La Provincia

Concordia: dee jays cocinan para necesitados

Debido a la pandemia de coronavirus, en Concordia una firma de servicio de dee jays experimenta en nuevo rubro: abrieron una verdulería y y brindan ayuda.

Martes 07 de Julio de 2020

Como tantos rubros que se vieron afectados por la pandemia de coronavirus, muchas personas debieron agudizar el ingenio para dar un golpe de timón y seguir generando ingresos, más allá de estar alejados de su profesión. Al mismo tiempo, esta modalidad le sirvió a emprendedores a mantener a sus empleados con sus fuentes de ingresos.

En Concordia, AC Producciones es un grupo de trabajo dedicado al servicio de disc jockey desde hace muchos años, y a fines de marzo se plantearon qué hacer ante las cancelaciones de eventos. Matías André es el propietario de la productora, que debió darle un cambio de dirección a su estructura de trabajo. El galpón que utilizaban de depósito de los equipos de sonido fue reacondicionado y montaron una verdulería con atención al público. De esta manera sus cinco empleados no quedaron a la deriva.

boliches.jpg
Los boliches, espacios donde desarrollan su trabajo los dee jays, es uno de los más afectados por la pandemia de coronavirus ya que no tienen horizonte de apertura cercano. Concordia no ha sido la excepción.

Los boliches, espacios donde desarrollan su trabajo los dee jays, es uno de los más afectados por la pandemia de coronavirus ya que no tienen horizonte de apertura cercano. Concordia no ha sido la excepción.

Y eso no fue todo, porque en el día a día también percibieron la necesidad de muchas familias por un plato de comida en tiempos en que el trabajo escasea en la ciudad. Junto a un grupo de amigos cocinan todos los fines de semana y brindan 100 platos de comida en estas últimas frías noches de sábado.

“Nuestro rubro se maneja con aglomeración de gente. Fuimos los primeros en parar y seguramente seremos los últimos en arrancar. Cuando se inició la cuarentena en marzo suspendimos todo. Desde entonces quedamos sin ningún tipo de actividad, con cero ingresos por lo cual surgió esta iniciativa. Es un rubro diferente al que estamos acostumbrados, pero el objetivo principal fue poder mantener activa a toda nuestra gente y no dejarla sola en la calle, sin ningún ingreso”, comentó André a UNO.

Respecto de la movida solidaria de acercarle un plato de comida caliente a los más necesitados, el empresario comentó: “Cuando nos pasó lo que nos pasó vimos en la verdulería una salida y automáticamente tuvimos la suerte de que mucha gente nos acompañó, comprando, motivándonos, siempre muy positivos. Vimos mucha gratitud de la gente y nos dijimos por dentro que tanto cariño recibido debíamos volcarlo en algo para los que menos tienen. Por eso surgió con el grupo hacer una olla para 100 personas, brindarle un guiso caliente, que cocinamos y lo hacemos en la verdulería con nuestros productos”.

El grupo de trabajo, como también colaboradores directos, este último sábado se acercó al barrio Jesús Nazareno, mientras que el próximo sábado estarán en el barrio Nébel. “Nosotros hoy nos vimos perjudicados con esta pandemia en lo laboral, se nos acortaron los ingresos, nos perjudicó en los pagos, en cumplir con los alquileres, pero por suerte esta verdulería nos permite tener un plato de comida en la mesa, mientras que hay gente que la está peleando para tener algo para comer. A eso lo vimos y por eso surgió esta iniciativa”, comentó André, que valoró el acompañamiento de muchas personas que se acercaron para ofrecer una mano. Al mismo tiempo agregó: “Ojalá sea una iniciativa que más gente se sume a ayudar con quien pueda, brindarle una mano a quienes la están pasando mal. Colaborar con algún vecino que nos necesita, que no tiene trabajo y tiene una familia. Creo que de esto que nos toca vivir como sociedad salimos entre todos”.

Esta iniciativa contagió a muchas personas para volcarse a la solidaridad y desde el grupo de Menta &Limón Verdulería y Frutería ubicada en calle Chabrillón casi Gobernador Cresto se comprometieron a brindar un plato de comida caliente todos los sábados del invierno. “A nuestros clientes y vecinos les solicitamos ropa de abrigo, calzado, frazadas para donar a quienes más lo necesiten. Automáticamente tendrán un descuento del 20% en las compras”, explicó.

Además, André se refirió al perjuicio que tuvieron como empresa de servicio de fiestas, con fechas programadas que no se pudieron cumplir. “Muchos de los eventos se suspendieron, otros se postergaron. Tuvimos que reprogramar todo, hay muchos eventos por delante que quedaron a la deriva. Estamos haciendo algo más personalizado entre cliente y cliente, viendo qué hará cada uno. Teníamos muchos eventos en Paraná, Santa Fe, Corrientes, Mocoretá, Monte Caseros y todos quedaron afectados”, dijo.

Por último destacó la cantidad de personas que de una u otra manera vieron cortados sus ingresos. “Las fiestas son un pilar importante en la cadena económica y lamentablemente es un rubro que será el último en reactivarse”, finalizó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario