Secciones
Caso Navarro

El abogado que dejó a su hijo encerrado en un auto, perdería su trabajo y le negarían la adopción plena de los niños

Domingo 04 de Diciembre de 2016

Los abogados Martín Navarro y su esposa, Viviana Almada, tienen prohibido acercarse a los dos niños que tenían en guarda con vista a la adopción plena desde hace cuatro años, luego del episodio que se registrara este viernes, en el que uno de sus hijos adoptivos fuera hallado en el auto familiar donde habría permanecido aproximadamente 4 horas, sin atención de un adulto.


La medida restrictiva estará vigente mientras avanza la investigación judicial que tiene a su cargo la fiscal Paola Farinó ante la presunción de que los menores, dos hermanos de 11 y 7 años, habrían sido víctimas de maltrato.


En el trámite de adopción interviene el Juzgado de Familia y Penal de Adolescentes de Diamante, antes a cargo de María Eleonora Murga, ahora bajo la responsabilidad de Ana Cristina Quinteros Fagetti. También, en el trámite tomó intervención el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines de Adopción (Ruaer). sin embargo, ninguno de esos organismos advirtió antes de alguna situación de violencia.


Ese Registro es el organismo encargado, según la Ley Nº 9.985, de elaborar "la información y evaluación a los pretensos adoptantes, que tendrá por finalidad determinar su aptitud, para tal fin". De modo que ayer varias fuentes se hacían esta pregunta: qué hizo el Registro que no advirtió ninguna situación irregular antes de otorgar la guarda a esos menores si es que prospera la denuncia penal por malos tratos a los chicos.

A juicio de la secretaria del Ministerio Público de la Defensa, Lorena Calí, hubo elementos de prueba que motivaron la denuncia penal contra Navarro y Almada ante la presunción de que los dos hermanos eran sometidos a maltrato.


Embed

No regresarían con sus padres adoptivos

Según evaluó el director de Restitución de Derechos del Copnaf, Ariel Villanueva, el incidente y la presunción de maltrato complicaría el trámite de adopción, que ya acumula 4 años.

Los dos hermanos, so Diamante, están desde hace cuatro años con el matrimonio Navarro/Almada en guarda, en espera de la adopción plena. Pero tras la denuncia penal presentada por la defensora Calí, los menores fueron retirados del hogar adonde estaban y puestos al cuidado de otra persona, que aceptó asumir su cuidado. Mientras, los abogados, futuros padre de los niños, tienen prohibido acercarse.

En ese esquema, Villanueva aseguró a Radio La Voz: "Yo no veo la posibilidad de regreso con este matrimonio. Pero los equipos serán los que deberán analizar opciones. Lo último, la alternativa extrema, en caso de no encontrar a ningún adulto que pueda hacerse cargo, es derivarlos a una residencia socioeducativa. Sería una segunda situación compleja, porque los niños ya vienen de un fracaso con su familia biológica. Esta situación sería un segundo fracaso para ellos".

La intervención judicial no se dio por lo que primero se entendió como "abandono" del niño en el vehículo durante casi cuatro horas sino por la presunción de maltrato, hipótesis que cobró fuerza tras la revisión del niño por parte de un médico judicial. "Evidentemente, debe haber surgido algo como para que se decida presentar una denuncia penal. Por algo avanzó la denuncia", observó el funcionario del Copnaf.

Aunque el caso del supuesto maltrato está a nivel judicial, el Copnaf, a través de sus equipos técnicos, está haciendo un seguimiento de la situación de los dos menores, y el lunes resolverá respecto del destino de los niños.

"Se trata de una adulta responsable que entendió la gravedad de la situación y aceptó hacerse cargo, y a quien los niños también aceptaron. Ahora, lo que tenemos que evaluar si esta es una situación transitoria. Yo no veo la posibilidad de regreso con este matrimonio. Pero los equipos van a analizar opciones", explicó Villanueva sobre la persona que quedó a cargo de los hermanitos.

-¿Cuáles serían esas opciones?
--Eso es algo que se resolverá en base a los informes de los equipos técnicos. Lo mejor sería que queden con esta persona. Aunque no descarto ni garantizo esto. Por suerte no tuvimos que recurrir a una residencia para alojarlos allí.


"Vamos a pedir que se corra de la Defensoría"

El defensor del Pueblo, Luis Garay, se mostró ayer muy conmovido por la situación que atraviesa el abogado Martín Navarro, aunque a pesar de la amistad que los une, no dudó en señalar que le pedirá al letrado que se aparte de la Defensoría hasta que la Justicia aclare su situación.

"Por ahora, no tenemos ningún tipo de información. Hemos pedido al Copnaf que nos informe. Lo que sé es a través de los medios. Pero hasta que esto se aclare, vamos a pedir que se corra de la Defensoría. No puede seguir trabajando hasta que no se aclare -aseguró-. Aunque también digo, si todo esto del maltrato no se confirma, si no hubo nada de violencia, ¿va a salir en portada que no tuvo nada que ver?".

Luego, se preguntó qué ocurrió durante el proceso de adopción que los técnicos judiciales no advirtieron ninguna situación anormal. "¿No detectaron nada? El defensor de Diamante, y los peritos, que debían realizar informes periódicos cada seis meses, ¿no detectaron maltrato? Esa es mi duda. Por eso, requiero que esto se investigue a fondo, para saber qué es lo que ocurrió con estos niños. Cualquier persona está amparada por el principio de inocencia. Por eso pido prudencia", apuntó.

Pero enseguida aseguró que "si este empleado de la Defensoría actuó con violencia, no puede trabajar más en la Defensoría. Pero no quiero que se prejuzgue, en general, hasta no tener certeza. Pero no hay que perder de vista que los que más están sufriendo son esos chicos. Me preocupa mucho esa situación".


Fuente: La Voz / El Once

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario