Secciones
Educación

El 70% de los presos en la provincia cursa estudios formales o de oficios

Participan entidades intermedias, sindicatos, el Consejo de Educación, la Uader y la UNER. Dicen que la capacitación mejora la conducta del interno

Lunes 27 de Mayo de 2019

El gobierno provincial informó que el 70% de los internos de las unidades penales de Entre Ríos reciben educación no formal y formal. La ministra de Gobierno, Rosario Romero, destacó: "El Servicio Penitenciario es un eslabón fundamental del Estado, que tiene a su cargo el velar por aquellas personas que cumplen una pena en la Unidad Penitenciaria. Tanto la educación formal como la no formal es de suma importancia para brindar herramientas que beneficien el trabajo de los internos para la incorporación de nuevas capacidades laborales".
El Departamento de Educación del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, junto con Instituciones educativas provinciales, nacionales y las denominadas Organizaciones de la Sociedad Civil, trabajan con el objeto de garantizar el derecho a la educación en contextos de privación de la libertad, en el marco de la ley Nacional de Educación N° 26.206, se señaló.
Asimismo, a partir de un decreto del gobernador Gustavo Bordet, a comienzos de este año la Granja Penal El Potrero y la Unidad Penal de Federal sumaron educación secundaria a su currícula. Desde entonces, todas las Unidades Penales Contemplan la educación Primaria y Secundaria en la provincia.
Las entidades educativas que intervienen en las unidades penales entrerrianas son: Consejo General de Educación (CGE); Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) a través de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales y Facultad de Ciencia y Tecnología ; Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) a través de la Facultad de Ciencias de la Educación y la Facultad de Trabajo Social; Ministerios Nacionales y Provinciales; ONG y Sindicatos.
El director del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, Marcelo Sánchez, detalló: "Es muy importante el estímulo educativo, más allá de la adquisición de nuevos saberes y herramientas para los internos, facilita la habilitación de permanecer menos tiempo en la Unidad Penal. A partir de esto y de la buena conducta pueden acceder a salidas transitorias".
"Los internos, a partir de la concurrencia a los cursos de educación, cambian la actitud dentro de las unidades penales. Tienen otra predisposición para trabajar y estudiar, participan de actividades y generan una dinámica de trabajo que les permitirá tener hábitos laborales para insertarse en la comunidad" agregó.
Los talleres de laborterapia brindan herramientas necesarias para la reinserción laboral de los internos. "Ingresan a los talleres a partir de un examen preocupacional donde los equipos interdisciplinarios hacen una evaluación de los saberes que trae el interno y en base a su perfil ver donde puede ser incluido", explicó Sánchez.
Las unidades penales de Entre Ríos tienen una población total de 2535 internos, de los cuales más del 70% concurren a espacios educativos. 352 internos se encuentran cursando el nivel primario y 512 el nivel secundario. Cada Unidad Penal presenta diversas propuestas de formación y cursos de diferentes oficios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario