Secciones
Economía

Congelamiento de precios: desconcierto en comercios locales

La medida que fija el congelamiento de precios alcanza a grandes cadenas como a pequeños comercios, cuyos referentes advierten que no son formadores de valores

Sábado 23 de Octubre de 2021

La resolución 1050/2021 de la Secretaría de Comercio Interior, a través de la cual se retrotraen al 1° de octubre y se deben mantener el congelamiento de precios de 1.432 productos de consumo masivo hasta el 7 de enero, ya está publicada en el Boletín Oficial.

La medida, que busca poner un freno a la inflación, incluye tanto a grandes cadenas como a pequeños comercios, y ya cosechó el rechazo de diversos sectores, afirmando que toda vez que se implementó una disposición de este tipo, no tuvo los resultados esperados.

En este marco, desde la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), expresaron esta semana su disconformidad y aclararon: “Más allá de tener la voluntad de acompañar, dependemos de que los proveedores puedan y quieran adaptarse a la normativa y acomodar sus estructuras de precios para que podamos vender”. Las declaraciones corresponden a su presidente, Víctor Palpacelli, quien lamentó: “Esperábamos un diálogo con el Gobierno pero pasaron los días y llegamos a límites de precios sin acuerdo, ni con los super ni con la parte industrial”.

Pero más allá de la polémica y el descontento que generó la resolución que establece la “fijación temporal de precios máximos de venta al consumidor para todos los productores, comercializadores y distribuidores” de productos de consumo masivo en todo el país, los referentes de los supermercados locales y almaceneros están sumidos en el desconcierto, ya que consideran que es difícil aplicar la medida cuando dependen de los valores de los proveedores y no son ellos los formadores de precios. “¿Cómo van a venir a controlarme a mí los precios? Si yo compro algo a 100 pesos, no puedo vender a 80. Es más arriba en la cadena de comercialización donde tienen que buscar un consenso con respecto a los precios”, advirtió Mario Sarli, integrante del Centro de Almaceneros de Paraná y propietario de una despensa en barrio Lomas del Sur.

Congelamiento de precios, una medida que genera polémica..jpg
Congelamiento de precios, una medida que genera polémica.

Congelamiento de precios, una medida que genera polémica.

A su vez, Sarli rememoró: “En mi vida comercial, el primer control de precios que recuerdo que se impuso fue en el 85, con el Plan Austral, y de ahí en adelante hubo otros, pero nunca dieron resultados”. Y agregó: “Se implementa mal esto, porque nos impone un valor a los comerciantes más chicos, y tendrían que ir a fijarlos en el formador de precios. Pero además hay otra cuestión: no se puede obligar a alguien a vender por debajo del costo; deberían haber buscado un consenso en esto, pero aparentemente eso no pasó”.

Por otra parte, señaló a UNO que “congelar los precios no resuelve la situación económica”, y opinó: “El problema es que el poder adquisitivo ha caído enormemente, y esto se ve reflejado en el consumo. No puede ser que en haya cosas que hayan aumentado un 100% de un año para el otro y los sueldos un 30% en promedio”.

Sobre la posición de los proveedores, Sarli sostuvo que “hasta ahora nadie habla del tema”. Y refirió: “Todo viene transcurriendo como venía hasta ahora, inclusive hasta la semana pasada se hablaba de un ajuste de precios. Hay un montón de cosas que han subido estos días, pero no es por una cuestión especulativa. Por ahí hay valores de algunos productos que se incrementaron un poco más de lo normal, pero todos los meses viene habiendo ajustes”.

Consultado por UNO, César Fontana, propietario del supermercado Fontana, ubicado en avenida Churruarín en Paraná, concordó: “Está probado que con el control de precios no se resuelve nada. Coincido con quienes opinan que no hay que ir contra todos los comercios que hay en el país para que congelen los precios, sino con las tres, cuatro o cinco empresas que son las que tienen concentrado el 70% de lo que consume la gente. Ahí creo que se tiene que hacer un acuerdo de precios y que nos llegue a nosotros. Y si no nos llega, que haya un lugar donde denunciarlo, porque por ahí estas empresas generan mucho abuso con respecto a nosotros”.

Fontana analizó que muchas veces estas iniciativas causan algún resquemor entre la gente: “Como negocio de cercanía o proximidad no sabemos cómo debemos implementar esta resolución. Nos complica a veces con los clientes, ya que se hace un anuncio y es lógico que la gente quiera que los precios se congelen y sean accesibles, pero nosotros no somos formadores de precios”.

En la misma línea, Elbio Domé, de supermercado El Mundo, concluyó: “Hay cosas que vinieron aumentando estas últimas semanas. No sé si con esta medida estoy asustado o decepcionado, porque no sabemos cómo vamos a implementarla. Estuve hablando con un proveedor que nos vende todo lo que es comestible y tampoco sabe”.

Defensa al Consumidor de la Provincia hará controles

Además de establecer la “fijación temporal de precios máximos de venta al consumidor para todos los productores, comercializadores y distribuidores” por 90 días, la resolución 1050/2021 de la Secretaría de Comercio Interior instó a las empresas a “incrementar su producción hasta el máximo de su capacidad instalada y a arbitrar las medidas conducentes para asegurar su transporte y provisión durante el período de vigencia de la presente medida”, ante el temor de que se genere un posible desabastecimiento.

En Entre Ríos, el control del cumplimiento efectivo de esa resolución estará a cargo de la Dirección de Defensa del Consumidor provincial, que en conjunto con los municipios realizará inspecciones en los comercios para verificar que se respete el listado de precios máximos en esos productos, según confirmaron desde organismo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario