Secciones
Pandemia

Covid-19: paranaense describe la cuarentena total de Chile

"Tenemos sólo dos permisos semanales para salir", cuenta Juliana Grimaldi, una paranaense que vive en Chile desde hace 12 años, sobre la pandemia del Covid-19

Viernes 09 de Abril de 2021

Juliana Grimaldi, es una paranaense que vive en La Providencia, comuna de Santiago de Chile. Cuando tenía 18 años y terminó la escuela secundaria, se propuso viajar y recorrer lugares. Fue así que decidió establecerse en este país andino por las oportunidades laborales que le ofrecía. Hoy en día la situación la situación epidemiológica por Covid-19 de Chile es compleja y ha llamado la atención de muchos países, porque a pesar de tener el 45% de su población vacunada contra el coronavirus, los números de contagios crecen día a día y las restricciones para la circulación son extremas en muchas de las regiones y comunas.

Juliana grimaldi 2.jpg

En diálogo con La Radio de UNO por La Red Paraná (88.7), Grimaldi comentó que La Providencia está ubicada en una zona céntrica del departamento Santiago, donde se encuentra la mayoría de las oficinas de las empresas. Sin embargo, tanto esta comuna como toda la Región Metropolitana están en fase 1 por el Covid-19, es decir la población está en cuarentena total. Los habitantes deben permanecer dentro de los hogares la mayor parte del día; solamente pueden trabajar presencialmente quienes están abocados a los rubros sociales, básicamente. La particularidad que tienen las fases de cuarentena chilena es que se conoce la fecha de inicio pero no la de finalización.

“Tenemos sólo dos permisos semanales para salir, es decir de lunes a viernes o alternados con un fin de semana: si uno ocupa un permiso de fin de semana, el otro queda para la semana. La duración de dichos permisos es de dos horas y uno puede hacer compras básicas o ir a las farmacias, no para hacer ocio o recreación”, comentó Grimaldi.

Juliana grimaldi.jpg

En torno a la alta tasa de vacunados y a la cantidad de contagiados de Covid-19, Grimaldi explicó que al principio el gobierno no encontraba mucha explicación a lo que estaba sucediendo y la gente empezaba a especular mucho con la efectividad de las vacunas. Pero finalmente la respuesta oficial fue que la gente empezó a sentir tranquilidad con la vacunación y empezaron a realizarse las reuniones sociales, donde había algunas personas vacunadas y otras no, y así continuó creciendo la cantidad de contagios.

Ante las medidas extremas de restricción que implementa el gobierno chileno, Grimaldi consideró que “la oposición al gobierno busca mucho la oportunidad porque se están votando las constituyentes, que son quienes van a redactar la nueva Constitución. Y acá las elecciones no son obligatorias, por lo que los políticos deben conquistar la voluntad del votante. Las medidas adoptadas por el gobierno por el Covid-19 generan disconformidad en mucha gente que no puede trabajar desde la casa, como por ejemplo una veterinaria, un taller de bicicletas, un confeccionador de cuadernos o un vendedor de artículos de librería”. Y, desde esta perspectiva, esta disconformidad es aprovechada por la oposición para hacer política.

Juliana grimaldi 1.jpg

Mientras tanto, el estallido social chileno que se inició en noviembre de 2019 continuó desarrollándose durante toda la pandemia. Cuando se flexibilizó la cuarentena a mediados del año pasado, la gente volvió a salir a la calle con manifestaciones multitudinarias y cacerolazos, en un proceso de reclamo que sigue hasta el día de hoy.

Grimaldi trabaja en distribución de películas cinematográficas. Su función es monitorear los derechos en un territorio, en un país, en una región. Asimismo hace las campaña de marketing, realiza el estudio comercial, negocia con los cines donde van a estar programadas las películas y cuántos horarios tendrán. Sin embargo, la industria del cine también está golpeada en Chile ya que las salas cerraron en marzo de 2020, volvieron a abrir el 18 de febrero de este año y después de dos semanas y media, cerraron.

En el verano Grimaldi estuvo de visita en Paraná, ya que tuvo la oportunidad de trabajar vía home office. “Hacía un año que no iba y me sorprendió la cantidad de negocios cerrados y la falta de limpieza en los frentes de tales negocios. Daba la impresión que habían quedado como abandonados desde hacía un tiempo y me dio mucha pena”, finalizó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario