Secciones
La Provincia

Denunciaron a empresa constructora de Paraná por fraude

La demanda penal la radicó la Municipalidad de Colón contra los responsables de una obra de agua potable deficiente que privó de agua a la ciudad por seis días.  

Viernes 23 de Noviembre de 2012

El secretario Legal y Técnico de la Municipalidad de Colón, Omar Zamora, radicó una demanda penal contra los responsables de una obra de agua potable deficiente que privó de agua a la ciudad por seis días. La denuncia es por presunto “fraude a la administración pública” y luego fue ampliada por “sabotaje o conducta negligente”.

Se trata de la empresa LM Construcciones SRL, de Paraná, que tuvo a su cargo la obra licitada por Obras Sanitarias de la Provincia en 2010, y que deberería haberla finalizando en octubre de 2011.

Según Zamora, la obra nunca se conluyó ni se dio el certificado de finalización. En enero, la empresa propuso hacer una conexión para terminarla pero desde la comuna se negaron porque estaba en pleno la temporada estival. Pasaron los meses y una vez terminado el verano, desde el municipio se reclamó su finalización pero no hubo respuesta. Recién el mes pasado, mediante carta documento, intimaron a la empresa, publica Diario Junio.


Las tareas comenzaron el 5 de noviembre y si bien el municipio les había otorgado 48 horas para reestablecer el servicio manifestaron que los trabajos “estaban complicados”.

La red contempla dos tanques de agua en la ciudad. Uno de 300.000 litros en el cuartel de Bomberos y otro en el club Defensores. Los operarios intentaron tres veces intervenir en el caño que comunica a ambos tanques pero de manera fallida. Zamora dijo que era manifiesta la incapacidad de los operarios que adolecían de cualquier tipo de preparación.

Una hora y media después de que comenzó a correr el agua por la cañería, una cuadra antes del tanque reventó un caño. “Provocó conmoción a mucha gente por la forma en que salió el agua porque reventaron los adoquines”, indicó. Luego de hacer una constatación con un escribano con fotografías, Zamora se constituyó en Tribunales e hizo una denuncia. Pidió el secuestro del caño a los fines de hacer una pericia. El fiscal hizo lugar, secuestró pedazos de la tubería que quedaron en poder de la Policía. Zamora acotó que la pericia puede favorecer a la empresa en el caso de que haya responsabilidad de la empresa de San Luis que fabricó el caño.

El apoderado legal explicó que la denuncia es por “fraude a la administración pública”. Independientemente de la acción penal, el municipio accionará civilmente por los daños que produjo debido a los días sin agua que pasaron los vecinos. "Aparte hubo muchos costos, muchos gastos de la municipalidad", dijo el funcionario.

Al otro día, sábado, bajo la mirada del ministro de Obras Públicas de la provincia, Juan Javier García, los operarios de la empresa intentaron cambiar el caño pero nuevamente no pudieron. Debió intervenir personal de Obras Sanitarias de Colón y en menos de una hora pudieron terminar el reemplazo.

No obstante, el lunes siguiente había zonas de la ciudad sin agua. Comenzaron a revisar toda la red y encontraron que había una llave cerrada y otra rota correspondiente a la cañería que abastece el tanque de Bomberos. Por ende, Zamora amplió la denuncia por la posible comisión del delito de sabotaje o negligencia. Incluso, el secretario manifestó la hipótesis de que las falencias en ambas llaves hayan sido la causa de la rotura del caño.

“El personal de Obras Sanitarias de Colón intervino nuevamente, colocaron llaves nuevas y en cinco horas volvió a circular el líquido elemento por las cañerías. “Hasta el día de hoy todo está funcionando en prefecto estado”, indicó.

En manos del fiscal están los pliegos de la licitación. Por otra parte, en Colón se enteraron de que la empresa no está habilitada para hacer este tipo de obras, cuyo costo fue de 500.000 pesos. Se desconoce quienes son los responsables de LM Construcciones. “Es lo que estamos investigando tanto el municipio como el fiscal”, acotó Zamora.

Aún se debe reparar dos pérdidas de agua causadas por la empresa. Una en Moreno y Quiroz, zona de la costanera, y otra en la salida de la planta. “Las tendrían que hacer ellos pero la idea es que ya no toquen nada”, manifestó. Pero como no son cuantiosas y toda la ciudad cuenta con agua, esperarán qua transcurra el fin de semana largo para intervenir. Las mismas insumirán cerca de dos horas por lo que se las haría en días de la semana, en horario nocturno. “Para no provocar más perjuicios a la gente”, dijo Zamora.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario