Secciones
Paraná

Construyen casas en terrenos públicos de División de los Andes

Nuevas viviendas se levantan a metros de Miguel David. Aumentan las obras particulares en el Parque Nuevo, cerca de arroyos y vías

Jueves 02 de Marzo de 2017

Nuevos espacios públicos o terrenos municipales, han sido ocupados por particulares que comenzaron a construir sus viviendas. Son asentamientos que crecen, por ejemplo, en el Parque Nuevo Humberto Cayetano Varisco, en una zona de Puerto Viejo y Anacleto Medina, también en cercanía de arroyos o pegados a ellos, a lo largo de las vías del tren y en División de los Andes antes de llegar a Miguel David, entre otros lugares de la ciudad. Desde la comuna están al tanto de la problemática y señalaron las dificultades para resolver estas irregularidades.


Sobre División de los Andes y la vías, el pastizal está tan alto que casi ni deja ver el basural que hay a los costados. Esa zona se limpió varias veces, hasta se construyó una especie de plazoleta que al final no dio resultados. Más adelante, en dirección a Miguel David, se hizo una obra millonaria años atrás que consistió en el entubado del arroyo Antoñico, un reclamo de décadas ya que el paso del curso de agua ocasionaba inconvenientes a los vecinos de las inmediaciones. Sobre un tramo, incluso, se abrió una calle pública. En esa esquina, desde hace pocos días, nuevas familias levantan viviendas. En la zona, al parecer, construyen aquellos que sufrieron el desmoronamiento de sus casas ubicadas en calle 25 de Junio al final y la comuna les otorgó los terrenos para reubicarlos. Sin embargo, por la zona, se dieron nuevos asentamientos.


Desde la calle se ven cimientos, pequeñas casillas precarias y algunas paredes que van en aumento. Pero también hay más terrenos que parecen haberse dividido hace muy poco y tienen alambrados atados con cables de luz y sogas. Más cerca de la cuesta por donde pasa la vía, hay hasta cañas y ramas que demarcan pequeñas parcelas. Es cierto que faltan precisiones, pero cualquiera que pase por esa calle, podrá advertir que hay una situación que es, al menos, poco regular. Enfrente y más alejado, también se construyen viviendas con buenos materiales.


Otra de las zonas con asentamientos, y mucho más emblemática, es la barranca del Parque Nuevo Humberto Cayetano Varisco. Allí, las viviendas tienen vista al río, son de material y levantadas en un lugar privilegiado. Hace unos años eran más humildes, pero eso cambió y si bien ahora son sencillas a simple vista, tienen ventanales que dan al paisaje, acondicionadores de aire, tanques de agua y antenas de televisión. Las más cercanas están en la esquina de Coronel Manuel Navarro.


Paraná declaró al área del Parque como natural y protegida, por lo cual nada se puede construir en ella ni siquiera de manera oficial y el lugar fue pensado como educativo, recreativo, paisajístico y turístico. En setiembre, UNO consultó a la comuna por este tema y desde el área de Proyectos Estratégicos habían señalado que veían con preocupación la situación y compartían la postura de poner un control en la zona.


Con el paso de los meses, nuevos asentamientos comenzaron a crecer barranca abajo.


En esta oportunidad, UNO habló con el secretario Legal y Técnico de la comuna, Walter Rolandelli, quien destacó: "El año pasado intentamos ir con el escribano municipal y nos dimos cuenta de que es imposible sacar a todas esas familias sin hacer un censo previo para reubicarlas. La comuna es una manga corta, sacás de un lado y después tenés que tapar el otro". Dijo que desde el área analizan esta situación, que están al tanto.



***
Reubicación



Rolandelli contó que iniciaron ese relevamiento en el Parque Nuevo, pero no pudieron seguirlo. "Es infernal la cantidad de viviendas que hay y no solo en la línea de la calle, sino también para adentro. No podemos ir con topadoras como dicen algunos, tenemos que reubicar esas familias".


El responsable del área Legal de la Municipalidad, advirtió por la falta de lugares, de terrenos que sean aptos para trasladar a los intrusados. Explicó que con aquellas familias de calle 25 de Junio al final –a las que se les desmoronó la casa en enero– con la reubicación tuvieron problemas. Buscaron terrenos con las áreas específicas y en la zona donde están ahora, hubo vecinos que comenzaron a quejarse.


"Nos empezaron a decir que no querían que se haga una villa. Entonces, por un lado no tenemos tierras municipales y por el otro están los asentamientos irregulares. Si los sacamos de un lugar y los queremos reubicar en la poca tierra que queda, empiezan los problemas con los vecinos de alrededor. Estamos en la disyuntiva". Del mismo modo, Rolandelli señaló que se suma el reclamo legítimo de aquellos que no tienen dónde vivir.


"El intendente (por Sergio Varisco) tomó nota de este problema. Veremos a dónde reubicamos y qué tierra encontramos para eso, porque después los vecinos no aceptan que vayan otros a esos terrenos municipales", reafirmó.


Según el funcionario, y siempre hablando de esta problemática, la comuna debe estar tanto del lado de los más humildes como también de aquellos que pagan sus impuestos.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario