Mundo laboral

Costa del Uruguay: cuesta conseguir personal para el rubro gastronómico

Con el repunte de la actividad tras las restricciones por la pandemia, hoy faltan cocineros y mozos en la costa del Uruguay

Sábado 12 de Noviembre de 2022

En base al movimiento turístico que hubo a lo largo de este año en la provincia y las consultas que ya se vienen realizando de cara a las próximas vacaciones, la temporada de verano en Entre Ríos promete ser auspiciosa. Atento a estas perspectivas, en la costa del Uruguay sobre todo, se espera que haya una mayor demanda de personal en hoteles y locales vinculados al rubro gastronómico, al menos de manera temporaria, debido a que la afluencia masiva de turistas genera que una necesidad de emplear a más gente para la atención al público en bares, restaurantes y afines. No obstante, en la actualidad muchas veces los referentes de este sector se topan con el problema de no encontrar mano de obra disponible.

En este marco, Mario Delasoie, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Colón, comentó a UNO: “Se incrementa un montón al necesidad de personal, pero de hecho no se consigue, está complicado, sobre todo en lo que respecta a cocineros y ayudantes de cocina, y por ahí también un poco en el tema de los mozos”.

Acerca de esta situación, analizó: “Lo que pasa es que durante las restricciones por la pandemia mucha gente se dedicó a otra cosa, y por ahí el personal que era conocido se fue a otro lugar, o se abocó a otra actividad, o se independizó con su propio negocio. Cocineros están faltando en todo el país también por esta cuestión. Después ocurre, además, que quizás comercios de otros rubros estén pagando un poco mejor que en este sector, ya que con todos los problemas que hubo esto quedó un poco retrasado en ese sentido”.

Por otra parte, observó: “Otra situación que vemos es que falta gente capacitada para lo que es el rubro gastronómico, donde hay lugares donde necesitas sí o sí gente que tengas conocimientos sobre el tema, sobre todo si es para un puesto como el de ayudante de cocina o cocinero, que es lo más complicado de encontrar. Con un mozo por ahí es un poquito más sencillo, porque es una tarea que no demanda tantos conocimientos puntuales, más allá de que todos se merecen una capacitación”.

Asimismo, comentó: “En Colón y en la costa del Uruguay en general los picos en que más se precisa personal idóneo es en la temporada son en verano, puntualmente en enero y febrero; también durante todos los fines de semana largos, y en los fines de semana en general, ya que actualmente se está trabajando muy bien. Eso además de las vacaciones de invierno de la provincia de Buenos Aires y de Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Y con el cambio favorable para los uruguayos se está dando que este año no hubo prácticamente temporada baja, sino que fue media, media alta y alta. Esto ayudó al repunte del sector. Si bien por ahí los precios no acompañan tanto, más allá de que se fueron acomodando, por lo menos la zona nuestra, en la costa del Uruguay en Entre Ríos hubo hasta ahora muy buenos niveles de ocupación posterior a las restricciones por la pandemia”.

Sobre este punto, observó: “Tenemos esta ayuda de que viene mucha gente de la República Oriental del Uruguay, que con un tipo de cambio favorable para ellos consumir en la Argentina les resulta barato. Por eso vienen a comer acá, a alojarse, a consumir servicios. Eso impulsa y le da más fluidez a nuestra actividad. Entendemos que es una situación coyuntural que no sabemos si se va a sostener a largo plazo esto de que utilicen nuestros servicios por esta cuestión cambiaria”.

Costa del Paraná

Consultado acerca de si se incrementa también en la capital entrerriana ante la proximidad del verano la actividad en el sector, generando la necesidad de más mano de obra, tal como ocurre en localidades de la costa del Uruguay, el presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Paraná, Osvaldo Cabrera, señaló a UNO: “La temporada de mayor trabajo depende de cada establecimiento. Sí hay más movimiento durante el verano en algunas zonas de la ciudad, tal vez por la nocturnidad, pero en paralelo hay lugares en que a la vez baja ese movimiento, como por ejemplo pasa en el centro. Así que diría que, considerando esto, se mantiene medianamente estable, y no es que hay una gran demanda de personal por la temporada estival”.

En este contexto, observó: “En Paraná el turismo de verano no es el fuerte, sino que nosotros tenemos una mayor actividad los fines de semana largos, en Semana Santa, o en las vacaciones de invierno. Es diferente en la costa del Uruguay, que se ve desbordada de otra forma en los meses de calor, ya que tiene los carnavales y su gran temporada es en el verano”.

Sobre esta situación, José Trlin, secretario general de la Seccional Paraná de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (Uthgra), coincidió: “En la costa del Paraná hay gran actividad los fines de semana largos. No tenemos una temporada fuerte en el año tan marcada como ocurre en la costa del Uruguay, que el verano explota y después durante todo el año es un poco más baja”.

“La costa del Paraná es mucho más homogénea y no tenemos hoy altos y bajos, como algunos lugares turísticos puntuales. A excepción de Villa Urquiza, por ejemplo, que es el único lugar en la costa del Paraná que se llena en la temporada estival y después tiene menor movimiento. En otras localidades, por la pesca, o la cultura del turismo de reuniones, que había arrancado bien, la pandemia lo cortó y ahora se volvió a retomar, todo el año tenemos visitantes acá, donde hay muchos deportes, muchos eventos”.

Según analizó, esto genera que haya una demanda de personal temporario para estas fechas puntuales, como suele ocurrir el fin de semana que se desarrollan la Fiesta de Disfraces o el Turismo Carretera (TC), y concluyó: “El problema con esto es que hay más precarización, y nosotros tenemos registrada la misma cantidad de trabajadores todo el año. En hotelería no hay tanta informalidad pero en la gastronomía sí, donde ocurre que abre un bar y como el fin de semana hay un evento al que va a venir mucha gente, saca más mesas y llaman a más personas para atender pero lo hacen en negro por ese fin de semana solamente”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario