Día del Niño
Viernes 03 de Agosto de 2018

Efecto dólar: este Día del Niño los juguetes se venden un 20% más caros

Este año se celebra el 19. La mayoría de los artículos del rubro son importados. No obstante, esperan ventas iguales o mayores a las de 2017

Faltan poco más de dos semanas para el Día del Niño, que desde hace algunos años se celebra el tercer domingo de agosto en la Argentina. Los comerciantes del rubro juguetería esperan que el movimiento se intensifique en los días previos a esa fecha y se muestran optimistas, ya que desde finales de julio comenzaron a recibir consultas e incluso a concretar reservas de artículos para regalarle a los más chicos de la familia.
Si bien los precios del sector registran un notable incremento tras la suba del dólar, aseguran que la demanda igual se sostiene y esperan vender lo mismo o incluso un 10% más que el año pasado. "Los juguetes tuvieron su aumento tras las subas del dólar, sobre todo los importados. Los incrementos fueron entre el 15% y el 20% como mucho. No fue tan fuerte como pasó con el sector librería, donde las subas fueron importantes y rondaron entre el 20% y el 60%", comentó a UNO Yanina Ortiz, propietaria de un local del rubro en la Peatonal de Paraná.
A su vez, señaló: "Ya hay mucha gente averiguando desde mediados de julio. Vienen con los chicos buscando cosas que se ven en televisión y sobre todo en las redes sociales, que son ahora las que marcan la tendencia. Hemos tenido bastantes reservas, pero estimamos que el grueso de la gente va a venir a partir del día 10".
En este marco, explicó: "Si bien quedó establecido que el Día del Niño es el tercer domingo de agosto desde hace unos años por decisión de la Cámara Argentina del Juguete, por la cuestión de que cada dos años hay elecciones, los abuelos lo sigue celebrando el primero y muchos papás lo hacen el segundo".
Respecto de los productos con mayor demanda, señaló que "este año los que está de moda son los unicornios", y expresó: "Llegaron peluches, que son los que más salen, pero también hay una línea de libros, almohadones y otros artículos. Los que tienen mucha demanda son los que traen lentejuelas, con la tela que se llama piel de sirena, a la que se le pasa la mano y cambia de color".
"Los unicornios son un claro ejemplo de la moda dictada por las redes sociales. Varios youtubers están todo el día con estos motivos. Los precios de los peluches arrancan en 200 pesos, y varían según el tamaño, hasta los más grandes, que tienen entre un metro y 1,20 aproximadamente, y salen 3.000 pesos", acotó.
A su vez, sostuvo que también se buscan mucho los trompos Beyblade. "Son furor, sobre todo para los nenes. Y para varones y nenas se venden notablemente los Squishy, que son como un muñequito de goma que sirve para el estrés de los chicos, que los aprietan, se deforman y después vuelven a su forman original. Hay de distintos tamaño y con diferentes motivos. Arrancan en los 65 pesos los más pequeños, y los más grandes oscilan los 400 y 500 pesos".
Para los niños de menos edad, la vendedora indicó que "la Granja de Zenón, los bebés llorones y los clásicos autitos de colección" son las opciones más requeridas. El rango de precios también es variado: "Los autitos se consiguen a partir de los 70 pesos; al igual que los trompos más básicos, y otros que llegan a costar entre 1.000 y 1.200 pesos", dijo.
Por su parte, César Trombicki, dueño de una juguetería de calle San Martín en la que además vende accesorios para videojuegos, manifestó: "Los precios han subido bastante el último período del año, en un promedio que ronda el 20%, y en algunos casos el 25%. Hay muchos juguetes que son importados y el valor del dólar impactó en sus precios, y aunque no fue en la misma proporción, los nacionales también tuvieron un incremento, porque generalmente aumentan los insumos con los que se fabrican".
Sobre las ventas, indicó: "Están viniendo generalmente a comprar los padres y buscan por lo general los juguetes televisivos, sobre todo para los nenes de hasta 6 años. También hay otros que les regalan tecnología, que nos piden distintos accesorios para videojuegos, como algún juego en particular, un joystick, o alguna consola. Nosotros trabajamos las más chicas, del estilo retro, y las portátiles, cuyos precios van entre los 1.000 y los 1.500 pesos".
A su vez, comentó que además venden juegos didácticos con madera fabricados en Paraná, que también tienen demanda: "Depende del gusto de los chicos y de los papás también. El otro día vino un muchacho que no quería nada en plástico, sino en madera con hilo ecológico. Muchos se van concientizando y se fijan en esos aspectos", dijo, y compartió algunos precios: "Algo chico de madera oscila los 200 y los 250 pesos, y hay cosas de 1.000 pesos o más. Existe una oferta para todos los bolsillos".
En tanto Mario, quien atiende una casa de videojuegos de calle Pellegrini, señaló que en este rubro el dólar provocó subas que rondaron el 35% y el 40%. "Los precios se dispararon. Los juegos más nuevos cuestan unos 2.500 pesos. Por ahora hay mucha gente consultando. Esperamos que repunte, porque en este sector la crisis se sintió mucho, ya que no vendemos productos que son de primera necesidad", opinó, y manifestó: "Lo que se está vendiendo es financiado, con el plan Ahora 12, de jueves a sábados. Generalmente esos días son cuando más movimiento hay".

Canasta
La canasta de juguetes anunciada por el gobierno nacional incluye 11 productos, tales como autitos a 39 pesos, pelotas de PVC a 69, sonajero o mordillo a 80, set de masas por dos unidades con accesorios a 89 pesos, bloques por 24 o 36 unidades a 105 pesos, memotest a 230, pelota de fútbol símil cuero a 249, bebote a 249, juegos de mesa –como Carrera de Mente y Preguntados– a 599, andadores a 790. Son precios sugeridos al público, con IVA incluido y su venta está sujeta a la disponibilidad de stock y a los proveedores de cada comercio.
Ortiz sostuvo que estará disponible en breve y señaló: "Se van a poder conseguir artículos para todas las edades, son de juguetes nacionales". Aunque aclaró: "Los precios son los normales, no tienen tanta diferencia".


Caída en el consumo

Excepto el repunte que suele darse en fechas específicas como Navidad, Reyes y el Día del Niño –y que les aporta cierto alivio–, al igual que otros rubros el de las jugueterías registra una caída de las ventas. "Viene bastante complicado en los últimos meses. El consumo ha caído muchísimo para nosotros, ya que quizás no es un rubro que es primordial cuando hay este tipo de crisis. A esta altura del mes y previo al Día del Niño, hemos notado que hay menos afluencia de gente si lo comparamos con otros años. Pero esperamos que los últimos días se revierta", dijo Yanina Ortiz, y comentó que los comerciantes deben afrontar muchos costos fijos para mantener un negocio, que en la actualidad son elevados, como alquiler, luz, impuestos y otros conceptos.
Asimismo, comentó que la mayoría de los consumidores pagan con tarjeta de crédito las compras, o mediante pagos parciales anticipados: "Estamos trabajando hasta seis pagos o según los planes de cada tarjeta, y tenemos la modalidad de reserva, mediante la cual la gente puede ir pagando y cuando termina retira el producto", explicó.
En tanto, César Trombicki sostuvo que si bien hay tarjetas que ofrecen planes largos para comprar, mucha gente es prudente a la hora de adquirir un artículo y prefiere una financiación más acotada, para no pagar tantos intereses.

Comentarios