Solidaridad

Discapacidad: en Ramírez impulsan un centro de día

Pequeños Gigantes es una asociación civil sin fines de lucro en la que brindan equinoterapia y sueñan con ofrecer atención integral a personas con discapacidad

Viernes 09 de Septiembre de 2022

La Asociación Pequeños Gigantes lanzó su campaña del ladrillo, con la que espera poder ampliar la importante obra que comenzó a gestarse a partir de que abrieron un Centro de Equinoterapia y Neuro Rehabilitación, en 2016, para atender a personas con discapacidad y a quienes necesitan recurrir a esta disciplina para mejorar aspectos físicos, psicológicos, educativos y sociales; o simplemente porque la disfrutan.

Pequeños Gigantes avanza para tener su Centro de Día..jpg
Pequeños Gigantes avanza para tener su Centro de Día

Pequeños Gigantes avanza para tener su Centro de Día

Está situado en la localidad de General y el proyecto que busca concretar la actual comisión directiva es poder crear en este espacio un Centro de Día y Estimulación Temprana. Una arquitecta ya hizo el cálculo de cuántos ladrillos se requieren para edificar la estructura perimetral, en base a las medidas exigidas por el Ministerio de Salud para estos casos, y determinó que se precisan 40 pallets o packs de ladrillos huecos del 18. Para conseguirlos, comenzaron una cruzada en la que invitan a la comunidad a colaborar con esta iniciativa solidaria, que se gestó años atrás cuando Matías Schimpf y su esposa, María Fernanda Weigandt, decidieron adoptar a Stefy, una niña que nació con una hipotonía muscular y un retraso madurativo, quien a partir de la equinotarapia, el tratamiento que les brindan distintos profesionales y, sobre todo, el amor y el empeño de sus padres, tuvo avances asombrosos.

“Stefy tiene hoy 12 años. La adoptamos cuando tenía un año y dos meses. Ella tiene parálisis cerebral severa, hipotonía muscular, o sea que no tiene fuerza, tiene una fisura en el corazón y una nena que pasó por una desnutrición grave y que hoy no puede alimentarse por la boca sino asistida por un botón gástrico, es decir, con una gastreotomía. Sus expectativas de vida eran prácticamente nulas y como todo padre que enfrenta estas situaciones, buscamos las herramientas para mejorar su calidad de vida”, contó a UNO Matías acerca de qué los impulsó a crear el Centro de Equinotaria.

Matías y su esposa adoptaron a Stefy, una niña con discapacidad..jpg
Matías y su esposa adoptaron a Stefy, una niña con discapacidad

Matías y su esposa adoptaron a Stefy, una niña con discapacidad

En este marco, explicó: “En mi caso soy policía y mi señora es bancaria, y contamos con una obra social como jerárquicos, podemos desplazarnos por todo en país y tenemos una movilidad. Pero siempre pensamos en lo qué pasa con los chicos que no están en esa situación, que no tienen la movilidad y la misma facilidad que nosotros para acceder a un tratamiento. Esto fue lo que llevó a pensar no solamente en nuestra hija, sino en los chicos de la ciudad y zonas aledañas. Por eso se creó Pequeños Gigantes, y desde el minuto cero, junto a los profesionales que atienden a Stefanía soñamos con fundar un centro de Neuro Rehabilitación y Equinoterapia”.

La pareja empezó a dar los primeros pasos capacitándose para trabajar con terapias asistidas con caballos y empezaron en el patio de su casa. Pero fue tanta la demanda que adquirieron una hectárea para ampliar su labor. Elsa Pamberger, una vecina de Ramírez que había cuidado a Stefy como madre acogedora hasta que fue adoptada por Matías y Fernanda, le donó otra hectárea más a la pequeña y también la sumaron a este proyecto. “Arrancamos en el patio de casa a atender gente y después cuando nos vimos desbordados por la cantidad de chicos, jóvenes y adultos que asistían. Todo es esfuerzo obviamente. Se hizo una asociación civil sin fines de lucro y hoy Pequeños Gigantes cuenta con estas dos hectáreas, que es donde se está desarrollando este proyecto, que atiende chicos no solamente de Ramírez, sino también Hernández, Nogoyá, Basavilbaso, Paraná, Crespo, Diamante y otras tantas ciudades”, sostuvo Matías, quien es vocal de la Asociación, luego de dejar el cargo de presidente, que hoy ocupa Fernanda, acompañados por muchísima gente que se sumó a lo largo del tiempo y les brinda su apoyo.

Al respecto, el padre de Stefy aseguró: “Pequeños Gigantes ha hecho un vuelco en su trayectoria y además de la equinoterapia, vamos a encarar parte del proyecto de construcción de este centro de día y estimulación temprana. Será un multiespacio para trabajar también con personas de la tercera edad”.

“En este momento lo que buscamos es hacer una construcción básica, que es lo que requiere el Ministerio de Salud o el Instituto Provincial de Discapacidad (Iprodi). Tenemos medidas especiales y la arquitecta sacó el cálculo de la cantidad de ladrillos que se van ocupar para la parte de afuera, para lo que sería el casco de lo que se quiere edificar. Se trata de la pared perimetral y después obviamente vamos a precisar otras cosas, pero vamos paso a paso e invitamos a la gente a colaborar”, añadió.

Destacando la solidaridad de muchas personas que colaboran con Pequeños Gigantes, Matías comentó cómo se pueden hacer las donaciones: “Se puede realizar a través de la cuenta de Banco Nación de Pequeños Gigantes, que es 0110424440042411696676. O contactarse con nosotros a través de Facebook: Pequeños Gigantes- Centro de Rehabilitación y Neurotarapia. O a través del teléfono: (0343) 155063605”.

Atención integral

“En Ramírez hay una gran demanda de chicos, jóvenes, personas mayores que asisten a equinoterapia y también profesionales que van a atender, pero necesitan un espacio, un consultorio. Que se pueda edificar hará que la gente de Ramírez y la zona no tengan que viajar a Paraná, a Crespo, Rosario, Santa Fe”, subrayó el actual vocal de Pequeños Gigantes, quien recordó que hace seis años lanzaron una campaña similar y lograron construir una cocina, un comedor y los baños del Centro de Eqinoterapia. “Era lo que necesitábamos en ese momento y la gente colaboró muchísimo. Por eso ahora decidimos, con la renovación de autoridades, seguir adelante con el proyecto original, que contempla esta etapa nueva, buscando centralizar la atención en discapacidad con el Centro de Día y de Estimulación Temprana”, explicó.

Pequeños Gigantes brinda equinoterapia desde 2016..jpg
Pequeños Gigantes brinda equinoterapia desde 2016

Pequeños Gigantes brinda equinoterapia desde 2016

Asimismo, indicó: “Hay muchos profesionales que nos piden un lugar donde atender, por eso lanzamos esto y queremos que la gente de Ramírez y de la zona, y de alguna manera de también de la provincia, pueda contar con este espacio”.

Acerca de la atención de quienes no tienen obra social o no puede afrontar un tratamiento, comentó: “Pequeños Gigantes tiene un sistema de padrinzago que se estableció desde el inicio con los profesionales, abogados, escribanos, contadores, ya que a ningún chico se le va a negar la atención de un médico o de un terapista, o lo que requiera”.

Sobre cómo funciona esta iniciativa, explicó: “Con este sistema el usuario viene, se atiende, hace su rehabilitación y nosotros buscamos un padrino que costee los gastos. El padrino tiene conocimiento sobre todo el desarrollo del tratamiento de la persona, pero ella no sabe quién la apadrina, porque buscamos que sea anónimo. Para nosotros es un orgullo contar con esta posibilidad, que le garantiza atención a quien no tiene cobertura o recursos”.

Amor y compromiso

A pesar de que son pocas las personas que se animan a adoptar a un niño o una niña con discapacidad, Matías y María Fernanda no lo dudaron al conocer a Stefy. Iniciaron los trámites ante el Registro Único de Adoptantes de Entre Ríos (RUAER), aún cuando el pronóstico sobre su salud era desalentador.

“Todos nos advertían que era una nena de alto riesgo, sin demasiadas expectativas de vida. Pero decidimos formar con ella una familia, brindarle un hogar, darle un abrazo, un beso. Hoy Stefanía gracias a Dios ha revertido prácticamente un 80% su cuadro. Era una nena que solamente respiraba y abría los ojos, porque ni siquiera movía una mano o se sonreía. Hoy camina se desenvuelve bastante bien, va a la escuela, entra sola, la lleva el transporte, va a equinoterapia. Y si bien tiene un lenguaje reducido, entiende todo”, destacó Matías, quien junto a su esposa la alientan y con su amor lograron que la niña salga adelante y se supere día a día.

LEER MÁS: Impulsan la equinoterapia en Ramírez para ayudar a una niña

Por otra lado, reflexionó: “Más allá de lo que aprendimos sobre discapacidad, con Stefy disfrutamos de la niñez continuamente, y con ella aprendimos sobre todo a disfrutar de la vida y de las cosas simples, como un beso, un abrazo, un ´te amo´; y a llegar a casa y dejar los problemas en la puerta y enfocarnos en el amor que ella nos brinda”, concluyó, visiblemente emocionado.

Beneficios de la equinoterapia

Quienes practican equinoterapia aseguran que los resultados a nivel físico y emocional son sorprendentes. Se trata de una terapia complementaria para tratar distintas dolencias y en este sentido, cada vez son más los profesionales de la salud que la recomiendan, al observar las progresos que se logran a partir del contacto periódico con los caballos.

Los especialistas aseguran que es un método que hace posible el fortalecimiento de los músculos restaurando la movilidad perdida, mejora el equilibrio y la coordinación, ayuda a resolver problemas emocionales en las personas; aumenta su autoconfianza, autoestima, la capacidad de adaptación, cooperación y el sentido de responsabilidad; fortalece la atención y concentración mental, así como la capacidad de comunicación.

La equinoterapia es reconocida por sus múltiples beneficios..jpg
La equinoterapia es reconocida por sus múltiples beneficios

La equinoterapia es reconocida por sus múltiples beneficios

A esto lo comprobaron Matías Schimpf y Fernanda Weigandt con los progresos de su hija Stefy, y para fundar Pequeños Gigantes se capacitaron en diferentes instancias. “En realidad al principio desconocíamos lo que es la equinoterapia. Sabíamos que hay centros en Oro Verde, en Crespo, pero por distancia o por no pertenecer a la institución no podíamos acceder. Entonces nos fuimos a Córdoba, después a Rosario, Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, San Juan, Salta, tuvimos la posibilidad de viajar afuera del país también, y en cada sitio buscamos tomar conocimiento de lo que es esta disciplina y cómo la desarrollan frente a las distintas patologías”, refirió Matías.

“Nosotros nos fuimos capacitando junto con Fernanda y el equipo de profesionales que está acá en Pequeños Gigantes. Tenemos pediatra, cardiólogo, neorokinesiólogo, terapista ocupacional y demás. Hay un equipo interdisciplinario que trabaja en conjunto y la equinoterapia es un complemento más”, explicó, acerca del trabajo que hacen.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario