Secciones
Transporte público

Desde ERSA afirman que al municipio le correspondía informar sobre el aumento del colectivo

Está en vigencia el nuevo cuadro de tarifas del servicio público que llevará el valor de 14,85 a 20 pesos en Paraná. El cambio opera desde este martes.

Lunes 15 de Abril de 2019

Desde este martes, el boleto general de colectivo urbano de Paraná pasará de 14,85 a 20 pesos.

Según el subgerente de la empresa ERSA, Hugo Ruiz, bajar la información a los usuarios le correspondía al Municipio.

En diálogo con radio 97.1 La Red Paraná Ruiz confirmó que opera en ERSA una diferencia de 6 pesos a partir de este martes y que el aumento es inminente en la línea Mariano Moreno ya que aún no se actualizó el sistema.


Según Ruiz el aumento era inminente: "Ya estaban los dictámenes favorables en el Concejo Deliberante, se vencieron los plazos para tratarlos y el Ejecutivo tiene la potestad de elevar el precio del boleto por decreto y comunicarlo. Y salió a partir de las cero horas de este martes".


Sobre la diferencia con la línea Mariano Moreno indicó que hubo un problema de enlace entre Nación y la firma por lo que aún no se actualizaron en el sistema y las máquinas siguen cobrando la tarifa vieja pero, en el trascurso de la semana, se subsanará.


"El precio anterior era de 14,85 ahora pasará a costar 22,80 pero, debido a un subsidio de la Municipalidad de Paraná el pasajero pagará 20 pesos y la diferencia de 2,80 pesos será absorbida por el municipio". En tanto el primario costará $ 2,28, el secundario $ 5,71, Terciario y universitario $ 6,84, obrero $ 14,83, Jubilado $ 10,26, franja horaria 22 a 23 $ 18,24.


Sobre el boleto del área metropolitana, explicó que se había pedido una diferenciación por el tema de las distancias hacia Colonia Avellaneda, Oro Verde y San Benito, que estaba prevista en el decreto 101, pero que no prosperó. En el nuevo decreto Nº 392 hay una tarifa general hacia esos lugares que quedó en $ 22,80 para quien aborde en Casa de Gobierno.


Según Ruiz este aumento es un paso adelante para paliar la situación de desfase en la que habían quedado las empresas luego de la quita de subsidios, la escalada del dólar, las paritarias y el aumento de los combustibles. "Todo esto hace que las empresas deban ajustar y revaluar los costos que aumentaron exponencialmente". Pero, por otra parte, señaló que el pedido data de octubre de 2018 y las cosas han cambiado mucho desde ese entonces. "Han quedado cosas en el camino que se evaluar a partir de hoy. Tenemos que analizar cómo seguimos. Es el momento para sentarse a dialogar sobre esos cambios y cómo adecuar la tarifa", expresó.


En ese sentido ejemplificó: "Cuando se planteó el aumento el combustible costaba 11 pesos el litro y hoy está a 42 pesos. También están las cuotas de las unidades y las Paritarias de 2019".



El usuario es importante

Sobre las quejas de los usuarios Ruiz indicó: "Tratamos de ajustarnos y que nos sirva a todos. De nada vale tener una tarifa de 40 pesos si el usuario no lo puede pagar. No tenemos que perder de vista que somos un servicio público y nos importa qué opina el pasajero a quien hay que explicarle lo que está pasando".


"Corresponde al Municipio informar sobre el aumento. Nosotros somos un servicio público concesionado. Como nos comunican sobre el aumento por el decreto es responsabilidad del Municipio notificar a la población sobre el aumento".



Más detalles de la medida
Las empresas y el municipio iban a ser notificadas de la finalización de las tareas informáticas pertinentes
de la comisión de Servicios Públicos del Concejo "será tratado en los términos y plazos que rigen en dicho cuerpo, ante lo cual y sin perjuicio de su posterior tratamiento y aprobación por parte del mismo, este Departamento Ejecutivo Municipal, en los términos y plazos previstos en el actual marco regulatorio -Ordenanza 9462, artículo 52– tendrá la potestad subsidiaria de fijar la tarifa. Y considera que "debe prever los recaudos pertinentes a los fines de no generar reclamos y planteamientos que se puedan originar por parte de la concesionaria del servicio ante el vencimiento de estos plazos de más de siete meses, en un contexto inflacionario y de quita de subsidios de Nación, que alteró radicalmente el funcionamiento del transporte público de todo el interior del país.

Prueba de esa demora, a cuenta de poner en riesgo la prestación básica, es que el boleto está en 22 o 23 pesos en la mayoría de las capitales del país, y entre 18 y 20 pesos en las ciudades entrerrianas.

Cada evaluación de suba del boleto de colectivo ha tenido a lo largo de los últimos años inevitables momentos de tensión, de discusión, y de peleas interesados con necesidades o conveniencias políticas entre oficialismo y oposición política de turno. Unos y otros han estado en ambos bandos.

Pero difícilmente pueda encontrarse otro caso similar a este último pedido y evaluación de incremento tarifario, que se inició en septiembre y casi siete meses después se concretó, con todos los dictámenes y estudios técnicos correspondientes.

Peleas intestinas del oficialismo, de larga data, y enfrentamientos con otros sectores políticos previo a la reciente elección, fueron en gran parte responsables de que no prosperara el trámite. No fue la calidad o no del servicio, sino el interés o conveniencia política partidaria la que primó en la discusión o dilaciones de las últimas semanas.


Este lunes se confirmó que la cartera nacional, a cargo del funcionamiento de SUBE, dispuso ya la actualización de todos los sistemas informáticos para que a partir de hoy, los usuarios abonen la nueva tarifa, en la categoría que les corresponda.

El boleto general irá a 20 pesos, ya que durante 180 días el municipio subsidiará 2,80 pesos por cada pasaje.
El resto de las categorías quedarán: el boleto Primario en 2,28 pesos; Secundario a 5,71 pesos; Terciario y universitario: 6,84 pesos; Obrero 14,83 pesos; Jubilado a 10,26 pesos; y Nocturno a 29,64 pesos; mientras que el boleto en franja horaria no pico (8.30 a 11) quedará en 18,24 pesos.
Vale recordar que en Paraná está en vigencia también el Boleto Estudiantil Gratuito Universal (BEGU), que favorece a estudiantes primarios y secundarios. Mientras que acceden a la Tarifa Social (con un descuento del 55% sobre el precio de la tarifa plana), beneficiarios de Asignación Universal por Hijo o por Embarazo; del Plan Progresar; personal de Trabajo Doméstico; ex combatientes; de los planes Argentina Trabaja y Ellas Hacen; monotributo social, entre otros

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario