La Provincia
Sábado 18 de Noviembre de 2017

Ediles aumentaron sus sueldos un 200% y el Ejecutivo local les dio un correctivo

En Colonia Avellaneda vetaron una ordenanza que incrementaba las dietas de los concejales y modificaba el presupuesto local

Como ocurre ahora y ya más de una vez, fue la red social de facebook el lugar en donde se puso en discusión una ordenanza más que polémica. En la cuenta del municipio de Colonia Avellaneda –Municipalidad de Colonia Avellaneda "Oficial", así se llama– hay una publicación que dio que hablar: se dan los nombres de cada uno de los ediles de la ciudad que se quisieron aumentar sus sueldos mediante una ordenanza días atrás. Acompaña el texto la norma sancionada y el veto del Ejecutivo. Ese fue el correctivo.
"El pasado 9 de noviembre se aprobó en el Honorable Concejo Deliberante de Colonia Avellaneda la Ordenanza N° 19/17; la misma establece un aumento en la dieta de los concejales y Secretario, a partir de enero de 2018", así inicia la publicación que tenía ayer un rosario de comentarios de diversos calibres.
La Ordenanza, según informó el Ejecutivo de la localidad a través de la red social, fue presentada por la edila Stella Maris Mena y aprobada por mayoría de los dos tercios del órgano legislativo. Luego nombra uno por uno a quienes levantaron la mano a favor y en contra, y también el bloque al que pertenecen: votaron a favor Griselda Aguiar y Víctor Rodríguez que según la publicación de facebook asumieron junto a la lista del actual Presidente Municipal, y tiempo más tarde se dividieron del Bloque FPV. También votó a favor Mena que presentó el proyecto, Andrés Villagra y Hugo Villanueva del bloque Compromiso Ciudadano.
La edila Norma Bottero y Norberto Lauck del FPV emitieron su voto negativo.
"Por lo tanto estos cinco concejales pretenden percibir sus dietas con un aumento estimativo del 100%. Debido a la situación económica que está atravesando el Departamento Ejecutivo, es que se tomó la decisión de vetar dicha Ordenanza, ya que perjudica de gran manera la economía de este joven municipio". Por último, informó la comuna que deben encarar nuevas obras con recursos propios y abonar estas dietas dificulta proseguir con las mismas en beneficio de los vecinos.
Pero todo esto no es nada.

La otra cara
Un alto funcionario de Colonia Avellaneda, que pidió no ser nombrado, dijo a UNO que en realidad la Ley ampara a los ediles para que determinen sus sueldos. Lo que pasa, contó, que siempre se aceptó lo que el intendente disponía y ahora, al parecer, fueron más allá.
Señalaron que el intendente de una ciudad como Colonia Avellaneda cobrará a partir de 2018, 108.000 pesos mensuales. En la ordenanza que aprobaron los ediles y que luego fue vetada, establecía que cada concejal iba a cobrar el 35% de lo que percibe el Presidente Municipal, más un sueldo básico de Categoría 1 que ronda los 7.500 pesos como gastos de representación. En cuentas rápidas: el 35% de 108.000 es 37.800 pesos, y más 7.500 alcanzará los 45.300. Hoy, un concejal en la localidad cobra un aproximado de 15.000 pesos o un poco más. Cabe aclarar que estos números son aproximaciones. De todos modos, un edil de Paraná cobra alrededor de 35.000 pesos por lo que sus pares de Colonia Avellaneda aspiran a superarlos.
Quienes están a favor del aumento sostienen que la ley es clara en cuanto a la posibilidad del cuerpo legislativo de definirse el sueldo y que los argumentos del veto "embarran la cancha".
Pero además sostienen que tienen gastos de representación por los numerosas actividades y cursos que realizan, y que como el Concejo no tiene presupuesto propio, más de una vez deben sacar dinero de sus bolsillos.

Postura
El veto del Ejecutivo tiene cinco páginas y un texto extenso con el que dan cuneta de la posición que fijó el Ejecutivo de Colonia Avellaneda, más allá de la publicación –del escrache, dicen los opositores en la localidad– del facebook.
Entre los argumentos, y firmado por el intendente Edgardo Dellizzotti, sostiene que el aumento de los ediles no se puede dar porque se sancionó hace dos semanas el Presupuesto para 2018 y ahí figura la dieta que tendrán los concejales.
Además, el Ejecutivo sostiene que el Presupuesto es una herramienta de aplicación de los recursos económicos que les pertenecen a todos los ciudadanos y que debe expresar racionalidad en sus objetivos, equidad, eficacia y eficiencia.
Afirma más adelante que para la suba de los sueldos de los ediles no se fundamenta la forma en que han incrementado sus labores y responsabilidades para proceder a un aumento "desmesurado" de las dietas. Además, la comuna sostiene que de aprobarse la medida alteraría el equilibrio fiscal, que los ediles no tienen gastos de representación ni siquiera hay antecedentes de ello y menos el Secretario del órgano.
El portal Día 1 Noticias, dio a conocer tiempo atrás que en Maciá, los ediles tomaron una definición similar a la de Colonia Avellaneda. Al parecer usaron como base una ordenanza que establece que los sueldos serán de un 10% de la asignación básica del Presidente Municipal, pero ahora lo llevaron a un 20% por lo que, de ser promulgada, se aumentaron un sueldo al doble.
Los alcances de los nuevos montos porcentuales establecidos duplican prácticamente la dieta que perciben en la actualidad en Maciá: pasaría de 4.000 pesos a cerca de 9.800. Manifestaron que desde 2007 la dieta que perciben no sufre modificaciones.
Habrá que ver cómo sigue la historia en Colonia Avellaneda. En las redes sociales, desde hace algunos días, ya comenzaron las críticas de un lado y del otro.

Comentarios