La Provincia
Jueves 01 de Marzo de 2018

Denuncian que por el cierre de un hogar se despedirá a agentes

Se trata de la residencia San Martín, de Victoria. "Si esto no es achique, ¿qué es?" alertaron desde ATE. El Copnaf replanteará el trabajo

La seccional de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Victoria denunció que por el inminente cese de actividades de la residencia Socioeducativa General San Martín, en Victoria, seis trabajadores entre contratados y suplentes perderían su trabajo. En una reunión en la que participaron dirigentes del gremio, el director de la residencia y la directora de Derechos y Programas para el Niño, el Adolescente y la Familia del Copnaf, Graciela Dalesio, se comunicó que a partir del 31 se cerrarán las puertas, no solo porque se vencía el contrato de alquiler sino porque además se argumentó desde el gremio que "no hay una política clara de reinserción y no estaban dadas las condiciones de higiene y seguridad".
La institución que en su momento llegó a alojar a 30 adolescentes, con causas penales graves, acogía solamente a un interno de la localidad de Feliciano, según pudo determinar UNO. "Los chicos que alojaban, primero en una casa ubicada en una zona de chacras y ahora en la zona céntrica, tienen problemas de adicciones. Pero los esconden, no hacen nada, si a eso se le suma que cuando salen se dedican a robar", graficó el secretario general de ATE Victoria, Horacio Rizzi.
Acerca de la situación de la planta de personal, se informó que son 21 trabajadores, 15 de ellos en planta permanente y 6 entre contratados y suplentes, Rizzi explicó que éstos últimos perderían su fuente laboral. "Tienen un contrato de nueve meses. Se rompen con las políticas de niñez y adolescencia. Si esto no es achique, ¿qué es?", criticó con dureza el dirigente.

"No es un vaciamiento"
La presidenta del Copnaf, Marisa Paira, aclaró que el cierre de la residencia no implica un vaciamiento, ni la reducción de la planta de personal y que el objetivo de trabajo se orienta "fortalecer el trabajo comunitario con los niños, adolescentes y sus familias". La funcionaria explicó a UNO que hace un año y medio se viene "repensando un proyecto institucional" en función de la limitación edilicia y de capacidad del edificio donde funciona el dispositivo. "Agotamos todas las instancias para mejorar el espacio físico, pero no se encontró un lugar", reconoció.
Paira contó que son dos los agentes con contrato, y que los demás agentes de planta (20) serán reubicados en servicios de promoción y prevención. "No es un vaciamiento, se resignifica la estrategia y esto nos permitirá una mejor coordinación con el departamento para que pueda disponer de mejores recursos. Sobre el único adolescente que permanece en el lugar se planteará su traslado", detalló.

Resistencia de los vecinos al dispositivo
La residencia –lo que anteriormente se conocía como hogares– que abrió sus puertas en 1949 siempre estuvo pensada para alojar a adolescentes con causas penales graves, pero a partir del cambio de la Ley de Niñez en 2004 se pensó en reformular el proyecto institucional. El régimen se fue modificando con el tiempo hasta llegar a la modalidad de puertas abiertas. En los últimos años los vecinos de la institución se resistían a la presencia del dispositivo, sobre todo por las permanentes dificultades con los jóvenes alojados. El Copnaf alquila la vieja casona ubicada en Lamadrid y Alem, a una cuadra de la terminal de ómnibus, y cuyo contrato de alquiler no se pudo renovar. "Teníamos a adolescentes con problemas de alta vulneración. La propiedad tenía una capacidad para que se alojaran cuatro personas. En estas condiciones no podíamos tener una incidencia efectiva y tampoco atender a tantos adolescentes en ese ámbito", planteó Paira al fundamentar los cambios que se implementarán.

Comentarios