Secciones
Coronavirus en Entre Ríos

Coronavirus: Atendieron más de 1.000 consultas en el San Martín

El director del hospital San Martín, habló del impacto que provoca el aumento de casos de Coronavirus en Paraná. De los 100 pacientes diarios, 80% son hisopados

Viernes 21 de Agosto de 2020

Funcionarios del Ministerio de Salud de la provincia brindan el informe periódico sobre la situación sanitaria de Entre Ríos respecto a la pandemia del Coronavirus Covid-19.

En esta oportunidad hablaron el director General de Epidemiología, Diego Garcilazo y el director del hospital San Martín de Paraná, Carlos Bantar.

Garcilazo ratificó el informe brindado por la mañana sobre la situación epidemiológica de la provincia y sobre el cambio de situación epidemiológica en la ciudad de Gualeguaychú "transmisión comunitaria sostenida". En tanto indicó que hay 12 pacientes en terapia intensiva en Entre Ríos.

También señaló que hay un acumulado de casos activos desde agosto y que se transita un tercer ciclo de brote de enfermedad. "La mayor cantidad de contagios se dio a finales de julio y principios de agosto, y como resultado estamos viendo un acumulado de casos activos en la provincia.

Sobre las características de los casos, Garcilazo indicó que “la mayoría de las personas infectadas son jóvenes de entre 20 y 50 años y es una población activa”.

Asimismo indicó que los resultados de laboratorios dan un aumento de la positividad. "En los últimos días estuvimos en una positividad que supera el 20% del total de los test. Ayer el aumento de la positividad fue del 50% y hemos tenido días de la semana que se ha superado el 50% de positividad". “El Coronavirus es uno de los principales virus que predomina en los cuadros respiratorios observados en la provincia".

En relación a los resultados de laboratorio, la mayoría de los testeos están concentrados en Paraná, Gualeguaychú, Concordia y Chajarí, en los últimos dos meses”.

hospital san martin.jpg

Preocupación

“En Paraná, los hospitales San Martín y De la Baxada concentran la gran mayoría de los testeos realizados”, aportó.

En cuanto a la densidad de casos activos, en Paraná hay una gran concentración de casos en la primera quincena de agosto y esto seguirá en las próximas semanas. Este pico nos alerta sobre los casos que deben ser contenidos en el sistema de salud. "Lograr aplanar esta curva es uno de los objetivos más importantes para no saturar el sistema de salud", tanto en Paraná como en Gualeguaychú.

Sobre la curva de contagios en la capital provincial el infectólogo señaló que “hasta el momento, las acciones que se han tomado no han sido suficientes para que el sistema de salud se maneje de una manera cómoda. Estamos viendo con preocupación una densidad de casos en poco tiempo que, de acumularse, podrían saturar los servicios de salud. Consideramos que se necesitan más acciones para poder disminuir el número de contagios en la ciudad”

“Hasta el momento, las acciones que se han tomado no han sido suficientes para que el sistema se maneje de una manera cómoda. Estamos viendo con preocupación una densidad de casos en poco tiempo que, de acumularse podrían saturar los servicios de salud. Consideramos que se necesitan más acciones para disminuir el número de contagios en la ciudad”

Impacto en los servicios de salud

Por su parte, Bantar habló del impacto que provoca el aumento de casos en los hospitales de Paraná. En ese sentido indicó que en mayo, la guardia en el hospital San Martín, recibía 500 consultas por semana de las cuales solo el 10% correspondía a afecciones respiratorias. En las últimas semanas de agosto se duplicaron las consultas en la guardia a más de 1.000 consultas de las cuales el 50% son por afecciones respiratorias. Eso da un número aproximado de 100 pacientes diarios por afecciones respiratorias, de los cuales el 80% son sometidos a hisopados y a una evaluación clínica, loa que demanda tiempo y trabajo, causando incomodidad, retardos y saturación en el sistema de salud.

"Ha cambiado la calidad de pacientes internados y hay un núcleo de moderados a graves, y muchos tienen un pasar de la enfermedad que implica que muchos puedan pasar a requerir cuidados intensivos", dijo y agregó que "nos encontramos todavía en una etapa de contención, pero es incómoda y amenazante".

El médico instó a la responsabilidad ciudadana para no saturar los sistemas de salud y no propagar el virus. Lo hizo hablando a los ciudadanos y también a los trabajadores de la salud.

"Estamos desaprovechando la ventaja ciudadana de colaborar para contener este virus. Hay cosas que podemos hacer en el contexto de una ciudad flexibilizada" como el control de la fuente, es decir que el ciudadano exija al otro utilizar las medidas de protección y el cumplimiento de los protocolos.

Por otro lado recalcó que "el paciente infectado (80% de los hisopados) que se va a cursar la enfermedad a su casa tiene la obligación moral de no transmitir la infección y cuidar a sus convivientes y amigos y no exponer a ningún ciudadano antes de su alta".

En tanto los equipos de salud deben controlar las fuentes. "Tienen la obligación, ademas de atender a los enfermos, no infectarlos. No realizar ni concurrir a reuniones sociales dentro de la institución donde se pueden contagiar entre los mismos agentes de salud. Al igual que los organismo de control tienen que cumplir con su obligación de controlar que los protocolos se cumplan, y cumplir ellos mismos con las normas y dar el ejemplo".

"Tenemos que salir de esta situación amenazante para no caer en una situación de desborde", concluyó.

UNO Retransmite EN VIVO

Embed
Embed

Noticia en Desarrollo

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario