Malvinas
Viernes 08 de Diciembre de 2017

Desde la guardia soberana, Araujo le dio una nueva alegría a su familia

Entre los 88 caídos en Malvinas localizados en Darwin, al menos uno es entrerriano. Su familia, emocionada, contó la historia del héroe

Ni un chico, ni una víctima, ni un NN: Elbio Araujo es un héroe de la Patria, como todo aquel que enfrentó a uno de los ejércitos más poderosos y criminales del mundo, el de Inglaterra. El hombre nació en Colón y sus restos fueron reconocidos junto a otros, estaba enterrado en las islas que supo defender. En su cruz decía "Soldado argentino solo conocido por Dios". Su familia recibió las pertenencias que llevaba puestas, enterradas también durante 35 años. Emocionada, su hermana María Fernanda dijo a UNO: "Vivimos momentos de alegría".
Fueron identificados 88 cuerpos que estaban enterrados en el Cementerio de Darwin, en Malvinas. El hecho se logró tras el análisis de 121 tumbas y 122 cuerpos exhumados, de las 237 tumbas que hay en total. Se hizo un cotejo con la muestra de ADN que aportaron 107 familias que dieron su consentimiento.
Ente los restos reconocidos, estaban los del entrerriano Elbio Araujo. María Fernanda es, además, la presidenta de la Comisión de Familiares de los Caídos en Malvinas y contó: "Vivimos momentos de festejos, de alegría". Dijo que en la entrevista donde le dieron a conocer que su hermano había sido localizado, terminó con un aplauso. "Fue el mensaje de mi hermano, 'quedensé todos tranquilos'", y agregó emocionada: "Pasaron 35 años, pasó esto y los fantasmas se volaron".
María Fernanda no lo dijo, pero en sus palabras se advertía que los momentos que vivió junto a su madre y el resto de su familia por estos días fueron una manera de cerrar un círculo, de despedir a su hermano de otra forma.
Es que además del aviso, también les dieron pertenencias, las que Araujo tenía al momento de morir. Recuperaron así una cédula de conducir en estado impecable y legible, hasta con la foto a color. También una libreta del Ejército. "Mi hermano era extrovertido, tenía esa luz propia, ese es Eduardo y nos mandó ahora hasta un recibo de pago de la escuela. ¿Qué hacía con eso en las islas?", se preguntó María Fernanda.
Elbio Araujo murió el 11 de junio, días antes de que terminara la guerra. Fue en Monte Longdon. Llevaba puestos una estampita de la virgen de la Merced y una especie de collar o pulsera de tela con un dije que la familia cree que es de la Virgen de los Milagros. "Después está el indicio de lo que era la chapita identificatoria, dejaron solo los agujeros y unos papelitos que creemos que son de una Biblia", contó la hermana.
Fue una bomba la que cayó en la posición donde se encontraba Araujo. "A medida que armé la historia me encontré con un su cabo primero que se salvó porque la onda lo tiró para un costado. Estaba segura que de mi hermano no había quedado casi nada". De ahí también la sorpresa que se llevaron cuando les comunicaron que su tumba había sido identificada.

Eslabón
Esta Comisión de Familiares tiene organizados 28 viajes a Malvinas por año y lo lograron con el tiempo y gracias al papel que jugaron dependencias públicas. Además, realizan dos viajes a la zona en donde fue hundido el Belgrano y construyeron e instalaron en Darwin un monumento con los nombres de los 649 caídos y la imagen de la virgen del Luján. A esta tarea y a otras hoy las defienden para poder continuarlas, para que esta organización no pierda el papel que tiene en la actualidad.
María Fernanda contó que el pedido de la mayoría de los familiares de los caídos es que los restos queden en Darwin.
El soldado Araujo no era un NN, alguien sin identidad. Ni él ni el resto de los caídos en Darwin. Pero es María Fernanda la que tienen la explicación justa y sin tantas vueltas: "Nosotros sabíamos quiénes eran, a dónde fueron, dónde estuvieron, con quiénes, contra quiénes lucharon y quiénes los mataron, que fueron los ingleses", por eso los familiares llaman a este proceso localización de tumbas. "Mi hermano podía estar 10 metros más acá o más allá y no le erramos. Mi mamá eligió una cruz y dijo 'elijo esta porque todos son mis hijos', y mi hermano estaba seis o siete cruces a la derecha. Siempre sostuve que él tal vez no estaba (en Darwin) pero sí sabíamos que estaba en las islas, que nos escribió desde ese lugar. No es un NN, no es un desconocido o un desaparecido".
Desde el martes comenzaron las entrevistas con 88 familias para darles este tipo de noticias. María Fernanda reafirmó: "La mayoría de los familiares quiere dejarlos allá. Mi hermano va a quedar allá. Ellos murieron ahí y por ese pedazo de tierra que les corresponde. El cementerio es el ultimo eslabón de soberanía que nos queda ante la mirada del mundo. Ahí hay un puñado de hombres que defendieron lo que nos corresponde".
Entre el 20 de junio y el 7 de agosto, forenses de Argentina, Australia, Chile, España, México y Reino Unido exhumaron, analizaron y documentaron cada uno de los restos mortales sin identificar enterrados en las tumbas.
Dicen en algunos pasillos, que entre los objetivos de Inglaterra se encuentra cerrar el cementerio de Darwin, en algún momento, porque, como dijo María Fernanda, es un eslabón de soberanía. Araujo pertenecía al Regimiento de Infantería Mecanizado 7 Coronel Conde de La Plata. Desde hace 35 años monta guardia y nos espera en nuestro suelo. Tenía 19 años.

Comentarios