcohol. “Con la droga en general o el uso de sustancias es más complejo aún. Trabajamos con cursos de capacitación, con voluntarias que puedan abocarse a este tema y con gente que padece el flagelo”, afirmó.

 

Según Erro, han logrado resultados positivos y la clausura de lugares por vender alcohol en horarios indebidos, le llevó a la localidad un mayor control de la alcoholemia.  
Peleas a la salida de los boliches, en las escuelas –adentro y afuera–, corridas en la calle u otras situaciones se empezaron a ver en ciudades del interior de la provincia donde décadas atrás, esos conflictos eran más esporádicos.

 

Los intendentes consultados, primero reconocieron que las adicciones, y todo lo que ellas conllevan, están adentro de sus propias ciudades; si bien aún no encuentran la forma de desterrarlas de raíz, afirman que con los medidas que impulsan, hay una mejor convivencia social.

 


Hacerse cargo es uno de los primeros pasos para la atención

 

Victoria es otra de las ciudades donde comenzaron a trabajar el tema desde el municipio, con mayor profundidad en el último tiempo. Incluso, el intendente César Garcilazo sostuvo que uno de los primeros pasos es reconocer el problema. Ya hubo en la localidad tres encuentros donde el municipio convocó a iglesias y otras instituciones e hicieron un convenio con una asociación llamada Nazareth que también aborda el problema de las adicciones en las provincias de Santa Fe y Córdoba.

 

En cada uno de estos encuentros les aportaron pautas, líneas de trabajo y herramientas para aquellos que estén al frente de grupos de jóvenes que padecen adicciones. El jefe comunal aportó: “Nos estamos haciendo cargo de esto y buscamos nutrir de elementos y herramientas a la sociedad para que pueda hacer uso de ellas y abordar las adicciones.

 

Trabajamos en la prevención, juntamos a los chicos que pueden llegar a concientizar a otros y en eso nos direccionamos. Queremos que los chicos no entren en adicciones alcohólicas, de drogas o del juego”.

 

Acciones

 

*Algunas municipalidades abordan el problema mediante unidades preventivas que trabajan las adicciones y preparan abordaje en red entre varias instituciones.

* Otras realizan charlas y capacitaciones en escuelas, clubes y barrios.


* Mediante ordenanzas pretenden limitar la venta de alcohol y los horarios de ingreso y egreso a los boliches.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario