Secciones
La Provincia

Cooperativistas de La Histórica confeccionaron 6.000 frazadas

Lo producido se destina al Plan Cobijar. Son 13 trabajadores de distintas entidades solidarias que se capacitaron y que, a la par de esa labor, desempeñan otras tareas de bien público en Concepción del Uruguay.

Miércoles 25 de Julio de 2012

Un proyecto de Economía Social que ya permite obtener resultados tangibles en las compensaciones que reciben las mujeres cooperativistas involucradas en la iniciativa.

Muchas de ellas se levantan a las 4 de la mañana para cumplir con su tarea de barrer las calles de Concepción del Uruguay. Forman parte de las distintas Cooperativas Sociales de Trabajo que desempeñan distintas tareas en la ciudad. A las 9 de la mañana dejan escobas, cepillos y carretillas para pasar a trabajar directamente en el Taller Textil Federación de Cooperativas Sociales (Fedecoopso). Son trabajadoras con un enorme espíritu de superación, se han capacitado, muchas mantienen a sus familias, y hoy lucen con orgullo el reconocimiento que les otorga el trabajo bien hecho.
 

Confeccionaron 6.000 frazadas en un mes: son 10 mujeres en las tareas sobre las máquinas, y tres más que se encargan de toda la logística que se mueve detrás de este emprendimiento productivo que está funcionando a pleno y con grandes aspiraciones a futuro.
 

Las trabajadoras fueron capacitadas en el marco de un convenio entre la Agencia Social Productiva de Concepción y la Fedecoopso. La dirección del grupo puntualmente, denominado Cooperativa del Noroeste, está a cargo de Dalila López, y cuenta con el asesoramiento integral de la doctora Valeria Sierro.
 

Cada una de las frazadas confeccionadas son parte del Plan Cobijar que el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia distribuye en los 18 departamentos entrerrianos como parte de un programa de asistencia a las familias que más lo necesitan durante los meses de invierno.
 

“La labor que han desarrollado ha sido impecable, se capacitaron, mejoraron sus conocimientos, adquirieron una experiencia inigualable y el reconocimiento real tuvo su recompensa inmediata, porque cuando desde la Provincia vieron la calidad del trabajo no dudaron en agilizar todos los trámites para el pago de estas cooperativistas, que ya tenían depositado su dinero cuando entregaron las últimas prendas”, relató a UNO Enrique Chimento, responsable de la Federación de Cooperativas Sociales de Concepción del Uruguay.

Capacitación y equipamiento
El taller textil funciona en la antigua sede de la Federación, ubicada en Lucilo López 1541. Allí se instalaron inicialmente cuatro máquinas textiles industriales, a las que se sumaron otras cinco que donó la Sociedad Militar Seguros de Vida, una entidad mutualistas de Buenos Aires que decidió colaborar con esta iniciativa productiva ante la impronta que estas mujeres uruguayenses le pusieron al proyecto. También se equiparon con una cortadora, una máquina recta, dos overlock, una collaretta y una cortadora.
 

El material para estas frazadas fue provista por el gobierno provincial.

 

“Hecho en Fedecoopso”
“Cada una de las frazadas lleva estampado el sello de Taller Textil Fedecoopso, porque el trabajo de estas compañeras nos ha hecho sentir orgullosos a todos, han puesto un empeño y una prolijidad que ha merecido ser destacado por todos quienes han visto el trabajo”, suma Chimento.
 

En este sentido remarcan que la Provincia llevó sus productos y los mostró a funcionarios nacionales y diputados de la Nación con motivo de la presentación de las jornadas sobre Economía Social, “y fueron de las mejores que se vieron”, afirman.
 

Terminado este primer trabajo, se estima que a fin de mes cada una de las cooperativistas que participaron del taller textil recibieron más de 4.000 pesos, incluido lo que mensualmente perciben por sus tareas en la higiene urbana.
 

El camino abierto por las frazadas parece abrirse a otros productos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario