Secciones
Paraná

Día de la Madre: se propone caminar 380 kilómetros para reunirse con su hijo

"Esto será una muestra de fe y de amor", dijo la mujer que vive en Paraná, es viuda y quiere pasar el Día de la Madre con su hijo, a quien no ve desde enero

Lunes 21 de Septiembre de 2020

Una mujer se propuso caminar desde Paraná hasta Colón para pasar el Día de la Madre con su hijo. Patricia Würtz vivía en Colón junto a su hijo y su esposo. Cuando enviudó, el 12 de octubre de 2017, decidió mudarse a Paraná. Pronto se cumplirá el tercer aniversario de la muerte de su marido y la fecha hace que esté más sensible. Con la pandemia la tristeza se incrementa, ya que desde que empezó este año no ve a su hijo, lo que la llevó a tomar una fuerte decisión: quiere pasar el Día de la Madre con él y como no hay colectivos interurbanos funcionando irá caminando los 380 kilómetros que separan ambas ciudades.

La idea es osada, pero sabe que es prácticamente la única forma de llegar, sin dinero para un taxi o un remís particular que achique las distancias y la reconforte en estos tiempos tan difíciles.

En su muro de Facebook compartió la idea, ya que no cuenta con recursos y necesitará ayuda de la gente para cumplir con su objetivo: “Quiero comentar que emprenderé una caminata de 380 kilómetros para ver si el Día de la Madre puedo llegar a Colón y pasarlo con mi hijo. Él no puede venir y hace nueve meses que no nos vemos. Solo lo hago por la necesidad de estar allá, donde viví tantos años”, escribió.

En el posteo mencionó que irá Viale, Villaguay, Villa Elisa, San José y Colón, ciudades donde espera descansar en algún espacio que encuentre disponible y explicó: “Lo comento porque llevaré solo una muda de ropa, nada más, porque no puedo llevar peso”.

En este sentido, apeló a la solidaridad de los vecinos de cada localidad por la que pase: “Si en el camino alguien me puede ofrecer agua o algo de comida se lo voy a agradecer. A los que les interese les digo que voy a estar informando por este medio dónde me encuentro en cada momento. Desde ya gracias a todos los que quieran apoyarme”, expresó.

También apeló a la solidaridad de quien pueda donarle zapatillas que ya no use y sean cómodas, número 38, para no lastimarse los pies en semejante trayecto.

La mujer contó que espera sacar los permisos de circulación correspondientes, e incluso algún certificado médico, para no tener problemas en el camino.

Embed

“Voy a viajar sin plata, sin nada. Esto será una muestra de fe y de amor para recordar a mi difunto marido y para poder pasar el Día de la Madre con mi hijo”, manifestó.

Asimismo, confió que quería salir el mismo 12 de octubre, pero como el día siguiente cae martes 13, prefirió no desafiar a la suerte y postergarlo para el 14. Se tiene fe para llegar en cuatro días, y que su iniciativa sirva también para concientizar acerca de los angustiantes momentos que genera la pandemia y el aislamiento, y sobre lo difícil que es estar en soledad mientras se extraña a los seres queridos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario