Secciones
Incendios

Desde 2020 en Entre Ríos fueron afectadas por incendios 310.964 hectáreas

Para el titular del SNMF el fuego es casi como sucedáneo de la topadora para avanzar sobre zonas y cambiar sus usos. Por incendios pidió patrullajes en Delta

Sábado 05 de Junio de 2021

En Entre Ríos, desde enero de 2020 hasta abril de este año inclusive, unas 310.964 hectáreas resultaron afectadas por incendios forestales. Apenas detrás de Córdoba, donde fueron alcanzadas 331.793 hectáreas, fueron las jurisdicciones más afectadas en ese período, sobre un total de 1.261.106, según datos oficiales a los que accedió UNO, correspondientes al Programa de Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF).

La información oficial puede completarse con los partes diarios que se emiten a nivel nacional, como relevamientos de focos ígneos activos en el país. Ayer había cuatro en la provincia, sobre cinco en todo el país: tres en el departamento Gualeguay y uno en la zona de Victoria. El restante fue localizado en provincia de Buenos Aires, en Zárate. El impacto que genera en el sistema natural es múltiple: pérdida de biomasa, estructura vegetal, fragmentación de hábitats y pérdida de especies endémicas de la región. Resultan afectados los servicios ecosistémicos que brindan los distintos ambientes, como los valiosos servicios que aportan humedales y bosques.

incendios.jpg
Desde 2020, en Entre Ríos resultaron afectadas por incendios 310.964 hectáreas

Desde 2020, en Entre Ríos resultaron afectadas por incendios 310.964 hectáreas

El impacto más notorio sobre la fauna se presenta en la pérdida de su hábitat y nichos ecológicos, reduciendo la diversidad y su abundancia relativa, con un efecto prolongado en el tiempo luego del fuego. Por otro lado, mientras la destrucción de los hábitats de los animales afecta fuertemente a las especies con menor movilidad, otras escapan del incendio refugiándose en otros sitios; generan una presión sobre el nuevo ambiente en el que se refugian y provocan desequilibrios en el ecosistema, reseña la cartera ambiental.

Si lo ocurrido el año pasado resultó grave, la preocupación es mayor al existir hoy las mismas condiciones para los incendios en el Delta, justamente cuando se inicia el período de mayores incendios. La afirmación corresponde al secretario de Articulación Federal de la Seguridad del Ministerio de Seguridad, Gabriel Fuks, quien acotó: “La previsión para este año es similar, aunque de alguna manera hemos ganado tiempo porque desde febrero a hoy no hemos tenido niveles importantes de afectación”. El año pasado, explicó, existió una situación que incluyó una bajante del río muy fuerte, una pandemia que afectó actividades socioeconómicas y una sequía, esto implicó un proceso de incendios muy complejo”, dijo Fuks durante una reunión del Comité de Seguridad y Respuesta de incendios forestales.

El comité analizó el comienzo de temporada de potenciales incendios en la zona Alto Delta del río Paraná y la severa bajante en la que se encuentra el río. Entre otras acciones el Comité decidió incrementar la asistencia del SNMF, transferido en el año 2020 con la intención de incrementar la integralidad del abordaje de las problemáticas ambientales”, indicó el Ministerio de Seguridad.

También se subrayó el pedido efectuado por el Juzgado Federal de Paraná Nº 2, a través del cual solicitó la implementación de un plan permanente de patrullaje por parte de las Fuerzas para detectar de forma temprana los focos ígneos y a sus responsables. Durante la reunión, el viceministro de Ambiente, Sergio Federovisky, aseguró que sin una necesaria coordinación, “va a ser imposible poder avanzar en situaciones como las que tenemos en el Delta y que pueden repetirse en otros puntos del país” “Nuestro análisis es que estos incendios favorecen el avance de la frontera agropecuaria. La utilización del fuego es casi como sucedáneo de la topadora para avanzar sobre zonas y cambiar sus usos”, detalló el funcionario

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario