Transporte público
Domingo 30 de Diciembre de 2018

Concordia: Para conocer los subsidios, se postergó unos días el análisis de la suba del boleto urbano

Se debate en Concordia el costo del pasaje, que de 16 pesos podría pasar a 25 pesos El tema iba a ser tratado el viernes en sesión del Concejo. Pero horas previas se retiró el decreto de convocatoria y se abordará esta semana

Estaba previsto que el viernes se realice en Concordia una sesión extraordinaria por parte del Concejo Deliberante para fijar el nuevo valor del boleto para el transporte de pasajeros. Pero finalmente se retiró el decreto de convocatoria y se estipula que en la próxima semana comenzarán a tratarlo.
El presidente del Concejo Deliberante, Armando Gay explicó: "Hay que buscar las voluntades para el apoyo y se transforme en ordenanza. Al no haber datos concretos y certeros sobre porcentajes sobre el subsidio, de cuánto se iba a hacer cargo la provincia, se prefirió esperar un poco más y volver a retomarlo en la primera semana de enero".
Cabe destacar, se estipulaba que la provincia se haría cargo del 50% del subsidio, el 25% se haría cargo Nación y el 25% iría aplicada a la tarifa. "Queremos que el impacto en el bolsillo del vecino se lo pueda mitigar lo más posible", agregó a La Red Concordia.
El edil expresó: "Tuvimos varias reuniones, con la oposición, con el bloque oficialista y no había un acuerdo, que escapaba a banderías políticas, sino que no estaban todos los datos sobre la mesa. En el término de una semana o dos estaremos llamando a extraordinarias".
Desde el sector empresarial son constantes los reclamos sobre los aumento de los costos, por lo que ven obligados a elevar la tarifa para cubrir los gastos de poner un colectivo en movimiento.
De acuerdo al análisis técnico que realizó Nación sobre Concordia, se dio a conocer el valor aproximado de un boleto entre 25 y 30 pesos, cuando actualmente en Concordia es de 16 pesos. Respecto a ello, Gay indicó que se evalúan todas las posibilidades. "Es una realidad que se la maneja Concordia, con el Concejo Deliberante, todas las fuerzas que están representadas en el recinto y todo el equipo de gestión del Ejecutivo. Lo que puede hacer el gobierno nacional es aportar un dato que podría ser, pero a eso lo resolverá estrictamente el Concejo Deliberante y por eso necesitamos más datos".
La suba del combustible, tarifas, inflación, la quita del subsidio de Nación, "son varias las causas", dijo y agregó: "Todo se fue por la borda y hay que volver a recalcular frente a esta realidad. Debemos cuidar el bolsillo del vecino, pero no tenemos que dejar de tener en cuenta que las empresas se sustentan con el pasaje".
Consultado sobre la puesta en función de la tarjeta SUBE, Gay comentó que "se tomó la decisión de esperar a ver cómo termina todo esto. Queremos que se la implemente con pautas y reglas claras, si el subsidio es al usuario, al transporte a los dos".
Por su parte, el concejal Alberto Armanazqui indicó: "Es una situación muy compleja. Sería muy lindo salir a hacer demagogia y decir que no estamos de acuerdo con aumentar, pero tenemos que buscar un equilibrio y eso cuesta". En ese marco, puntualizó que, aunque "ideológicamente" no está de acuerdo con los aumentos de tarifas propuestos por Nación, "esto no es una cuestión caprichosa y tenemos una responsabilidad al legislar".
En tanto que Daniel Lapalma, integrante de Cooperativa de Trabajo 12 de Octubre (línea 2) indicó que si bien "la provincia se hace cargo del pago, no tiene la infraestructura organizada para controlar y pagar los subsidios. De eso se encargaba Nación hasta el 31 de diciembre y a partir de enero cada provincia tiene que controlar lo que le corresponde a cada empresa, además de pagárselo, gestionar todos los pagos". El trabajador del volante apuntó que el precio del boleto debería estar en el orden de los 25 o 28 pesos.

En el país, la mayoría ajusta la suba por encima de los 20 pesos
Con el nuevo año, a partir de la quita de subsidios que dispuso el gobierno nacional, varias ciudades del país ya reacomodaron los cuadros tarifarios del transporte urbano de pasajeros.
La vecina ciudad de Santa Fe, a partir del día 2 de enero tendrá el boleto a un valor de 21,50 pesos. De todos modos, se aclaró que los beneficiarios de Tarifa Social – jubilados y pensionados; personal de trabajo doméstico; beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, de la Asignación por Embarazo, Plan Progresar y Programa Jefes de Hogar; monotributistas sociales y las pensiones no contributivas que según dijeron representa el 55% del total de los usuarios–, abonarán entre 9,60 pesos y 14,35 pesos por contar con diferentes beneficios sociales.
Por otra parte, el viernes la Municipalidad de Rosario anunció una nueva suba del boleto, que totalizó, a lo largo de 12 meses, un incremento tarifario del 101%. Mientras en enero tenía un valor de 11,49 pesos, desde el primer día de 2019 costará 23,17 pesos.
La ciudad de Córdoba, desde noviembre, ya dispuso un boleto a 23,70 pesos; Neuquén, a 21,50 pesos. En Corrientes, desde el martes, pasará de 11 a 19 pesos.


Preocupación por la prestación del servicio en Paraná
En Paraná está a resolución del Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) la derivación al Concejo Deliberante –órgano a cargo de resolver la tarifa del servicio– del estudio de costos realizado por el Órgano de Control y Monitoreo del Sistema Integral de Transporte Urbano (SITU).
Los distintos especialistas a cargo de los análisis, tanto del oficialismo como de la oposición, coincidieron en que la tarifa plana debería tener un valor por encima de los 25 pesos. Desde el 1º de enero, el servicio dejará de percibir los actuales subsidios nacionales; la Provincia garantizó el 50% de los recibido el año pasado; y por SUBE se recibirá un 17% adicional. El resto deberá cubrirse mediante aumento de tarifa o eventualmente algún subsidio directo del municipio, como se instrumentó entre julio y octubre de este año, cuanto el boleto pasó de 8,75 pesos a 12,40 pesos. Desde ese mes se elevó a los actuales 14,85 pesos, sin otros aportes.
Desde la concesionaria Buses Paraná se alertó a UNO sobre la situación de indefinición, por la falta de precisiones en cuanto a los subsidios y la falta de tarifas, que afecta los costos operativos diarios. Ello, dicen, pone en alerta la prestación normal del servicio desde el nuevo año.

Comentarios