Secciones
Pandemia

Covid: rindieron homenaje a enfermera que murió hace un año

Julia González murió por Covid prestando servicios en el área de Traumatología del hospital San Martín. Sus colegas descubrieron una placa con su nombre

Sábado 09 de Octubre de 2021

Se cumplió este viernes 8 de octubre un año del fallecimiento a causa del Covid de la enfermera Julia González Ávila, quien trabajó 20 años en el hospital San Martín (HSM). Durante el último tiempo se desempeñó en el área de Traumatología y sus colegas, compañeros de trabajo, familiares, amigos y allegados le rindieron un sentido homenaje, descubriendo en el lugar una placa con su nombre.

“Querida Julia: en tu primer aniversario siempre estarás presente, tu sonrisa nunca se borrará, estarás en todo momento. Nos dejaste un dolor muy grande. Que descanses en paz, gran enfermera del HSM Paraná”, es el mensaje en dicha placa, que fue bendecida por el padre Máximo, párroco de la capilla situada dentro del nosocomio, en medio de la emoción de los seres queridos de la enfermera que dio su vida en la pandemia.

Angélica Pereyra, enfermera que trabaja hace 28 años en el HSM y durante varios años fue compañera de Julia en la sala de Traumatología, manifestó a UNO: “Es un día muy triste para todos los que conocimos a Julia González, gran enfermera del hospital San Martín”. A su vez, señaló: “Julia era como una hermana. Es muy triste perder a una persona como era ella, pero a través de nuestra profesión estamos para servir y entregar nuestra vida también, y quisimos hacerle este humilde homenaje con todas sus compañeras de la Sala 10 de mujeres del área Traumatología. Estuve acá muchos años y sigo compartiendo momentos con mis pares”.

Covid. Descubrieron una placa que recuerda a la enfermera..jpg
Covid. Descubrieron una placa que recuerda a la enfermera.

Covid. Descubrieron una placa que recuerda a la enfermera.

Angélica hoy se desempeña en el área de Consultorios Externos en Neurología. Visiblemente conmovida, confió a UNO: “Como enfermera digo hay cicatrices que no sanan pero hay que saber llevarlas. Y recordar los momentos felices que pasé con ella es lo que me ayuda a vivir, porque esta pandemia se llevo a dos de mis grandes amores: a mi madre y a Julia, que era mi amiga”.

Adriana González, la sobrina mayor de la enfermera fallecida hace un año, destacó: “El mayor recuerdo que tengo de mi tía es el amor que ella tenía por su trabajo, sus hijos, sus sobrinos. Siempre estuvo al servicio de los demás y murió de ese modo. No quería abandonar a los enfermos y siempre estaba pendiente de su trabajo. Ese don es el que nos dejo a nosotros, su familia”.

En su Fanpage, el hospital San Martín también recordó a Julia y publicó un video con imágenes de ella realizando su labor, a modo de homenaje. Patricia Sanabria, licenciada en Enfermería, supervisora de Atención Primaria de Salud (APS) del Hospital y secretaria académica del Instituto D-74 de la Cruz Roja filial Paraná, reflexionó: “Es increíble que por la pandemia hayamos perdido a Julia y a otros colegas en la provincia y en el país. Fue algo inesperado, que nos golpeó muy fuerte. Pasó ya un año y la recordamos con mucho cariño y afecto, porque era una gran compañera de trabajo. Los compañeros de su área, al igual que todos los enfermeros, hemos lamentado muchísimo esta pérdida, porque ella aportaba profesionalismo, y le brindaba afecto a los pacientes, además de toda su capacidad para el cuidado de las personas que estaban a su cargo. Fue una pérdida muy grande y por supuesto lo lamentamos muchísimo”.

Labor incansable

Angélica Pereyra recordó cómo fue la labor de los enfermeros tras declararse la pandemia: “Esta pandemia fue un shock emocional muy grande para todos. Y con respecto a nuestra profesión, nos causó mucho miedo y una gran incertidumbre, porque teníamos que ejercer nuestro trabajo, pero además temíamos volver a nuestras casas y contagiar a nuestros familiares, a nuestros hijos, a nuestros nietos. Tuvimos que sacar fuerzas de todos lados para continuar con nuestra labor”, reflexionó.

En su caso, decidió estudiar enfermería hace más de tres décadas debido a la pérdida de un hermano, y expresó:

“Eso me llevó a ser enfermera. A partir del dolor de mi familia me propuse servir a la gente, quise hacer algo por la vida y estudié esta carrera. Siempre estoy para el que lo necesite, día a día”.

Reconociendo que los enfermeros y las enfermeras son quienes pasan más horas con los pacientes y forjan un vínculo muy cercano con ellos, indicó: “Pasamos muchas horas y somos quienes hacemos un acompañamiento desde el corazón. En los momentos mas especiales de la vida, como la Navidad, el Año Nuevo, nosotros somos los que estamos cortando el pan dulce con ese paciente enfermo”.

Hoy en día, ya con vacunas y un panorama más alentador en cuanto a la cantidad de contagios de coronavirus, reflexionó: “Ahora estamos en una pandemia, pero en todo momento desde que entramos al hospital estamos expuestas a contagiarnos alguna enfermedad. Estuvimos lidiando hace años con la gripe A y otras dolencias. Las enfermeras siempre estamos ante el riesgo de poder infectarnos con algo. Por suerte me siento reconocida porque esto, que es lo que elegí”.

Patricia Sanabria también hizo un balance, comentando cómo están hoy en día las enfermeras y los enfermeros: “En la actualidad estamos más aliviados en cuanto a la pandemia, ya que mermaron los contagios de Covid, pero en general las otras patologías crónicas y prevalentes siempre continuaron siendo atendidas y nuestro trabajo continúa de la misma manera”.

A su vez, afirmó que siguen atentos a la situación sanitaria, definiendo nuevas estrategias para enfrentar algún posible rebrote de coronavirus: “Ahora estamos evaluando cómo se trabajó en la situación de pandemia para identificar debilidades y fortalezas que nos para rediseñar nuestras estrategias ante posibles rebrotes. Ojalá que no pase, pero debemos estar preparados para eso, porque esta pandemia fue imprevista”, dijo, y remarcó:; “Nos dejó una gran enseñanza, una lección, y evidentemente nosotros tenemos que rediseñar esas estrategias ante un posible rebrote, para que nos encuentre de una manera más preparados, logísticamente, y en cuanto a la capacitación, el conocimiento y la formación”.

Avanza una nueva ley

Esta semana, en la Cámara de Senadores de Entre Ríos se aprobó por unanimidad la nueva Ley de Enfermería, por la que los referentes del sector vienen luchando hace tiempo. El texto vuelve ahora a Diputados, con modificaciones, y los enfermeros y las enfermeras aguardan que se apruebe también y a la brevedad. Al respecto, Sanabria explicó a UNO: “La nueva ley va a impactar de manera muy significativa en lo profesional, ya que contempla diferentes categorías y tramos. Y va repercutir en lo salarial, al reconocer una serie de bonificaciones que la actual ley 9564 no tiene en cuenta”.

Otros puntos que destacó es la consideración al personal único de enfermería que se desempeña en centros de atención primaria, o centros de salud: “Reconoce la figura full time para los enfermeros que son personal único en esos centros y más aun en la pandemia, cuando estuvieron abocados las 24 horas del día prácticamente a su labor. Además, se reconocen bonificaciones por traslado para zonas rurales o alejadas de los hogares en el caso de enfermeros que tienen que asistir a esos centros de salud a trabajar”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario