Secciones
La Provincia

Denuncian acción intimidatoria contra querellante de la causa Área Paraná

Desconocidos ingresaron a la casa de Florencia Amore, abogada de la agrupación H.I.J.O.S., y sustrajeron dos computadoras. Urribarri repudió el hecho y dijo que "es muy evidente la intención de meter miedo".

Miércoles 12 de Noviembre de 2014

El gobernador Sergio Urribarri repudió "enérgicamente" un acto intimidatorio sufrido por Florencia Amore, abogada querellante en representación de la agrupación H.I.J.O.S. en la causa Área Paraná, que se lleva adelante por violación a los derechos humanos en la capital provincial. Desconocidos ingresaron este miércoles a la vivienda de la letrada, causando desorden y llevándose dos computadoras.

“Es muy evidente la provocación, la intención de meter miedo, pero no pueden ni deben conseguirlo”, expresó Urribarri. El gobernador solicitó a la justicia “que no quede sin esclarecer este hecho” e instruyó a las fuerzas de seguridad provinciales para que se brinde seguridad a la abogada.

“Algunos no lo quieren entender, la impunidad quedó atrás en la Argentina. Hoy existe un gobierno y un Estado nacional que acompañan este proceso de búsqueda de la verdad, la recuperación de la memoria y la acción de la justicia”, apuntó Urribarri.

“Quiero expresarle mi total solidaridad a Florencia Amore y a su familia y pedirle que no afloje. Estamos orgullosos de su tarea y de los demás integrantes del equipo que asisten a las víctimas y a los familiares de las víctimas de aquellas atrocidades”, concluyó el mandatario.

Los hechos

Según se informó a UNO, los autores del hecho ingresaron entre las 8 y las 12.45, cuando no había nadie en la casa. Al parecer, hicieron una tarea de inteligencia previa y contaban con información sobre los movimientos y horarios de Amore, quien además es subsecretaria de Derechos Humanos, Salud y Educación de la Municipalidad de Paraná.

Los responsables del intento de amedrentamiento se movieron con conocimiento de la tarea que estaban llevando a cabo. Por ejemplo, se encargaron de borrar todas las huellas.

Habrían ingresado por los fondos de la vivienda, saltaron un tapial y luego rompieron el vidrio de una puerta. Se llevaron una notebook y una netbook y movieron de lugar otra computadora. No tocaron 2.300 pesos que estaban sobre la mesada de la cocina.

Dejaron indicios de haber revisado distintas habitaciones de la casa y de haber revuelto lugares donde podría haber objetos pequeños. Abrieron el placard del dormitorio principal y arrojaron al piso toda la ropa de la funcionaria, no así la de su esposo.

En claro mensaje intimidatorio, revisaron una bolsa con documentación de la causa Área Paraná y dejaron a la vista un papel que contenía un listado de testigos.

La Policía y la Justicia provinciales se encuentran investigando lo sucedido. El juez federal Leandro Ríos ordenó custodia de Gendarmería.

Más repudios

“Pedimos a la Justicia y a las fuerzas de seguridad que trabajen lo más eficiente y rápidamente posible para esclarecer este hecho, procurando cuidar la integridad física de nuestra compañera y su familia”, resaltó Julián Froidevaux, subsecretario de Derechos Humanos, quien sumó así su repudio a lo sucedido. El funcionario valoró en ese sentido el pedido de custodia dispuesto de inmediato por el Juzgado Federal y el Ministerio Público Fiscal.

“En las últimas semanas hubo testimonios contundentes y precisos sobre cómo operó la represión en la región, señalando el rol perverso de muchos imputados y abriendo el camino a nuevas investigaciones. Es necesario tomar conciencia de la magnitud de los hechos investigados y proteger al máximo a las víctimas y abogados querellantes”, agregó el funcionario.

Por su parte, la agrupación H.I.J.O.S. emitió un comunicado asegurando que lo ocurrido "claramente se entiende como un mensaje que pretende ser intimidatorio contra alguien que desempeña un rol clave en el proceso de lucha por verdad y justicia en Entre Ríos".

"A pesar de esto, aseguramos que no conseguirán amedrentarnos a quienes, como Florencia Amore, estamos comprometidos con esta causa y, sin dudas, seguiremos adelante aún con más decisión en el camino por acabar con la impunidad en Entre Ríos y lograr que los genocidas José Anselmo Appelhans, Carlos Horacio Zapata, Cosme Ignacio Marino Demonte, Alberto Rivas, Oscar Obaid, Jorge Humberto Appiani, Susana Bidinost y Hugo Moyano tengan la condena que se merecen", afirmaron.

La organización de derechos humanos exigió a las autoridades judiciales y policiales que "cumplan con su responsabilidad de garantizar las condiciones necesarias para que este y todos los juicios de lesa humanidad se lleven adelante de manera segura para las partes, víctimas y testigos, y libre de toda actitud mafiosa e intolerante".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario