Paraná
Lunes 06 de Noviembre de 2017

Durante la madrugada arreglarán la pista del aeropuerto de Paraná para evitar la cancelación de vuelos

Llegó una empresa especializada al aeropuerto de Paraná para arreglar el desperfecto en la pista.

Embed

Ricardo Coiz, jefe del Aeropuerto de Paraná, confirmó a UNO que los obreros de la empresa constructora que ganó la licitación trabajarán durante toda la noche para arreglar el desperfecto de la pista.

Además tomaron la decisión de esperar hasta las cinco de la mañana para confirmar la posible cancelación de los vuelos programados.

Coiz tiene serias expectativas de poder habilitar la pista y evitar la cancelación de los vuelos pero para declarar prefirió la cautela.

"Fue por seguridad. Apenas descubrimos el desperfecto encendimos las alarmas", insistió el jefe del Aeropuerto de Paraná.

Se rompió

Parte de la capa asfáltica de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Paraná se desprendió en la mañana de este lunes, motivo por el cual el vuelo AR 2710 de Aerolíneas Argentinas proveniente de Buenos Aires debió ser cancelado.

La ruptura se produjo tras el descenso de uno de los aviones presidenciales (el Boeing 737/500), que pertenecía a la flota de Aerolíneas Argentinas y ahora destinado a vuelos cortos previstos por el poder central. Fuentes oficiales del aeropuerto entrerriano confirmaron a un medio santafesino que el aeropuerto fue cerrado en su totalidad y que probablemente los vuelos de este martes también deban ser reprogramados. La zona afectada debe ser limpiada y repavimentada previo a poner en funcionamiento nuevamente el aeropuerto, informó El Litoral.


Desde el cierre del complejo santafesino de Sauce Viejo el pasado 19 de junio, el aeropuerto paranaense tomó los vuelos de esa provincia, hasta tanto estén finalizadas las obras a fines de noviembre. La obra comenzó a mediados de junio y estaba previsto finalizarla a mediados de octubre, pero las demoras que provocaron las lluvias —entre otras dificultades— hicieron que los trabajos tomen unos 40 días más.

La ruptura se produjo tras el descenso de uno de los aviones presidenciales (el Boeing 737/500), que pertenecía a la flota de Aerolíneas Argentinas y ahora destinado a vuelos cortos previstos por el poder central. No pudo saberse si el descenso de la aeronave oficial fue por alguna actividad prevista en Paraná o Santa Fe o bien los pilotos estaban desarrollando tareas de adiestramiento. El descenso fue a las 11.30 en Paraná.


Cuando el aeropuerto de Sauce Viejo vuelva a operar, la empresa Aerolíneas Argentinas tiene previsto ofrecer dos vuelos diarios a la ciudad de Buenos Aires. Además, Avianca Argentina comunicó la decisión de sumar dos frecuencias más —con aviones más chicos— a la Capital Federal.

Otras dos empresas low cost que mostraron interés en a Sauce Viejo son Flybondi y Alas del Sur, que podrían sumar nuevos vuelos en el 2018.

Con info de El Litoral y Análisis.

Comentarios