Secciones
La Provincia

Desde el martes 13 Colón no tiene agua

La falta de suministro del elemento vital afecta al 70% de la población. El primer corte, martes y miércoles, fue programado para ejecutar una obra. Problemas técnicos y una nueva rotura prolongaron la interrupción hasta este sábado.

Sábado 17 de Noviembre de 2012

Desde el martes 13 de noviembre la ciudad de Colón no tiene servicio de agua. El gobierno provincial licitó una obra para cambiar los caños que datan de 60 años, cuando la población no superaba el 10% de la actual.

A través de mensajes a la Redacción de UNO muchos vecinos damnificados por la situación expresaron su malestar.

Días atrás la empresa contratada por el gobierno provincial  inició la construcción de 1.310 metros de cañería de impulsión de PVC, de diámetro 450 milímetros, con válvulas de retención y exclusas y toda la interconexión con la planta potabilizadora y el tanque elevado que distribuye a la ciudad; obra que permitirá aumentar la capacidad de bombeo desde la planta potabilizadora al tanque elevado, desde donde se distribuye a toda la ciudad. Las estimaciones del gobierno provincial eran que en pocos días concluirían los trabajos en la planta potabilizadora y en el tanque de agua pero, según publica El Entre Ríos, inconvenientes técnicos obligaron a prolongar tanto las tareas como la falta del servicio a aproximadamente el 70% de la ciudad.

El servicio comenzaría a normalizarse en la tarde de este sábado. Mientras tanto la Municipalidad abastece a la población del elemento vital por medio del tanque de bomberos voluntarios de la ciudad y de municipios de la región


"Nos encontramos con una falla oculta"

"¿Qué nos garantiza que no va reventar de nuevo?", preguntó Radio Melody al Ing. Hugo Righelatto, responsable de Obras Sanitarias de Entre Ríos. "Confío en que hay un único caño fallado", respondió.

Righelatto aseguró que se habían hecho las pruebas hidráulicas y que todo había funcionado bien. Pero, "nos encontramos con una falla oculta, que no era visible en el caño exteriormente".

Ante los cuestionamientos, aclaró que la reparación del caño que se lleva adelante por estas horas "no es un parche".

También, anunció que ha "mandado a buscar caños ya probados".

Al dar mayores detalles acerca de las pruebas hidráulicas a que había sido sometido el caño que estallara en Moreno y Sourigues, el director de obras sanitarias provincial dijo que se había utilizado una vez y media lo presión que soporta normalmente.

Ante otra consulta de Radio Melody, Hugo Righelatto aclaró que "LM construcciones es una empresa con muchos años en Paraná y la Provincia, y no tiene ninguna relación conmigo". De este modo, salió al cruce de versiones que vinculan a la firma con el funcionario.

La empresa también fue duramente criticada por la falta de herramientas apropiadas para afrontar la rotura del caño, ya que fue visible el empleo de un rudimentario serrucho y trascendió que debió solicitar prestada una soldadora.


Problemas de vieja data

El tanque contiguo al edificio de los Bomberos Voluntarios de Colón, que data del año 1968, presentaba roturas desde hace unos años. Allí se realizaron tareas en las grietas, limpiándolas, enmasillándolas y posteriormente dando una mano con pintura, aprobada por Salud Pública de la Nación, aprovechando las tareas de vaciamiento que se realizaron en el tanque para conectar la cañería de impulsión.


La cañería de impulsión databa de 1991 y era de PRSV, un material similar a la lana de vidrio que sumado a los años de antigüedad y de función se encontraba muy deteriorada, produciéndose frecuentes roturas que causaban largos cortes en el suministro de agua.


Los operarios de la empresa LM Construcciones comenzaron en octubre los trabajos para llevar adelante la conexión de la cañería de impulsión que desde hace meses se encontraba lista para la finalización de la obras.


 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario