Secciones
La Provincia

Crece la demanda de pólizas y se expande el mercado de seguros

Las solicitudes acompañan la actividad económica y amplían los rubros. Con la construcción de edificios hay más obligaciones para asegurar los espacios comunes. Dictan mañana una charla.

Jueves 22 de Noviembre de 2012

“Las compañías de seguros siempre ofrecen más productos y la gente se vuelca cada vez más a contratar pólizas que no son las obligatorias contra terceros, conscientes de la protección que necesitan”, aseguró ayer Rafael Herrera, docente de la filial de Entre Ríos del Centro Federal de Capacitación en Seguros de la Asociación de Productores de Seguros.
 

“En el caso de los comercios, se contrata la póliza contra incendios y para los aparatos electrónicos, pero no tanto contra robos. Con respecto a los automóviles, también se piden más las coberturas integrales, que incluyen seguro contra robos, granizos, incendios y otras prestaciones. La diferencia de precios no es mucha entre uno y otro”, aportó.
 

En tanto, manifestó que “en Paraná, cuando llega esta época de verano y hasta febrero, crece entre un 15% y un 20% la solicitud para proteger el hogar de robos en las vacaciones y como es accesible, después se mantiene todo el año. La contratación de un seguro muchas veces tiene que ver con el impacto que causa algún suceso”, afirmó y graficó: “Cuando un perro muerde a alguien ahí se consulta sobre seguro de mascotas que incluyan daños a terceros; o cuando cae granizo amplían las coberturas”, dijo a modo de ejemplo.

Consorcios
La construcción de edificios en Paraná es una constante. Cada vez son más las torres que forman parte del paisaje urbano y, por ende, mayores las concentraciones demográficas que se producen. La convivencia dentro de estos contextos habitacionales muchas veces está regida por la figura de un administrador que, entre otras responsabilidades, es el encargado de hacer que se cumpla el reglamento interno que regula las prácticas dentro de los límites de cada propiedad.
 

Pero a pesar de estos marcos regulatorios, los problemas entre los vecinos aparecen cotidianamente, a la par de los inconvenientes que se suscitan por cuestiones atinentes a lo edilicio.
 

Eduardo Awad, especialista en el tema desde hace 30 años, contó a UNO que “hay muchas normas que tienen que ver con los consorcios. En el interior del país está vigente la Ley Nº 13.512, que regula la propiedad horizontal”.
 

El abogado, que vendrá desde Buenos Aires a dar una charla mañana en la capital provincial, en el marco de los festejos del 40º aniversario de la Asociación de Productores de Seguros de Entre Ríos, señaló que “el problema siempre se genera cuando estas normas no se cumplen: por ejemplo, en Buenos Aires existe la obligación de presentar un informe acerca de la fachada de las paredes externas del edifico, acreditando que estén en buen estado. Solo el 15% cumple con esto, por eso vemos en los diarios que se cayó un balcón, una mampostería o un cartel y provocó una tragedia”.
 

En referencia a la proliferación de edificios en las ciudades, destacó que “los municipios deben ir adecuándose y dictando nuevas ordenanzas, pero muy pocos lo hacen”.
 

En otro orden el profesional indicó que “los consorcios de copropietarios están sujetos a la ley de propiedad horizontal. En estos espacios es donde aparecen los problemas con los vecinos, donde uno tiene un perro que ladra, o saltan en el departamento de arriba y con el ruido molestan al de abajo, o caminan con tacos. Todo esto va generando roces y conflictos”. En este sentido, expresó: “A los reclamos hay que presentarlos al administrador. Hay que aprovechar las instancias de las asambleas de propietarios para plantear estos temas, donde aparecen montones de cuestiones, como que un mal administrador le roba a los consorcistas, el portero no cumple con su deber”, por eso es importante la charla que se va a brindar mañana en Paraná, para conocer cuáles son las funciones y los derechos y obligaciones que cada uno debe cumplir, y cuándo se puede recurrir a la Justicia si esto no ocurre”. La misma está dirigida a consorcistas, administradores de consorcio, inmobiliarias, contadores, abogados y productores de seguro. Para mayor información, se puede consultar al lo teléfonos (0343) 4315421 de 10 a 14, o por mail escribiendo a apaserparana@yahoo.cm.ar.

En edificios se contratan seguros integrales

En cuando a los deberes que tienen los consorcios, la contratación de un seguro contra incendio, con la garantía de cobertura sobre los espacios, es obligatoria. Sin embargo, habida cuenta de la complejidad que se genera en el contexto de estas unidades habitacionales “la tendencia es que la mayoría de los administradores y consorcistas resuelvan contratar seguros con cobertura integral y trasladar los costos a los propietarios”, aseguró a UNO Silvia Bechir, referente de la Asociación de Productores de Seguros de Entre Ríos, que tiene su sede en la planta alta de avenida Ramírez 1841.
 

En este sentido, Rafael Herrera, docente de la filial de Entre Ríos del Centro Federal de Capacitación, que se ocupa de instruir a productores de seguros y aspirantes, aseguró que “los lugares comunes generalmente componen el 40% del valor completo del edificio, pero se recomienda asegurar el edificio completo, para poder cumplir con la ley y para tranquilidad de los consorcistas. En esa oferta se integra el seguro contra incendio, por cristales, más el que cubre toda responsabilidad civil, donde se incluyen accidentes de ascensores sobre habitantes del edifico y personas que no pertenecen al consorcio, también sobre daño a bienes o a terceros por algo que caiga desde la propiedad”.

Costos
En cuanto a los costos, admitió que “hay una diferencia de precios debido a las distintas coberturas, y depende de la sumas aseguradas: una póliza para un edificio de mayor monto vale más que para uno de menores dimensiones, ya que no es lo mismo que se asegure 1 millón de pesos que 300.000, pero en porcentaje se cobra una tasa parecida”. En este sentido, graficó: “En un comercio o una vivienda las tasas son muy baratas: se cobran 0,50 pesos por cada 1.000 pesos de propiedad asegurada. En un consorcio ronda el orden de los 0,16 pesos. Se bonifican según los riesgos”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario