Secciones
La Provincia

Cruces entre un empresario y la Municipalidad de Santa Elena por la explotación de un parador

El emprendimiento de la familia Villagra nació en 2017, pero se truncó porque aseguran que les niegan la habilitación para poder funcionar

Viernes 28 de Diciembre de 2018

Una familia que lleva adelante un emprendimiento turístico en la localidad de Santa Elena denunció a las autoridades municipales porque les negaron el permiso para construir un parador, aún habiendo presentando un anteproyecto y con un acuerdo de palabra que se alcanzó en 2017. Pese a esta situación el establecimiento comenzó a construirse a la vera del río Paraná, con la denominación comercial de Parador Tulum, en base a nuevos planos porque el sector que les habían asignado se inundaba. Su titular Guillermo Ramiro Villagra, un empresario de Paraná, afirmó en una visita a UNO que en un principio se había convenido la explotación del lugar. "Nos piden que presentemos planos de construcción, planos del lugar, que los materiales sean comprados en Santa Elena y que la mano de obra sea local. Buscamos todo eso y construimos el parador", contó el damnificado.
Si bien este año la familia intentó reabrirlo, cumpliendo con el pago de los impuestos y todos los requisitos solicitados, la Municipalidad les negó esta posibilidad por no haber presentado la documentación. "El señor Gabriel Olivera, secretario de Turismo de Santa Elena, nos amenazó con que nos iba a prender fuego el parador si abríamos. De todo esto hay denuncias en la Fiscalía de La Paz", advirtió Villagra.
La empresa, que lleva el nombre comercial de La Tana ofrece juegos acuáticos y excursiones, entre otras actividades recreativas. Este año decidieron impulsar el parador para darle mayor movimiento a la zona costera, pero afirman que no pueden trabajar porque no cuentan con la habilitación correspondiente. "Hicieron desaparecer la documentación que hay del parador en la Municipalidad", reveló el comerciante.
También recordó que fueron a solicitar la reconexión del servicio de energía eléctrica a Enersa, pero desde la empresa se les negó dicha posibilidad por carecer de la documentación habilitante. "La empresa nos pide algo que justifique nosotros estamos ocupando el predio", aseveró. En forma simultánea explicó que presentaron denuncias por estafa, por amenazas y adelantaron que iniciarán una denuncia por el robo de la documentación. Además en estos días van a presentar un recurso de amparo con la finalidad de que la Justicia obligue al intendente, Silvio Moreyra, a expedirse sobre el tema. Villagra dijo que solamente quiere que los dejen trabajar: "Porque a la altura del mes que estamos, son dos meses nomás de trabajo".
El empresario reconoció que mantuvo varias reuniones con el intendente, pero nunca le dijo por qué no lo habilitaba a trabajar. Del mismo modo sostuvo que se contactó con el secretario de Gobierno, Guillermo Vega, quien tampoco les dio una respuesta. "Con la construcción y los materiales, gastamos medio millón de pesos", alertó.
La familia Villagra llegó en 2015 a Santa Elena con la propuesta de los juegos acuáticos, toda una novedad en materia de desarrollo turístico, hasta que en 2017 surgió la idea de incorporar el parador.
En la época estival el emprendimiento contrataba a entre 12 y 15 empleados de la ciudad, entre los cuales había trabajadores asignados a través del Programa Primer Empleo, dependiente del gobierno nacional. "En la última reunión el intendente nos insinuó que le dejemos ese parador, que él lo iba a modificar. Evidentemente se lo deben querer dar a alguien; como ese parador está hecho de forma tal que no lo puede voltear el agua", alertó.

La respuesta oficial
El secretario de Gobierno de Santa Elena, Guillermo Vega, respondió a las denuncias formuladas por la familia Villagra. En primer lugar señaló que "la explotación no cumplió con los requisitos que estaban previstos", y explicó que la estructura distaba mucho del anteproyecto que habían presentado. "Este muchacho ha elegido otro camino, así que vamos a contestarle técnicamente y comercialmente", aclaró el funcionario.
Vega negó tener conocimiento de la presentación de denuncias en contra del municipio, y le atribuyó a Villagra un violento incidente con un inspector municipal. "La única denuncia presentada es la de un inspector municipal contra Villagra por agresiones físicas, que se produjo hace 10 días: lo agarró a un chico en la vía pública que pesa 50 kilos, lo golpeó y eso sí está denunciado en la Fiscalía de La Paz. Lo tumbó al piso, lo golpeó e intervino la esposa del inspector municipal. La causa está en una instancia de mediación penal", especificó.
El abogado dijo que el municipio apoyó la iniciativa comercial en 2017, brindándole la habilitación y "dándole una mano en todo. Pero es muy complicado el trato con este muchacho".
Luego ratificó: "El anteproyecto presentado por la empresa La Tana no se condice con el lineamiento que contemple la atracción turística, que tenga condiciones que sean atractivas".
Vega adelantó que la explotación de los servicios del balneario estarán a cargo de la Municipalidad y se apostará con una fuerte inversión para potenciar el turismo. "Tuvimos que poner arena, sombrillas, hacer sanitarios, para tener algo realmente lindo. Por ejemplo a los alojamientos le vamos pidiendo una inversión en consonancia con la cuestión turística; hay que estar a la altura de las circunstancias; a los clubes, a los balnearios, se le pide lo mismo", reflexionó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});