Ajuste
Martes 05 de Junio de 2018

El ajuste de la Nación lleva incertidumbre y angustia a familias viales entrerrianas

Hay paro y retención de servicios por los despidos en el organismo, sin causa ni aviso previo. Se repite lo sucedido en INTI, INTA, Senasa y otros

Tercerización de tareas y servicios, y vaciamiento de las funciones de los distintos organismos son las dos metodologías impuestas por el gobierno nacional para llevar adelante un plan de ajuste y despidos de trabajadores, en efecto dominó desde principios de año, mucho antes de las supuestas exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI).
Comenzó con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), con unos 250 despidos en todo el país, abarcando cada una de las delegaciones: en esa lista quedaron incluidos tres empleados de Entre Ríos, en Concepción del Uruguay, Gualeguaychú y Concordia. El Estado nacional aplicó posteriormente medidas de ajuste en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) –que puso en alerta a todas las delegaciones del país–, en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) –en Entre Ríos denunciaron unos 25 despidos–, y otras áreas como la Subsecretaría de Agricultura Familiar, y también la Dirección de Vías Navegables, con distintos impactos en cada provincia.
En los últimos días surgió la misma situación en la Dirección Nacional de Vialidad (DNV). Sobre el fin de semana llegaron más de 50 telegramas de despidos, en lo que sectores gremiales suponen es, una primera lista.
El distrito Entre Ríos de la DNV realizó el lunes un paro de actividades, y ayer continuó la protesta con un quite de colaboración.
La secretaria general del Sindicato de Trabajadores Viales y Afines de la República Argentina (Stvyara) indicó a UNO que el ajuste del Estado nacional en el organismo se inició con el cierre de las escuelas técnicas viales, y los despidos de más de 300 docentes y no docentes en Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán, Chubut y Santa Cruz. Y la semana pasada continuó con 52 despidos en los distintos distritos del país: uno de ellos correspondió a un agente de la casa en Paraná.

Evaluación
"Hubo 52 despidos en la primera lista que salió, todos compañeros, sin causa, e incluso tres discapacitados. Por eso hay medidas de fuerza en todo el país, que abarcan quite de colaboración, retención de servicios, y paro general. En algunos distritos se están haciendo acciones públicas de difusión masiva de la situación", informó De la Rosa.
En ámbitos de Vialidad Nacional se habla de una segunda lista de despidos. "Se había filtrado primero una lista de 150 agentes. Ello sin tener en cuenta a los 300 despidos de docentes y no docentes, que eran de la planta transitoria de Vialidad Nacional, y el Estado no los reconoce como tal, y desconoce también un acta firmada en el Ministerio de Trabajo donde no se iba a despedir a ningún compañero sin previo sumario. No lo respetaron", remarcó.
La dirigente gremial contó que no prosperó tampoco una instancia de diálogo con las autoridades, a nivel nacional.
"Luego de no aceptar el análisis de cada caso, en Buenos Aires, se decidió tomar medidas más contundentes, como un paro general en los 24 distritos. El acatamiento es alto y en otros se hace retención de servicios, y vamos en camino a tomar una medida unificada por los oídos sordos de la administración", acotó.
"Vienen por Vialidad Nacional, por un achique que no tiene nada que ver con el FMI, sino que es una decisión que habían tomado previamente. Sabemos que están en juego los programas de Participación Público Privada (PPP)", en referencia al nuevo método de cesión a los privados del desarrollo de obras de infraestructura.
"Este es el panorama negro que estamos teniendo ahora, con la incertidumbre de las medidas que toma este Gobierno, drásticas y acompañadas de políticas económicas que favorecen solo a un sector, el empresarial. Vialidad viene cumpliendo una función hace muchos años, que la ha hecho en forma eficiente, y que todos conocen en el interior del país", reflexionó la dirigente gremial.
El distrito Entre Ríos tiene una casa central en Paraná, y campamentos en las ciudades de Gualeguaychú, Colón, Federal (donde funciona la balanza), Villaguay y Concordia.

Pasos a seguir
"Acá se decidió hacer un quite de colaboración hasta tanto no se baje una medida a nivel nacional. En algunas provincias ya están haciendo paro, y nosotros lo hicimos ayer. Hoy seguimos con la retención de servicios", explicó, y relató que durante la jornada, las autoridades nacionales piden informes en cada distrito para conocer quiénes se adhieren a las medidas de fuerza. "No queremos exponer a los trabajadores, que están vulnerables. Esta situación que estamos viviendo los viales no la hemos vivido nunca, ni siquiera en 2001, cuando nos unimos todos, cuando quisieron que pasemos a ser un ente residual. Van prácticamente por un camino parecido: reemplazar a la gente de Vialidad Nacional; estamos preparados para la lucha y no vamos a parar hasta que reincorporen a los 52 compañeros. Vienen por un vaciamiento: lo que hicieron con el INTI de echar compañeros y tomar monotributistas lo sabemos todos, para favorecer a un sector".

Comentarios