La Provincia

Edificaron el primer salón con madera de eucalipto

Funciona en el barrio Osvaldo Magnasco de la ciudad de Concordia. Ocupó recursos y mano de obra local. Participaron el Conicet y el municipio.

Jueves 21 de Agosto de 2014

El flamante Salón de Usos Múltiples (SUM) del barrio Osvaldo Magnasco de Concordia es la primera muestra del resultado exitoso de un proyecto de investigación encarado conjuntamente por la Municipalidad y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) para desarrollar tecnología de construcción de viviendas de madera utilizando un recurso 100% propio de la zona, como lo es la madera de eucalipto.

 

A partir de la iniciativa del intendente de Concordia, Gustavo Bordet, el proyecto cobró forma hace un tiempo y ayer por la mañana fue inaugurado junto a autoridades municipales, representantes de los organismos intervinientes en el proyecto, y a los vecinos de Magnasco, que serán los verdaderos beneficiarios del nuevo espacio comunitario.

 

 

Trabajo conjunto

 

Proyectos como este buscan promover instancias cooperativas y asociativas, por eso el SUM fue construido en conjunto por la Asociación de Carpinteros de Concordia y algunas cooperativas, con el aporte de instituciones como la UNER, la UTN y el INTA, además del financiamiento del Municipio. La coordinadora del proyecto fue la arquitecta investigadora del Conicet, Paula Peyloubet, para quien con este proyecto se podrá además “cambiar la imagen de precariedad con que se asociaba a la madera. La madera es el material más amigable con el ambiente y es para siempre”.

 

“Nuestro desafío tecnológico fue poder desarrollar con la matriz productiva de Concordia, que es una tabla de 1x4 usada para pallets por ejemplo, construcciones como esta, que tienen todos los dispositivos como para que sean para siempre. Tienen toda la fortaleza y eficiencia como cualquier construcción”, explicó.

 

El eucalipto es un recurso natural de la región que permite a su vez diversificar la economía, sumando a la cadena productiva del citrus y el arándano, la construcción en madera, que emplea mano de obra y capacitación de la ciudad.

 

“Este proyecto que hoy es una realidad nos permite un nuevo abordaje de la madera y otorgar un nuevo valor a este commodity extraordinario que tenemos en nuestra región”, indicó el secretario de Producción y Trabajo, Néstor Loggio, también a cargo de la coordinación junto al Conicet.

 

 

El primero en la provincia

 

El SUM de Magnasco es único en su tipo y el primero de la zona y la provincia, pero según anticipó el intendente de Concordia, se está trabajando para replicar el proyecto en otros barrios.

 

“Está previsto que esta misma tecnología pueda ser desarrollada para hacer viviendas, y de hecho ya comenzamos a hacer algunos prototipos para comenzar con este sistema en el barrio Villa Cresto”, dijo el jefe comunal.

 

“La forestación y la citricultura son las dos economías regionales más importantes y queremos darle más valor agregado al producto. Esto genera puestos de trabajo porque genera un proceso de industrialización de la madera y de la construcción para poder llegar a tener viviendas de calidad”, agregó.

 

El nuevo salón comunitario, ubicado en el barrio al norte de la ciudad, consta de dos amplios espacios que pueden utilizarse por separado o bien conjuntamente, gracias a las puertas pivotantes internas. Está equipado con sanitarios y cocina, mesas y bancos que podrán usar los 1.000 habitantes de Magnasco.

 

 

Estacionamientos para bicicletas

 

La Municipalidad de Concordia, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, inauguró cuatro nuevos estacionamientos para bicicletas en la ciudad. Los nuevos puestos están emplazados en puntos estratégicos: intersecciones de calles Entre Ríos y Quintana (sobre Entre Ríos); Urquiza y Mitre (sobre Urquiza); Alberdi y Urquiza (sobre Alberdi); y en la Costanera, en la Avenida De los Pueblos Originarios y calle Carriego.

 

Comúnmente, estos estacionamientos son conocidos con el nombre de “autos” por llevar la forma de un automóvil: es la metáfora para figurar que el espacio físico que ocupa un automóvil en la vía pública equivale al de 10 bicicletas, se informa a través de un comunicado de prensa.

 

“Seguimos trabajando para promover la movilidad sustentable, estimular la vida sana y el mayor uso de vehículos no motorizados amigables con el eso sistema”, indicó Belén Esteves, titular de la secretaría de Medio Ambiente.

 

“Esta acción forma parte de nuestra clara intención de incentivar el uso compartido del espacio público bajo un marco de respeto mutuo, brindando espacios aptos para todos”, afirmó, por su parte, Bordet.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario