Tarifazo
Viernes 17 de Noviembre de 2017

Desde el próximo mes habrá fuertes aumentos en las boletas de luz y gas

La electricidad subirá más del 40% en tres meses; en el gas, la variación será similar. En ambos casos, el impacto dependerá de consumos

Desde el próximo mes, las boletas de los servicios de energía eléctrica y de gas natural llegarán con fuertes incrementos, en todo el país. A los incrementos ya anunciados la semana pasada para la electricidad por parte de Enersa –por ajuste inflacionario trimestral previsto en el contrato de concesión, y que fue publicado el sábado pasado, en la edición gráfica de UNO–, se sumará el anuncio ayer del Gobierno, por el costo de transporte de la energía, que promedia una variación del 40% entre diciembre y febrero. En tanto, los nuevos valores para los usuarios de gas se conocerán en los próximos días, tras la realización esta semana de distintas audiencias públicas. Si bien resulta difícil estimar los nuevos costos que tendrán los consumidores –dependerán de categorías y niveles de consumos–, en el caso del gas, irán estimativamente desde 40% a partir del próximo mes.
Por razones estacionales, el mayor impacto se sentirá inmediatamente en las facturas de energía eléctrica, por el consumo de verano. En el gas, se sentirá con fuerza en los bolsillos recién pasado el verano.

Gas
Tal como informó UNO, ayer en la sede de la Universidad Tecnólogica Nacional (UTN) de Santa Fe se abordó el nuevo cuadro tarifario correspondiente al valor de la distribución de gas.
En ese marco, se expusieron los proyectos y pedidos de las empresas Gas Nea –prestadora del servicio en Entre Ríos–; Redengas –a cargo del servicio en Paraná–, y Litoral Gas, prestataria en todo el territorio santafesino.
El miércoles, en el Puerto Nuevo, y con el defensor del Pueblo Luis Garay como único expositor –por las conocidas complicaciones para anotarse y participar– se trató el valor del gas en boca de pozo. Se trata del componente que explica el 70% de lo que paga un consumidor en su boleta: se incrementará, en solo dos años, un 217%.
Ayer, en Santa Fe, se analizó el valor de la distribución –en la boleta también figuran el transporte y los impuestos–.
Entre Ríos estuvo representado por Garay y por Gabriel Vargas, de la Asociación de Defensa de Consumidores Entrerrianos.
En su presentación, Garay hizo hincapié en dos aspectos. Por un lado, en la necesidad de que las empresas presenten y publiquen los proyectos de obras anunciados, para poder ser consultados por los ciudadanos. O que estén disponibles en la página oficial del Energas.
Y por otro lado, reclamó que se sincere la forma de comunicación de las boletas, porque cada aumento resulta complejo de prever para los usuarios: la tarifa está compuesta por el costo de extracción de gas en boca de pozo, el transporte, la distribución y la carga impositiva.
En relación a la confusión que genera cada uno de esos elementos de la tarifa y la imposibilidad de que los usuarios conozcan con certeza el nuevo cuadro tarifario, consideró la situación como una "trampa", ya que el ciudadano conoce el tenor del incremento cuando tiene la factura en sus manos.
En cuanto a la situación de Paraná, Garay remarcó la necesidad de que se amplíe la prestación del servicio, ya que aún hay muchos hogares y barrios que no tienen acceso a gas natural: hay 57.000 clientes, sobre una base de más de 80.000 inmuebles. Por eso demandó que en el corto plazo se concreten obras y que se publiquen los planes de inversión, para que la ciudadanía tenga acceso a la información y a la consulta.
Reiteró su preocupación y crítica respecto de la modalidad de convocatoria de las audiencias públicas. "Hay deliberadamente un hecho político que es no dejar que las audiencias sean públicas", dijo, en consonancia con lo afirmado el miércoles. Y acotó: "El gobierno no puede ver por separado (los aumentos del servicio). Me pregunto dónde se para el Estado: ¿del lado de la empresas o de los ciudadanos?", planteó.
En cuanto a la modificación tarifaria, Garay planteó que el mayor impacto estará dado en los grupos de usuarios que consumen menos, y que por lo tanto se sitúan en las franjas de menores ingresos.
A partir de la quita de subsidios, el Gobierno adelantó que el gas en boca de pozo subirá un 215%, hasta 2019. Ayer, UNO pudo constatar que Redengas propuso modificaciones desde este mes, con tarifas que irán desde 12% hasta el 65%, según categorías. Regirá inmediatamente, y por el término de seis meses; cumplido ese período, habrá una nueva modificación. De todos modos, las cifras son relativas, porque no significa que sea ese el porcentaje final en las boletas, que deberán combinar estos múltiples aumentos del gas en boca de pozo, de las distribuidoras, del transporte (habrá audiencias la semana próxima), además de la carga impositiva.

Queja industrial
La Unión Industrial Argentina (UIA) advirtió ayer que "el sendero de precios creciente de la electricidad incrementa el impacto negativo" sobre la competitividad del sector, sobre todo en bienes transables, durante la audiencia pública que se realizó en el porteño Palacio de las Aguas, para modificar el cuadro tarifario de energía eléctrica.
El directivo Alberto Calsiano reclamó además "un gradualismo real, sin exclusiones, en especial para los grandes usuarios de distribuidora que son los más afectados por las correcciones".

En diciembre y en febrero, los cambios en energía eléctrica
El aumento acumulado en la factura final para los usuarios de menor consumo eléctrico fuera del área metropolitana será de 38%, como consecuencia de los ajustes que serán aplicados en diciembre y febrero próximos, anunció ayer el subsecretario de Energía Eléctrica de la Nación, Alejandro Sruoga, durante la audiencia pública que se realiza en el porteño Palacio de las Aguas.
El funcionario nacional señaló también que el impacto será mayor en Edenor y Edesur, que cubren el área metropolitana, cuyos usuarios afrontarán aumentos mayores, porque se normalizará el valor agregado de distribución (VAD), como se hizo en los últimos años en las compañías distribuidoras provinciales.
Los nuevos cuadros tarifarios serán presentados por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad.
La proyección realizada por Sruoga en base a los cuadros tarifarios vigentes a setiembre contempló aumentos promedio en los costos de abastecimiento de las distribuidoras de 32% en diciembre y de 19% en febrero del año próximo.
El secretario aclaró: "El cálculo final de las tarifas se hará una vez que se desarrolle el mes, se calcule la efectiva disponibilidad de cada una de las instalaciones, líneas, interruptores, transformadores, el efectivo ingreso que tienen las concesionarias y el dato cierto de la demanda". Admitió que había un componente importante de subsidio, que eliminará e irá a cargo de la demanda.

Comentarios