Secciones
La Provincia

Denuncian al dueño de empresa de limpieza

Lo acusan de no cumplir con el pago en término de los salarios. Aseguran que adeuda los aportes de obra social

Martes 25 de Noviembre de 2014

Una empleada de una compañía dedicada al servicio de limpieza en general, denunció que el titular de la firma está involucrado en una serie de irregularidades, que van desde los salarios atrasados hasta la falta de aportes a la obra social.


“Es impresionante cómo este hombre nos está robando, no nos hace los aportes”, detalló la trabajadora. Si bien son alrededor de 20 los empleados que se desempeñan en la empresa, MM (a la denunciante se la identificará con sus iniciales), hace cinco años que trabaja para la compañía y fue la única que se animó a dar la cara para contar todas las anomalías que enfrenta para ganarse el sustento diario.


“Él nos paga después del 20 de cada mes, no tenemos aportes, no tenemos vestuario, pese a que nos descuenta todo por recibo de sueldo. Le reclamamos y nos insulta, se abusa de la necesidad de trabajo que hay. Enseguida nos amenaza con que nos va a echar”, relató.


La mujer aclaró que durante su primer año de trabajo las condiciones de trabajo eran buenas, pero luego todo se desmadró. “Nosotros ingresamos a la parte de la AFIP y vimos que está todo impago, lo que quiere decir que no ha hecho aportes. A mí me hizo solamente ocho meses, después no hizo nunca más. Hasta del gremio de Unión de Trabajadores de Empresas Privadas de Limpieza nos dicen que jamás nos aportaron. No tenemos mutual tampoco”, reveló.

 

 

Incumplidor serial


La denunciante insistió en que tanto ella como algunos de sus compañeros ya llevan dos meses sin cobrar sus sueldos. A ello se le suma que el  titular de la firma les descuenta el presentismo. “No podemos llegar nunca tarde porque nos realiza el descuento”, acotó.


La empresa que está radicada en Paraná presta servicios de limpieza a instituciones educativas privadas de primer nivel y a entidades empresarias. MM explicó que muchos de sus pares tienen miedo de denunciar, ya sea por temor a perder la fuente laboral o a otro tipo de represalias. Aunque algunos accedieron a realizar una presentación en el Ministerio de Trabajo de la provincia, pero pese al tenor de las denuncias nunca fueron escuchados.


“En el mismo Ministerio nos dicen los abogados: ‘A ustedes nos les conviene hacer lío porque los van a echar, él no les va a pagar. Jamás llegan las inspecciones para que investiguen lo que está pasando”, admitió. Según la empleada, no es el único incumplimiento cometido por el dueño de la firma, ya que la trabajadora sostuvo que, por ejemplo, a las horas extra las abona en negro.

 

 

Más carencias


De acuerdo a lo expresado por la empleada, los empleados cobran 2.700 pesos por cuatro horas de trabajo, cumplidas de lunes a sábado. Si bien podría considerarse como la parte menos importante del problema, admitió que en muchas oportunidades tampoco cuentan con los elementos de trabajo necesarios para hacer su tarea diaria.


“Yo estuve haciendo suplencia en la universidad, en reemplazo de un compañero que sacó parte de enfermo y nos faltaban las bolsas. Y teníamos que estar pidiéndole a la gente de la universidad. Pero él nos tiene que proveer de esos elementos y no nos trae. Lo mismo cuando tenemos faltante de lavandina, hasta con agua sola tenemos que limpiar. Nos promete que nos va a abastecer, que no llegan los productos; también nos faltan trapos de piso y escobillones”, subrayó.


En cuanto a las personas que eligen empezar a trabajar en este tipo de actividad, la mujer manifestó que, por lo general, se mantienen durante poco tiempo en el puesto. “Trabajan muy pocos hombres, porque ellos se ocupan más de la limpieza vidrios. Trabajamos mal porque él nos paga cuando quiere, hace lo que quiere. Él se abusa de la necesidad de la gente, porque todos tenemos hijos. Tenemos que bajar la cabeza y seguir”, completó.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario