Secciones
La Provincia

Confirmaron la quiebra de Calimboy

La Cámara de Apelaciones no hizo lugar al reclamo de José Alberto Grané, titular del molino de Villa Mantero,  y confirmó lo actuado por el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Nº 3 que dispusiera su quiebra.

Jueves 22 de Noviembre de 2012

La Cámara de Apelaciones no hizo lugar al reclamo de José Alberto Grané y confirmó lo actuado por el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Nº 3 que dispusiera la quiebra del molino Calimboy. El titular de la empresa insiste en su plan para cancelar los pasivos y salvar la planta de Villa Mantero.

Grané y su abogado, doctor Daniel Truffat, se reunieron días pasados en Tribunales de Concepción del Uruguay con los Síndicos, un abogado Gregorio Garro de uno de los integrantes del Comité de Acreedores, Río Uruguay Seguros, y el juez Leonardo Portela. En el encuentro Grané habría ratificado su propuesta de cancelar los pasivos con el producido de la venta de inmuebles que la compañía tiene en Buenos Aires, equipamiento y rodados, silos de la planta molinera en Villa Mantero y la planta de Ita Ibaté, propiedad en partes iguales, de José Grané y Alejandro Grané, indicó FM Riel.

En tanto, los contadores Olga Amoroso, Oscar Colombo, Mabel Cruz, Mirta Giles y Haydeé Villagra presentaron un escrito de ratificación de lo actuado. El empresario habría insistido en su deseo de recuperar el molino de su propiedad que tiene más de 40 años y cuyo inmueble tiene nueve silos, de 3.000 toneladas cada uno y un molino arrocero con capacidad de producir 15 toneladas horas. “Así los establece una sentencia, de unos cinco años atrás, de un juicio de usucapión, y que con la quebrada empresa de la que era titular tenía un comodato vencido el 3 de agosto”.

Según lo que trascendió de la reunión Portela le habría manifestado a Grané que estudiaría en detalle su propuesta, al mismo tiempo que pretendía resolver prontamente el pedido que efectuó de devolución del inmueble. Además el titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Nº 3 de Concepción del Uruguay le habría dicho al empresario que la Cámara no hizo lugar a la apelación que había presentado, noticia que no habría sorprendido a Grané que incluso deslizó la posibilidad de no apelar a la instancia superior.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario