salud
Lunes 24 de Septiembre de 2018

Dicen que el reordenamiento no implica reducción de la atención en Salud provincial

Desde la cartera de Sonia Velázquez se indicó que la medida no tiene relación con la baja de categoría del Ministerio nacional ni con achique de personal

A través del Decreto Nº 2.524 del 13 de agosto, el Ministerio de Salud de Entre Ríos puso en marcha la nueva recategorización de hospitales y centros de salud de la provincia reemplazando una medida similar que se había tomado "50 años atrás con todo lo que ello implica", se indicó.
Frente a las objeciones que generó la medida –en ámbitos gremiales, entre otros sectores– la cartera sanitaria indicó ayer que es "de orden que el sistema público de atención de la salud tiene la obligación delegada por la Constitución y las normas jurídicas vigentes de ofrecer asistencia sanitaria al conjunto de la población entrerriana, prestando mayor atención en los sectores más desprotegidos y vulnerables económica y socialmente".
En ese sentido, el decreto de recategorización "facilitará incluso un reordenamiento más racional del conjunto de los recursos orientados a atención y cuidado de la población entrerriana. En ese sentido es que la categorización no pretende ni la reducción del recurso humano ni los horarios de atención, así como tampoco resentir prestaciones que se brindan desde los servicios de salud ni guardias preestablecidas de 24 horas", se indicó.
El decreto establece concretamente las tipologías de establecimientos de salud; los criterios básicos de categorización; y las tipologías de camas. A partir de estos criterios, se dividen los niveles de riesgo: bajo riesgo (nivel I), mediano riesgo (nivel II), y alto riesgo (nivel III, que se subdivide en A y B).
Asimismo, el texto dispone la clasificación de los Establecimientos de Salud sin Internación de Diagnóstico y Tratamiento en cinco categorías diferentes dependiendo de: pertenencia a áreas rurales o urbanas, proximidad a rutas, población de área de influencia, perspectivas de crecimiento demográfico, entre otras. Dentro de estos efectores, también se incorporan a los centros de salud mental.
"De hecho, este decreto nada tiene que ver, ni está concatenado de ningún modo, con las medidas que se han tomado recientemente a nivel nacional como por ejemplo devenir de la decisión de bajar de rango al Ministerio de Salud de Nación frente a lo cual, precisamente, este Ministerio provincial ha tomado ya una firme posición en contrario", señaló el comunicado de la cartera que encabeza Sonia Velázquez.
También definió a la medida "como una política consecuente con lo que se viene trabajando a nivel provincial" con equipos técnicos desde 2017. "Será en consecuencia parte de un proceso de extensión en el tiempo y que implicará un desarrollo de aplicabilidad gradual y en un contexto de revisión a la luz de los determinantes que pudiesen surgir a futuro, fruto de la dinámica que opera sobre cuestiones sanitarias y su especificidad", se indicó.
"Para garantizar la salud como parte de la restitución de derechos, el gobierno provincial trabaja en una política de Estado bajo el paradigma de sustentar los derechos humanos de las personas. Y es en ese rumbo que este Ministerio no ha dejado de realizar la cobertura esencial de la atención a la salud entendiendo a la misma como un bien social. Y aún, en estos tiempos de crisis y de retirada de la cartera nacional, se siguen cubriendo prestaciones esenciales y vitales con la cobertura de algunas prestaciones como tratamientos oncológicos y de diálisis, entre otros", se indicó.

Comentarios